Sentencia Nº T-917-2019 de 1º Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago, 13-06-2020 - Jurisprudencia - VLEX 850671761

Sentencia Nº T-917-2019 de 1º Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago, 13-06-2020

Emisor1º Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago
MateriaArt. 2 CT. Sobre actos de discriminación

RIT N° : T-917-2019

RUC N° : 19-4-0189914-9

MATERIA : TUTELA LABORAL

DEMANDANTE : ELENA VILCHES VALENZUELA

DEMANDADO : FISCO DE CHILE

Santiago, trece de junio de dos mil veinte.


VISTOS, OIDOS LOS INTERVINIENTES Y CONSIDERANDO:


PRIMERO: Que comparecen Hugo Mayer Beltrán y María José Escaff Ascencio en representación de ELENA VILCHES VALENZUELA, domiciliada en Nueve Norte N° 4.405, casa 36, sector Las Rastras, comuna de Talca quien interpone denuncia en procedimiento de tutela laboral en contra del FISCO DE CHILE (GENDARMERIA DE CHILE) representada por María Eugenia Manaud Tapia, abogada y Presidenta del Consejo de Defensa del Estado, domiciliada en Agustinas N° 1687, comuna de Santiago, a fin de que se declare que Gendarmería de Chile ha vulnerado sus derechos constitucionales consagrados en los números 1 y/o 4 del artículo 19 de la Constitución Política de la Republica, ordenando el cese inmediato de la conducta antijurídica, esto es presiones y hostigamiento bajo el apercibimiento contemplado en el artículo 492 del Código del Trabajo, el otorgamiento de disculpas públicas por medio de un correo electrónico dirigido a ella con copia al resto de los funcionarios de Gendarmería de Chile y el pago de la indemnización de 11 remuneraciones mensuales que establece el artículo 489 del Código del Trabajo y en subsidio una indemnización por daño moral, con reajustes y costas.

Fundando lo anterior expresan que su representada es funcionaria activa de Gendarmería de Chile desde hace diez años, actualmente con el grado de Teniente Primero, egresando de la Academia Superior de Estudios Penitenciarios el año 2009 y desempeñándose en las Unidades de C.P.F San Joaquín, Santiago, C.C.P. San Miguel, Santiago, E.P. Rancagua, C.P.F Talca y C.C.P. de Talca, siempre esforzándose por realizar bien su trabajo, estudiando y capacitándose constantemente, y teniendo siempre un buen trato con todos los funcionarios con quienes ha trabajado, desde subordinados hasta jefaturas, sin tener nunca problemas de ninguna especie, siendo siempre calificada en lista Numero 1 con 24 puntos.

Expresan que desde el año 2016 se desempeñó como Jefa de Visita en el C.C.P de Talca, lugar al que llegó como Jefe de Unidad, a principios de Agosto del año 2016, el Coronel de Gendarmería Sr. Oscar Aravena Arancibia, siendo su Jefe directo, quien, y por razones que desconoce, presentó desde el primer día una actitud distinta respecto de su persona en comparación al resto de la Oficialidad y personal en general (en ese entonces la denunciante era la única Oficial de sexo femenino de toda la Unidad), manifestando desde un principio un trato hostil y duro hacia su persona, haciendo diferencias arbitrarias y discriminatorias en relación al resto de los Oficiales, (una de sus primeras medidas fue ordenar su traslado de las dependencias de los Oficiales), cuestionando cada una de sus decisiones y desempeño, y en forma progresiva maltratándole y denostándole como mujer, llegando incluso a ejercer violencia psicológica y más grave aún, vulneraciones en el ámbito de la sexualidad, según lo que se expresará; en definitiva, un trato abusivo y vulneratorio de su dignidad humana.

1.- Así, una de las primeras medidas que tomo el recién llegado Jefe de Unidad, Coronel Oscar Aravena, en conjunto con el Jefe Operativo, Mayor Héctor Agurto Valenzuela, ordenaron que la denunciante abandonara sus dependencias, las que eran de uso exclusivo de Oficiales, las que cuentan con ciertas comodidades básicas, tales como calefacción, agua caliente, un televisor, etc., enviándole a otras dependencias que son utilizadas por algunas funcionarias suboficiales, lugar que se encontraba en pésimas condiciones, tanto de higiene (por ejemplo se filtraba la orina desde un baño de hombres que se encontraba en el segundo piso), como carente de mínimas condiciones de habitabilidad (sin calefacción, ni agua caliente), tampoco había espacio suficiente, por lo que tuvo que ubicarse en el lugar que pudiese, lo que provocaba además problemas con el resto de las funcionarias, quienes le aislaban, generándose además un denso clima laboral, etc. Añaden que al respecto, les manifestó a sus superiores en forma reiterada que no se encontraba cómoda en ese lugar, y solicitó que al igual que los Oficiales varones, y las Oficiales que se desempeñaron anteriormente en esa unidad, pudiera utilizar una dependencia digna (habitable), más siempre se negaron. Agregan que al respecto dio debida cuenta y solicitó en varias ocasiones al área Administrativa de la Unidad, repararan tal lugar, esto se realizó por intermedio de los Oficiales de Guardia, acompañando incluso fotografías de respaldo, todo lo cual debe constar en los libros de novedades.

2.- Que, estando en estas dependencias, escuchó muchas veces llantos y enojos de parte de las funcionarias hacia el Coronel Arancibia, además que las funcionarias de mejor presencia o más jóvenes, para solicitar cambio de puesto, decían que debían "sacrificarse con el viejo", (refiriéndose al Jefe de Unidad), comentando además que tenían que asistir a asados con él y que solo iban sus preferidas, y que pese a su disgusto se sentían obligadas a hacerlo. Que, incluso, una de aquellas funcionarias le relató que asistió a un asado con el jefe y luego se sintió mal y hasta lloró por ello, y con posterioridad, al ver tantas injusticias y maltratos en contra de su representada le ofrece hacerle el nexo para ir a tales asados, a lo cual claramente se negó rotundamente, luego, aquella funcionaria también pasó a cumplir funciones en un puesto más acomodado.

3.- Que, esta cercanía del Coronel Aravena con algunas funcionarias (las favoritas) provocaba que fuesen trasladadas desde la Sección donde su representada era Jefa (control de visitas), a trabajar en labores administrativas en lugares cercanos a su oficina, más esto disminuía el escaso recurso humano disponible en su sector, sobrecargando a la única funcionaria que luego quedó desempeñándose con ella, viéndose obligada a asumir múltiples funciones, tales como de registro de visitas y especies, además de recibir y repartir las encomiendas en la unidad, trabajo que exige gran fuerza física, resultaban tareas que excedían sus capacidades reales (en esa época llegó a pesar 42 kilos), todo lo cual ocasionando el incremento de sus jornadas laborales, puesto que no podía dejar sin funcionarios suficientes su sector; además de la exposición ante la población penal, recibiendo las burlas y groseros apodos de los reos. Agregan que todas funciones que además no correspondían a su cargo de Oficial Jefa de Visita, no obstante todo aquello, y pese a que le manifestó al Coronel Aravena y al Mayor Agurto en reiteradas ocasiones que sus decisiones con respecto al personal femenino le traía graves problemas, nunca tuvo una respuesta satisfactoria. Añaden que al respecto, es necesario agregar que, en una ocasión en que llovía profusamente en Talca, y el techo en las dependencias del sector de visitas estaba destruido, se vio obligada a realizar sus labores bajo la lluvia, estuvo todo el día repartiendo la encomienda, ese día en especial se sentía mal, estaba con fiebre y dificultad para respirar, y una vez finalizada su labor de entrega de encomiendas, solicitó la ayuda del Mayor Héctor Agurto, quien le dio permiso a eso de las 16:00hrs., para ir a la Clínica Lircay, que quedaba a dos cuadras aproximadamente de la Unidad Penal, debía ir acompañada de un Gendarme, en la Clínica fue ingresada, quedando en sector de Nebulización pues tenía una grave obstrucción respiratoria. Dicen que el Dr. le indica Licencia médica, Medicamentos y Reposo absoluto, llamó telefónicamente al Mayor Héctor Agurto, para comunicarle como se encontraba, indicándole que le habían dado licencia, y aunque ya había realizado su Jornada ese día pese a todas las dificultades, él le responde "yo te di la facilidad para ir a la Clínica no para tirar licencia, así que dile al Doctor, que desde hoy va la licencia”, a lo que le responde, “Mi Mayor, hoy trabaje y realice mi Jornada como corresponde, Ud. me vio enferma y no me envió refuerzos”, a lo que le responde “tómalo o déjalo...”.

Explican, que, es algo muy común que los funcionarios de ese sector se enfermasen a menudo debido a las inhumanas condiciones sumado a la humedad del lugar, techumbres prácticamente inexistentes, era algo común que las funcionarlas sufrieran recurrentemente de cistitis, y enfermedades respiratorias, todo lo cual será debidamente acreditado.

4.- Es importante señalar que nunca el trato que le otorgó el Jefe de Unidad era el que correspondía a Oficial de Jefa de Visita, sino que simplemente le llamaba “la encargada”, negándole sistemáticamente el acceso a las reuniones de Jefaturas, reuniones a las que si concurrían por ejemplo funcionarios de la Guardia Interna y cercanos a su persona, a los que les manifestaba inclusive que ella era una incapaz y que le faltaba "algo para andar contenta y más tranquila". Agregan que de hecho en una reunión de Jefaturas de Unidades de la Séptima Región, el Jefe de Unidad manifestó 'tengo una Teniente para regalar y sin reposición ”, todo esto se supo puesto que en la Unidad Penal, C.C.P., en un almuerzo él lo comento con tono burlesco y riéndose, a los Oficiales que se encontraban en la mesa.

5.- Que, se presentaba el Jefe de Unidad insistentemente en sus dependencias a modo de vigilancia, indicando que todo estaba malo, que hacía la pega mal, insistiendo en una presión constante...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR