Síntesis jurisprudencial y doctrina - Síntesis jurisprudencial y doctrina (Selección de Fallos dictados por las Cortes de Apelaciones, Corte Suprema, y Tribunal Constitucional, 2024-2020) - Violencia intrafamiliar (Ley N° 20.066) Explicaciones Prácticas. Síntesis Jurisprudencial y Doctrina. - Libros y Revistas - VLEX 903469122

Síntesis jurisprudencial y doctrina

AutorAníbal Cornejo Manríquez
Páginas33-200
33
1.-
PENAL - AMENAZAS - VIOLENCIA INTRAFAMILIAR - DECLARACION
DEL IMPUTADO - VICTIMA DEL DELITO - FUNDAMENTOS DE LA
SENTENCIA - PONDERACION DE LA PRUEBA - RECURSO DE
NULIDAD - RECURSO ACOGIDO - DISIDENCIA
A.F.M. c/ L.M.J. s/ Amenazas - Fundamentos sentencia
2ª Sala Corte de Apelaciones de Arica
4 - 2 - 2020
ROL: 592-19
SÍNTESIS JURISPRUDENCIAL
El fallo que condena al imputado como autor del delito consumado de
amenazas, cometido en contexto de violencia intrafamiliar, no señala de qué
forma pudo acreditar, tanto la existencia de la amenaza de causar un mal, la
seriedad de la misma y que la consumación del hecho objeto de la amenaza
aparezca verosímil, por cuanto, aparte de los meros dichos de la denunciante,
no existe ningún antecedente que dé cuenta de una amenaza en el contexto
de violencia intrafamiliar, por lo que el tribunal no cumplió a cabalidad el
mandato constitucional y legal de motivación de la sentencia.
DOCTRINA
1.- Corresponde acoger el recurso de nulidad interpuesto por la defensa
del condenado como autor del delito consumado de amenazas, cometido en
contexto de violencia intrafamiliar. Esto, dado que atendida la insuficiente
argumentación del tribunal en lo que dice relación con la prueba rendida y
la versión del imputado, la decisión final respecto a éste no resulta
aceptable racionalmente, lo que obliga a acoger el recurso por
configurarse la causal analizada del artículo 374 letra e) del Código
Procesal Penal, en relación al artículo 342 letra c) de dicho texto, toda vez
34
que la sentencia adolece de la exposición clara, lógica y completa de cada
uno de los hechos y circunstancias que dieren por probados, fueren ellos
favorables o desfavorables al acusado, y de la valoración de los medios de
prueba que fundamentaren dichas conclusiones de acuerdo con lo
dispuesto en el artículo 297 del Código Procesal Penal, por cuanto las
reglas de la lógica, las máximas de la experiencia y los principios
científicamente afianzados, no constituyen prueba supletoria, sino son
norma de valoración de la rendida.
2.- El tribunal del fondo no cumplió a cabalidad el mandato constitucional
y legal de motivación de la sentencia, alcanzando una conclusión que no se
explica suficientemente al tenor de la prueba vertida en el juicio, pasando
a llevar el principio lógico de la razón suficiente. En efecto, el fallo no
explica racionalmente por qué descarta y no considera la declaración del
imputado que es corroborada por la testigo. No señala de qué forma pudo
acreditar, tanto la existencia de la amenaza de causar un mal, la seriedad
de la misma y que la consumación del hecho objeto de la amenaza aparezca
verosímil, por cuanto, aparte de los meros dichos de la denunciante, no
existe ningún antecedente que dé cuenta de una amenaza en el contexto
de violencia intrafamiliar. Además, el tribunal no se hizo cargo de la teoría
alternativa del acusado, teniendo presente que este manifestó haberle
dicho a la víctima que "...si le pasaba algo a mi hijo en los tribunales nos
íbamos a ver", y que cuando realizó el llamado telefónico estaba en
compañía de su actual pareja, testigo directo que depuso en juicio y pudo
refrendar su versión. En cambio, la denunciante, careció de prueba que
pudiera afirmar su versión de lo ocurrido el día 03 de julio de 2016.
3.- El sentenciador redujo su argumentación en cuanto a la acreditación
del delito y la participación culpable del imputado fundamentalmente a los
dichos de la víctima, mismos que solo fueron complementados con prueba
de testigos que no estuvieron presentes el día en que ocurrió el hecho,
dichos que se reducen a una hipótesis probable pero no probada. En
definitiva, los dichos de la víctima no fueron objeto de la corroboración
probatoria suficiente, que permita al sentenciador llegar a una decisión de
condena del encartado, tal como ocurrió en este caso, pues la presunción
35
de inocencia que obra en su favor no ha sido desvirtuada. Así, con tal
argumentación de la sentencia, se tuerce la regla de razón suficiente, que
indica que "todo objeto debe tener una razón suficiente que lo explique".
No basta con expresar la opinión personal que se tenga respecto a una
situación o una persona, sino que se debe establecer de manera clara,
lógica y completa, la forma en que se arriba a dicha conclusión, sin que sea
razón suficiente sustentar su decisión en lo afirmado en estrados por la
víctima, pues ello es sólo una hipótesis que requiere corroboración. En
efecto, las pruebas de carácter personal -llámese declaración de la víctima
o coimputado- deben cumplir con ciertos requisitos para que constituyan
prueba de cargo suficiente, siendo uno básico y fundamental, la
corroboración de aquella por un dato objetivo. Lo contrario, esto es, la sola
acusación de la víctima, equivale a invertir el peso de la prueba y obligar al
acusado a demostrar su inocencia, como si pudiera afirmarse que la
declaración de un ciudadano (afectado) contra otro ciudadano (imputado)
tiene un mayor valor.
4.- Del proceso inferencial descrito por el sentenciador en cuanto a la
existencia del delito de amenazas en el contexto de violencia intrafamiliar,
no resulta proveniente de un criterio objetivo. En efecto, el mérito de los
antecedentes que llevaron al juez del fondo a determinar la referida
afirmación judicial, no logra vencer el alto grado de probabilidad exigido
por la ley en el ámbito penal. Así, faltó ese indicio unívoco que lograra unir
con solidez a los otros en aras a la aseveración consecuente de que el
sentenciado profirió amenazas en contra de la víctima configurando el
delito ya referido. En síntesis, en la especie se vulneró la ley del
pensamiento de razón suficiente, dado que el antecedente no conduce
necesariamente en este caso al "consecuente", sino a varias opciones que
incluso pudieron ser antagónicas.
5.- Corresponde rechazar el recurso de nulidad, por cuanto no se divisa
una falta de fundamentación, puesto que analizada la sentencia que se
pretende anular, el fallo da cumplimiento satisfactorio a la disposición que
el recurrente estima faltante, esto es, a juicio de este disidente, contiene
el razonamiento probatorio, cuyas conclusiones fácticas se encuentran

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR