Gobiernos regionales: cambios a su financiamiento - Núm. 1479, Diciembre 2020 - Temas Públicos - Libros y Revistas - VLEX 853640318

Gobiernos regionales: cambios a su financiamiento

Páginas1-5
TEMAS PÚBLICOS
www.lyd.org
1479- 2
25 de diciembre de 2020
ISSN 0717-1528
1
GOBIERNOS REGIONALES: CAMBIOS A SU
FINANCIAMIENTO
En abril próximo se elegirá por primera vez en nuestro país el nuevo cargo de
gobernador regional. A medida que se acerca la fecha de la elección, se mantiene
en el debate dos elementos centrales de todo cargo: las atribuciones que tendrá y
cómo se financiará.
Cuando se discutió la reforma constitucional que crea el cargo de gobernador
regional y estableció su elección, se levantaron distintas voces indicando que las
atribuciones eran escasas y que se debía profundizar en ello. Pero como nunca se
alcanzó un acuerdo al respecto, se mantienen las atribuciones fijadas inicialmente y
que para muchos resultan escasas.
En cuanto a financiamiento, los fondos gastados por los gobiernos regionales en su
mayoría provienen de recursos transferidos desde el gobierno central, en el marco
de la Ley de Presupuestos, con importantes espacios de discrecionalidad. Si bien la
Ley de Presupuestos para el año 2021 mantiene las mismas lógicas aplicadas en un
contexto de autoridades regionales nombradas por el Presidente de la República,
ello debe cambiar a más tardar el año 2022. Con autoridades regionales electas, es
Los fondos gastados por los gobiernos regionales en su mayoría provienen de recursos
transferidos desde el gobierno central, en el marco de la Ley de Presupuestos, con
importantes espacios de discrecionalidad. A partir de la elección de los gobernadores
regionales ello necesariamente debe cambiar.
El proyecto de ley ingresado recientemente por el Ejecutivo al Congreso busca limitar esa
discrecionalidad, creando dos nuevos fondos: el de Apoyo a la Contingencia Regional y el
de Equidad Interregional. Estos fondos se suman al actual Fondo Nacional de Desarrollo
Regional, estableciendo con ello tres canales de asignación de recursos para inversión a los
gobiernos regionales sobre la base de criterios más objetivos que los actuales.
En cuanto al gasto en funcionamiento, se plantea que en personal no se puede gastar más
que un 75% del total de los recursos transferidos para funcionamiento, límite que hoy
sobrepasan 10 de los 16 gobiernos regionales.

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba