Sentencia Nº T-1491-2019 de 1º Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago, 25-02-2020 - Jurisprudencia - VLEX 845525467

Sentencia Nº T-1491-2019 de 1º Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago, 25-02-2020

Emisor1º Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago
MateriaDaño moral

1° Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago

Santiago, veinticinco de febrero de dos mil veinte.

VISTOS, OIDOS Y CONSIDERANDO

PRIMERO: Que, comparece don GABRIEL ESTEBAN NIETO MUÑOZ, abogado, cédula de identidad N°17.003.151-2, domiciliado para estos efectos en calle Huérfanos N°669, oficina 403, comuna y ciudad de Santiago, Región Metropolitana, actuando en representación, según se acreditará, de MIGUEL LUIS BERR AMUNÁTEGUI, médico cirujano, cédula de identidad número 8.531.624-9, domiciliado Manquehue Norte N°555, Departamento N°127, comuna de Las Condes, quien en virtud de lo dispuesto en el artículo 420 en relación a los artículos 425 y 485 y demás pertinentes del Código del Trabajo, interpone denuncia en Procedimiento de Tutela Laboral, en contra del empleador de su representado HOSPITAL EL CARMEN DE MAIPÚ DR. LUIS VALENTÍN FERRADA, persona jurídica de derecho público, Hospital Autogestionado en Red, RUT N°61.980.320-5, representada legalmente por su Director Señor Juan César Kehr Soto, médico cirujano, ignoro cédula de identidad, ambos domiciliados en Avenida Rinconada N°1201, comuna de Maipú, ciudad de Santiago, Región Metropolitana, en razón de los fundamentos de hecho y de derecho que pasa a exponer:

Indica que su representado comenzó a prestar sus labores en el Hospital denunciado, en enero del año 2014, estando contratado a honorarios. Sin embargo, ya desde el año 2017, específicamente desde el 1° de diciembre, fue vinculado a contrata en un cargo de 33 horas semanales, como profesional funcionario de la ley 19.664. Tal situación se ha mantenido hasta la fecha, habiéndose prorrogado en lo sucesivo la contrata, durante todo el año 2018 y 2019, y que las funciones del Doctor Berr Amunátegui consisten en atención de urgencia pediátrica en el Hospital El Carmen. Asimismo, en el curso de su carrera funcionaria, se ha ido capacitando en control de infecciones intrahospitalarias, abordaje integral de la violencia de género, curso de gestión de acreditación, curso de soporte vital avanzado pediátrico, curso de violencia intrafamiliar y categorización ESI , además de pasantía de una semana en el Servicio Médico Legal, y desde el año 2016 fue nombrado como integrante y posteriormente secretario del Comité de Detección e Intervención en Maltrato, Abuso y Explotación Sexual Infantil del Hospital El Carmen de Maipú, conformado por un grupo multidisciplinario de profesionales. Desde tal data, le correspondió asumir la responsabilidad de ser el consultor de sus colegas, realizándoles además, capacitaciones y señalándoles las conductas a seguir, evaluando cuando existen situaciones de abuso infantil y, que distingan entre casos de alta o baja sospecha, asesorándolos en la realización de la respectiva denuncia y además, recolectando los antecedentes de la atención de los y las menores, para referirlos en el mencionado Comité y puedan ser seguidos por los diversos miembros de éste y derivados a las distintas organizaciones (OPD, DAM, CESFAM)

Agrega ahora que, en el año 2016, asumió la Jefatura Técnica y, luego, la Jefatura del Servicio de Urgencia Pediátrica, doña Yanira Mangiamarchi y, a diferencia del deferente y considerado trato que su representado recibía de su jefatura anterior (Aníbal Alcázar), el de la referida funcionaria es para nada cordial, poco amable y de constante hostigamiento, no tan sólo contra su poderdante, sino que, en contra de una considerable número de profesionales funcionarios y becarias que han estado en el lugar de los hechos. Sin embargo, con el paso del tiempo, la situación se ha ido agudizando y comenzado a ocurrir una serie de hechos que realmente no corresponden al trato digno que la Jefatura debe dar a sus empleados. A modo ejemplar, indica que con fecha 12 de diciembre del año 2018, otro médico cirujano de la Urgencia Pediátrica atienda a una paciente que consulta por un cuadro de diarrea. En el transcurso de la anamnesis la madre relata al médico que a su hija "le duele el hombro izquierdo” y el referido médico la examina y estableció que "existe un leve aumento del volumen y dolor a la palpación en clavícula izquierda por lo que se le realiza radiografía y se observa fractura de clavícula. Frente a tal situación, el médico que atendía a la paciente se acerca a su representado—por ser él miembro del Comité de Detección e Intervención en maltrato, abuso y explotación infantil, para que se hiciese cargo de la paciente y que realizara la denuncia ante Carabineros. Ante ello, su representado le indicó al médico que ellos ya habían sido capacitados para poder realizar tales denuncias y que, por ley, el profesional de la salud que sospechara un caso de maltrato, debía realizar la denuncia. El colega del Doctor Berr Amunátegui, se niega a hacerla y este último decide ayudarlo comunicándose con una dupla psicosocial, ambas también miembros del comité de intervención en maltrato, quienes concluyen que sí había que realizar la denuncia.

Ante tal escenario, señala que su representado habla con su Jefatura (Mangiamarchi), quien, sin resolver la situación, lo único que ordena es que Berr Amunátegui le señalara a su colega que le enviara un mail a ella justificando las razones por las cuales no haría la denuncia. Como no se resolvía la situación, se estuvo largo tiempo discutiendo la situación y, lamentablemente, dieron las 17:30 horas y, ya habían transcurrido treinta minutos de que había terminado su jornada y debía retirarse del lugar, sin lograr que el otro médico cumpliera con el hecho de hacer denuncia. Como su representado se retiró, sin más, la Doctora Mangiamarchi puso tres notas de demérito en contra de él, sin fundamentos, sin derecho a defensa y, por una misma situación. Tras este suceso, en concreto, su representado tomó conocimiento de que la Jefa Directa está empeñada, actuando en secreto, en eliminarlo de su cargo en el Hospital denunciado. De esa forma, llega, a través de terceras personas, a manos del Doctor Miguel Berr el Memorándum N°04-2019 de fecha 08 de marzo de la mencionada anualidad, firmado por Yanira Mangiamarchi Muñoz, dirigido a Luis Alcázar Méndez, Jefe del Departamento de Pediatría del Hospital El Carmen, en donde se señala lo siguiente:

De su consideración:

Estimado Dr. Alcázar solicito usted desvinculación de la unidad de urgencia infantil al Dr. Miguel Berr, por lo que detallo a continuación:

1. No existe cargo en la unidad con las características que él realiza (cargo 33 horas ley y 11 horas honorarios desempeñadas de 8:00 a 16:00 horas).

2. Dr. Berr en sus funciones sólo ve pacientes categorizados como ESI 4 y ESI 5.

3. No tiene las competencias técnicas para trabajar en una unidad de urgencia

infantil.

4. Curso de Reanimación PALS para ser aprobado necesitó hacerlo más de 4 veces.

5. Notas de demérito (tres en diciembre de 2018).

6. Rendimiento no acorde a lo que se requiere en una unidad de urgencia.

7. Realiza la labor de policlínico en una unidad de urgencia con atenciones por paciente que superan los 30 a 40 minutos por cada uno con sobrecarga en solicitud de exámenes y por ende la no adecuada utilización de recursos disponibles para nuestros usuarios y poca resolutividad necesaria en una unidad crítica.

8. No cumplimiento formal del horario establecido.

9. Marcación de reloj es acorde pero no está en su puesto de trabajo en los horarios requeridos."

En el mismo documento solicita su desvinculación del Hospital El Carmen.

Menciona que, visto lo anterior, el ambiente en el que debe trabajar su representado, con una jefatura que busca cualquier forma de sacarlo del servicio. Sobre los puntos explicados en el memorándum recientemente transcrito, parecen insólitos los que plantea la jefatura de su representado, realizando imputaciones en su contra, sin ni siquiera existir previamente alguna investigación de los hechos, ni mucho menos, la oportunidad de defensa de Miguel Berr. En primer término, llama la atención, que la Jefa señale que "no existe cargo con las características que realiza su representado”, en circunstancias de que lleva años ejerciendo el mismo trabajo que, resulta ser funciones propias del hospital (urgencia pediátrica), por lo que este punto no se explica para nada. Pero, no obstante, aquello si fuese así, hubiese bastado señalar que ya no son necesarios los servicios del Doctor Berr, sin embargo, agrega una serie de puntos falsos y mal intencionados en contra del denunciante de autos. En segundo lugar, que Berr sólo ve pacientes categorizados como ESI 4 y ESI 5¿Cómo argumento para su desvinculación? ¿Por qué? Se debe tener presente que, su representado fue instruido por sus consiguientes jefaturas, de hacerse cargo de esa categoría de pacientes para descongestionar la urgencia. Entonces, en razón del principio de obediencia su representado ejecutaba efectivamente las labores encomendadas.

En tercer lugar, se le acusa, de no tener competencias técnicas para trabajar en una Unidad de Urgencia Infantil en circunstancias en que su representado ya se ha desempeñado durante cuatro años en la Urgencia Infantil y en turnos, atendiendo a cualquier categoría y sin objeciones técnicas ni observaciones ni reclamos.

En cuarto lugar, afirma que se imputa a su representado que, para aprobar el curso de reanimación PALS habría tenido que repetirlo más de cuatro veces, en circunstancias de que lo hizo sólo dos. Sin embargo ¿Esto es causal de destitución de un funcionario? Lógicamente no. También menciona el memorándum en comento que su representado no tendría el rendimiento acorde a una unidad de...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR