Sentencia Nº T-220-2019 de Juzgado de Letras del Trabajo de Concepción, 26-02-2020 - Jurisprudencia - VLEX 845525424

Sentencia Nº T-220-2019 de Juzgado de Letras del Trabajo de Concepción, 26-02-2020

EmisorJuzgado de Letras del Trabajo de Concepción
MateriaArt. 485 inciso 3º CT

Concepción veintiséis de febrero de dos mil veinte.

Visto oído y teniendo presente:

Primero Denuncia Que, comparece ante este tribunal don RODRIGO ALEXIS RAMÍREZ GALLARDO, cédula nacional de identidad número 16.329.407-9, chileno, soltero, con domicilio para estos efectos en Tocopilla 1463, Diego Portales, Talcahuano, quien expone:

De conformidad a lo expuesto, en tiempo y forma, de conformidad a lo dispuesto en los artículos 2, 3, 4, 5, 6, 7, 9, 161, 162, 163, 168, y siguientes, 425, 432, 446, 485 y siguientes, 495 y siguientes, y demás pertinentes y concurrentes del Código del Trabajo, la Constitución Política de la República y otros cuerpos legales, se viene en presentar en lo principal denuncia de tutela por vulneración de derechos fundamentales con ocasión del despido, dirigida en contra de mi ex empleador, CONSORCIO ANDINO HAUG – ASB INGENIERIA S.A.- en adelante también, Consorcio Andino, ex empleador, empleador, empresa, compañía- RUT : 76.536.261-K.- domiciliado en Av. Concón-Reñaca, nº 263, oficina 08, Concón, representada legalmente por don MIGUEL ANGEL LEIVA ESTABRIDIS, R.U.T. 23-598.647-3, ignoro profesión u oficio, o por quien haga las veces de tal, reemplace o subrogue en virtud del artículo 4º del Código del Trabajo, en contra de ENAP REFINERÍAS S.A., RUT 87.756.500-9, con domicilio para estos efectos en Camino a Lenga 2001, Talcahuano, representado legalmente por don Pablo Sufán González, RUT 12.263.321-7, Gerente General, o –respecto de ambos demandados- por quien ejerza facultades de organización y administración según lo establece el artículo 4° del Código del Trabajo. Se hace presente que el último demandado lo es en su calidad de solidario, o en su defecto subsidiariamente responsable de las obligaciones laborales y previsionales de dar que correspondan a la primera, en virtud de lo que dispone el artículo 183-B del Código del Trabajo, introducido por la Ley N° 20.123 que regula el Trabajo en Régimen de Subcontratación; en base a los siguientes fundamentos de hecho y de Derecho que a continuación expongo, solicitando desde ya se acoja a tramitación y se haga lugar a la demanda en todas sus partes, con costas:

Antecedentes de la relación laboral.

1. Con fecha 04 de agosto de 2016, ingresé a trabajar en la empresa Consorcio Andino desempeñando mis servicios como Maestro Primera Pipe Fitter, en el área de Operaciones, en el establecimiento ubicado en la planta de Refinería de Enap Bío Bío, en la comuna de Hualpén.

Para conocimiento de este tribunal, la empresa CONSORCIO ANDINO HAUG-ASB INGENIERÍA S.A., es, como su nombre lo señala, un consorcio de las empresas Haug y ASB, que se dedican a la operación y mantención mayor de tanques industriales, entre otras labores similares, razón por la cual presta servicios desde hace más de un año a la demandada solidaria, esto es, ENAP Refinería, como empresa contratista, por lo que, en los hechos, cumplía mis funciones directamente en las dependencias de ENAP Refinería Bío-Bío, en cumplimiento de la Obra “Servicios De Mantención Mayor, Limpieza y Certificación De Estanques Del Grupo Enap”.

2.- Con fecha 25 de mayo de 2018, ingresé al Sindicato Nacional Interempresas de trabajadores de empresas contratistas de Refinería Enap Bío Bío, SITECOP, el cual negoció colectivamente con Consorcio Andino, durante el año 2018, en los meses de julio, agosto y septiembre.

Que dicha negociación dio lugar a contrato colectivo vigente entre la empresa y el Sindicato, el cual tiene vigencia desde el 14 de septiembre de 2018 y hasta el 31 de agosto de 2020, sujeto a eventual modificación según los resultados de la otra negociación en curso, entre Consorcio Andino y el Sindicato Interempresa Nacional de Montaje y Obras Civiles y Actividades Anexas (SINAMI), tal como consta del Acta Final de Mediación Obligatoria entre Consorcio Andino y SITECOP, punto 5, de fecha 14 de septiembre de 2018. Cabe aclarar que SINAMI, junto a SITECOP, son los dos sindicatos existentes en la empresa, ambos de carácter interempresa, que agrupan a empresas del rubro, principalmente de empresas contratistas que prestan servicios a ENAP Refinería, tanto en la Quinta como en la Octava Región.

El 29 de octubre los socios y socias del Sindicato, a través del mismo, interpusimos una solicitud de fiscalización por incumplimiento de Contrato Colectivo, lo que devino en una demanda por parte de Consorcio Andino, de fecha 07 de noviembre de 2018, la cual aún se tramita ante el Juzgado de Letras del Trabajo de Concepción, con el RIT O-1684-2018.

3.- Cabe señalar que, de las personas despedidas en la empresa en marzo de 2019, 20 eran sindicalizados, en 2 sindicatos, de un total de 40, según datos aproximados recopilados por el Sindicato al que pertenecía, pues la empresa no quiso entregar la información exacta. Todos estos despidos, según mis conocimientos y lo que pudo recopilar el Sindicato, fueron en la primera quincena de marzo de 2019, específicamente los días 08 y 11 de dicho mes.

4.- Durante la relación laboral, la jornada de trabajo fue de 45 horas semanales, debiendo cumplir un horario de trabajo según dos turnos de trabajo uno de lunes a viernes (de 08:00 a 18:00hrs.) y otro de lunes a sábado (de 20:00 a 06:00 hrs.), con 60 minutos para colación.

La remuneración mensual a la fecha del despido fue de $ 743.603.-.

Cabe señalar que la relación laboral al momento de su término, era de carácter indefinido, producto de los anexos de contrato de trabajo, firmados en fechas 30 de agosto de 2016 y 28 de octubre de 2016, este último que señalaba expresamente el carácter indefinido de la relación laboral.

5.- Se debe indicar que, durante toda la relación laboral cumplí mis funciones fielmente, según los mandatos de la empresa y acorde al principio de la buena fe, sin haber recibido jamás amonestaciones que den cuenta de incumplimientos y obteniendo siempre buenas evaluaciones a mí desempeño.

Antecedentes que dan cuenta del despido vulneratorio.

1.- En razón de lo que se acreditará más adelante, esto es, que el despido no se debió a una causal objetiva como lo son las necesidades de la empresa, sino que en realidad fue una reprimenda o sanción por pertenecer al Sindicato y haber denunciado el incumplimiento de Contrato Colectivo, es que se hace necesario especificar los siguientes hechos.

2.- El 29 de octubre, los socios y socias de SITECOP, pertenecientes a la empresa Consorcio Andino, interpusimos una denuncia y solicitud de fiscalización por incumplimiento de Contrato Colectivo ante la Inspección del Trabajo de Concepción, al no cumplirse por parte de la empresa una serie de acuerdos alcanzados en la instancia de Mediación Obligatoria de la Negociación Colectiva,. Dicha denuncia y solicitud de fiscalización, si bien se hizo a través de presentación formal del Presidente del Sindicato, fue interpuesta por todos los socios y socias del Sindicato, adjuntándose la nómina de todas las personas que participamos de la Negociación Colectiva, siendo mi persona, por tanto, denunciante y solicitante en dicha acción administrativa.

3. Con motivo de dicha denuncia, Consorcio Andino cita a Mediación Especial a fin de resolver la controversia, la que tuvo lugar el 25 de octubre de 2018, instancia en la cual el Sindicato manifiesta su disposición a que se cumpla el acuerdo al tenor de lo pactado, lo que la empresa rechaza, dándose por terminada la mediación, y luego, antes de que la Inspección resolviera al respecto, Consorcio Andino decide demandar al Sindicato ante Tribunales, con el fin de que el Juzgado de Letras del Trabajo de Concepción sea quien resuelva y en definitiva, en su posición, confirme que la empresa nada adeudaba a sus empleados por la Negociación Colectiva. La demanda fue presentada el 07 de noviembre de 2018, y, pese a existir sentencia parcial en ella, el juicio a día de hoy, mayo de 2019, está pendiente de resolución, bajo el RIT O-1684-2018 del Juzgado de Letras del Trabajo de Concepción.

Sobre el término de la relación laboral y firma de finiquito.

1.- En definitiva, y producto de lo relatado en el punto anterior, con fecha 08 de marzo de 2019, la empresa me entrega carta de despido, en que señala que: “(…) con esta fecha 11 de marzo de 2019 y de forma inmediata, en virtud de la causal legal prevista en el artículo 161 inciso 1 del Código del Trabajo esto es, “Necesidades de la Empresa, establecimiento o servicio”. La causal invocada se fundamenta justifica en la actual necesidad que asiste a la Empresa para disponer la terminación de su contrato de trabajo, devino a una medida de racionalización económica y reestructuración de equipos de trabajo que busca a optimización de procesos y reducción de costos generales de operación, para lograr una gestión eficiente orientados a dar respuesta a los actuales requerimientos del servicio de nuestro Cliente y mandante, fundándose ésta en los antecedentes que pasamos a exponer a continuación:” (…) “Particularmente, desde el segundo semestre del año 2018, se ha acentuado de manera constante y sostenida una baja de requerimientos de servicios y por ende en la carga de trabajo encargado para asignar a nuestros trabajadores. En efecto, y como es de conocimiento de los trabajadores solo estamos realizando trabajos mecánicos con baja intensidad en tres tanques, en los que los avances de trabajo, se encuentran en etapa pre-liminar o en etapa de término, con plazos acotados de extensión y con baja carga de colaboradores para la realización de dichas tareas. “En atención...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR