Sentencia Nº T-115-2020 de Juzgado de Letras del Trabajo de Iquique, 20-10-2020 - Jurisprudencia - VLEX 853319020

Sentencia Nº T-115-2020 de Juzgado de Letras del Trabajo de Iquique, 20-10-2020

EmisorJuzgado de Letras del Trabajo de Iquique
MateriaArt. 485 inciso 3º CT

RIT T-115-2020

RUC 20-4-0265903-4

ROJAS RON, NAYARITH ANDREA CON

CORPORACIÓN MUNICIPAL DE DESARROLLO SOCIAL DE IQUIQUE

TUTELA DE DERECHOS FUNDAMENTALES

SENTENCIA


Iquique, veinte de octubre de dos mil veinte.

VISTOS:

Que, con fecha 20 de abril de 2020, doña NAYARITH ANDREA ROJAS RON, abogada en representación de don DANIEL EDUARDO HUGO HERNÁNDEZ ARIAS, ambos con domicilio para estos efectos en calle Ramírez Nº110 oficina 45 de la ciudad de Iquique, interpone denuncia por tutela de derechos fundamentales, en contra de CORPORACIÓN MUNICIPAL DE DESARROLLO SOCIAL DE IQUIQUE, representada legalmente, por don MAURICIO SORIA MACCHIAVELO, alcalde de Iquique, ambos con domicilio para estos efectos en calle Serrano N°134, de la ciudad de Iquique y solicita se acoja, en todas sus partes, la denuncia interpuesta, más intereses, reajustes y las costas de la causa.

Que, con fecha 08 de junio de 2020, se tuvo por contestada la demanda.

Que, en audiencia preparatoria celebrada con fecha 12 de junio de 2020, se llamó a las partes a conciliación, la cual no se produjo.

Que, en audiencia preparatoria se confirió traslado a la demandante, respecto de las excepciones opuestas por la demandada quedando su resolución para definitiva.

Que, en audiencia preparatoria, se fijaron los siguientes puntos de prueba:

1. Efectividad de haberse vulnerado los derechos fundamentales alegados por la

demandante con ocasión del despido, hechos y circunstancias.

2. Efectividad de haber padecido el actor el daño moral que alega. Hechos y

circunstancias.

Que, las partes ofrecieron prueba, al tenor de los puntos de prueba decretados por el tribunal.

CON LO RELACIONADO VISTOS, OÍDOS Y CONSIDERANDO:

PRIMERO: Que, la demandante expresa que ingresó a trabajar para la denunciada, con fecha 09 de agosto de 2017, celebrando un contrato de trabajo a plazo fijo, por reemplazo docente, hasta el día 31 de agosto del mismo año; celebrando contratos a plazo fijo, en marzo de cada año académico hasta diciembre del mismo año; con una remuneración mensual de $1.019.317.-

En cuanto a los contratos celebrados señala que estos se extendieron en modalidad de plazo fijo desde el 09 de agosto de 2017 hasta febrero de 2020.

Señala que, en consecuencia, deberá aplicarse el artículo 159 N°4, inciso 2º o 4º del Código del Trabajo o el principio de la primacía de la realidad, por lo que, a su juicio, el contrato es de naturaleza indefinida, debiendo darse lugar a las prestaciones que demanda.

En cuanto a la vulneración de derechos fundamentales, sostiene que la relación laboral, siempre fue prolongada artificialmente, modificándose unilateralmente la remuneración mensual pactada, vulnerando sus derechos laborales adquiridos y la propiedad de los mismos, al margen del Ius Variandi.

Acto seguido, afirma que hubo muchas situaciones de abuso de poder en su contra a vista y paciencia de muchos sus colegas, alumnos, apoderados e inspectores, lo cual le ha provocado una depresión a la fecha.

Explica que, uno de los primeros hechos vulneratorios, en septiembre 2018, en plena sala de clases, delante de los alumnos y asistente de aula: entró a la sala en pleno desarrollo de clases, la Profesora Isabel Pizarro, sin cumplir ningún tipo de protocolo ni reglamento previo y exigiendo el “retiro de dos alumnos para que éstos fueran promovidos a otro curso”, al negarse a cumplir dicha orden, Pizarro se dirige donde la directora del colegio, acusándolo de agresión verbal e intento de agresión física; por lo cual, se activaron los protocolos de convivencia escolar, resultando inocente.

Señala que, el año 2019, asumió el Cuarto Básico C, se presenta la Inspectora en la sala de clases, para incorporar a un nuevo alumno, sin dar cumplimiento previo a protocolo y reglamento de dicho establecimiento. Refiere que, al conversar con el apoderado del niño se enteró que tenía problemas de conductas agresivas, que el apoderado no sabía del cambio de curso y de una serie de irregularidades que se cometían en el establecimiento.

La primera semana de agosto de 2019, lo citan a una reunión, en la cual se encontraba el equipo directivo en pleno y le comunican dos quejas: una en relación al horario de llegada y la otra, porque supuestamente habría tratado de viejos a sus colegas en una asamblea de profesores, que se habrían realizado en el mes de mayo, lo cual, niega.

Indica que dicho actuación tuvo por finalidad humillarlo delante de sus colegas. Por dichas causas, indica que se le solicita firmar una carta de amonestación, cuyo contenido no tenía relación con las quejas señaladas, para lo que se negó a firmar. Agrega que, posteriormente, en plena clase, la secretaria golpeó la puerta de la sala de clases representado, para pedirle que firmara dicha carta por orden de la directora, al pasar 15 minutos aproximadamente, la directora se presenta en la sala de clases y mediante gritos le ordena firmar la carta de amonestación, lo cual no hace; por lo que la directora lo amenaza diciéndole “que se atuviera a las consecuencias”.

Indica que hizo una denuncia en una reunión de la CORMUDESI, el 22 de agosto del 2019, al señor Ricardo Pulgar (Jefe Técnico de Educación), además de solicitar una reubicación en otro colegio, ya que su situación laboral era insostenible, sin embargo, no tuvo buen puerto, quedando las cosas tal cual.

Posteriormente, sostiene una reunión en el mismo establecimiento, con el señor Orlando Galicia (Orientador del Establecimiento), quedando una vez más todo en nada.

El 11 de septiembre del 2019, se presentó en el colegio, la madre de un alumno con su hermano (tío del alumno), golpeándolo ambos (golpes de puño, pie, con palos y otros objetos contundentes), insultándolo y amenazándolo; se presentó en la oficina de la directora, quien le expresa “estar de acuerdo con la agresión hacía su persona y que lo merecía”. Se dirigió, luego, al hall del colegio a esperar a Carabineros, sin embargo, sospechando que la directora no los había llamado, debió llamarlos llegando en 5 minutos al establecimiento, haciendo la denuncia. Agrega que, el tío de su alumno es ex alumno del Colegio Patricio Lynch, quien fue trasladado a la Escuela Chipana, donde actualmente estudia, por tanto, es un adolescente, estudiante y menor de edad quien lo golpeó; por lo dejó constancia en la Escuela Chipana.

El 13 de septiembre del 2019, se presentó en el establecimiento el señor Miguel Daponte (Director de Educación) y en asamblea de profesores se comunicó que se abriría un sumario en su contra por lo sucedido, siendo finalmente declarado culpable de vulneración de derechos a los alumnos por lo sucedido el 11 de septiembre, todo lo cual ocurrió estando ausente de sus laborales, ya que se encontraba con licencia médica por todo lo ocurrido el 11 de septiembre.

En el mes de diciembre del 2019 no se le informó de su renovación; el 29 de febrero del 2020, se acercó a la corporación, siendo informado de su no renovación, por la Sra. Karen Claros. Se dirigió a hablar con la señora Pilar Castillo (supervisora de educación), quien le señaló que no existían argumentos para su desvinculación, haciéndole hincapié, que le parecía muy extraño, ya que él es considerado un aporte importante, pero era una instrucción de la directora de su colegio, la Sra. Verónica Ormazábal.

Manifiesta que, fue hostigado y acosado laboralmente, enfermándose, psicológicamente estaba estresado y presentaba síntomas de tener una depresión, para lo cual, comenzó a ser tratado en la ACHS, asistiendo por primera vez en mayo de 2018, siendo incorporado como enfermedad laboral sin incapacidad temporal ni permanente, con diagnóstico neurosis laboral, por la ley N°16.744.

Precisa que, conforme su relato, han sido vulnerados:

1.- Derecho a la Vida e Integridad Física y Psíquica, siendo diagnosticado por la ACHS como un paciente con una patología de origen laboral. Además, se detectó agente de riesgo Liderazgo Disfuncional a través de estilo autocrático causante de la enfermedad profesional en el cargo de Docente.

2.- El derecho a no ser sujeto de los actos discriminatorios señalados en el artículo 2° del Código del Trabajo, conforme las acciones de denostación y menoscabo proferidas por la directora Sra. Verónica Ormazábal, basado en humillaciones, permitir maltrato físico, menoscabo de carácter público y privado.

3.- Vulneración al derecho a la honra, artículo 19 Nº4 de la Constitución Política de la República; al ser expuesto pública e injustamente, frente a toda la comunidad escolar, al resto de sus colegas e incluso de sus alumnos, imputaciones falsas, órdenes infundadas, permisión de agresiones físicas, menoscabo personal y profesional, etcétera.

Acto seguido invoca Dictamen 2328/130, de 19.07.2002.

4.- Vulneración al derecho a la libertad del trabajo y su protección, artículo 19 Nº16 de la Constitución Política de la República; ya que, la demandada no le ha permitido ejercer libre y tranquilamente su profesión y menos aún se protegió cada vez que se vulneró algunos de sus derechos.

Expresa que, al tenor de lo relatado existen indicios suficientes de la vulneración de derechos objeto de la denuncia.

Finalmente, solicita indemnización compensatoria de daño moral, de conformidad al artículo 2329 del Código Civil, puesto que, a consecuencia de los hechos relatados se han visto severamente dañado el diario vivir, sus relaciones familiares, sentimientos de pena, temor y angustia, y como corolario encontrándose sometido hasta el presente a un tratamiento médico...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR