La vida de la primera jefa del faro de punta Dungeness - 11 de Abril de 2023 - El Mercurio - Noticias - VLEX 928157265

La vida de la primera jefa del faro de punta Dungeness

N o hay nada alrededor. Punta Dungeness es un apéndice de tierra aislado desde donde solo se ve el mar del estrecho de Magallanes en un horizonte eterno. La localidad más cercana, San Gregorio, queda a dos horas en auto y un poco más lejos de eso, está Punta Arenas. Sobre esa tierra pedregosa que mira al Pacífico y el Atlántico al mismo tiempo, desde 1899 se eleva un Faro de 25 metros pintado de blanco y rojo. Allí vive la cabo primero litoral Rayen Parada, la primera mujer en asumir como jefe de este faro:-Desde que entré a la Armada siempre quise irme a un faro aislado, con o sin familia -explica Parada en una videollamada desde su oficina de paredes curvas dentro del faro en que vive desde el 7 de marzo junto a su marido, también marino y sus dos hijos, Benjamín de 5 y Eluney de 2 años.Dentro de la misma construcción del faro están las casas donde vive la familia de Rayen Parada y otro marino que trabaja ahí bajo su jefatura. También hay instalaciones para recibir visitas o comisiones de marinos, un museo con la historia del lugar y en lo alto de la torre, el fanal que ilumina constantemente y tiene un alcance de 22 millas náuticas (un poco más de 40 kilómetros).Y aunque el paisaje desolado podría indicar lo contrario, Parada asegura que es un lugar agradable:-Una de las cosas que me gusta aquí es el clima. Es muy inusual considerando que estamos en la Región de Magallanes que es muy frío, pero aquí es más cálido que Punta Arenas y llueve menos. Aunque sí hay mucho viento.-¿No dudó de tomar un cargo en un lugar como este?-No. En lo profesional es una instancia que impulsa mucho la carrera y era un tema que habíamos conversado con mi marido. No hubo dudas cuando me notificaron que iba a asumir aquí.Un pitido alerta a Rayen Parada y la entrevista se debe pausar.Un buque está entrando en aguas nacionales desde el mar Atlántico. A sus espaldas, una estantería gris contiene las radios y máquinas de monitoreo. La jefa del faro toma el comunicador y saluda en inglés a una voz que le responde casi inentendible por la distorsión de la frecuencia, pero que ella parece comprender sin problemas. La voz que suena robótica le informa el destino de la nave, su último puerto visitado y algunos números. Son casi diez minutos de una conversación marcada por constantes pitidos bajos hasta que un sonido más fuerte indica el fin de la interacción.Ese es el principal trabajo del faro de punta Dungeness, explica Paredes:-Controlamos todos los buques que entren...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR