Sentencia Nº O-76-2019 de 1er Juzgado de Letras de Coronel, 02-04-2020 - Jurisprudencia - VLEX 845468779

Sentencia Nº O-76-2019 de 1er Juzgado de Letras de Coronel, 02-04-2020

Emisor1er Juzgado de Letras de Coronel
MateriaReajustes e intereses

Coronel, dos de abril de dos mil veinte

VISTO Y OIDO A LOS INTERVINIENTES.

PRIMERO: Que en estos antecedentes RIT O-76-2019, RUC 19-4-0225850-3, compareció don CORLLINGS JEUNE, cédula nacional de identidad número 26.140.001-4, de nacionalidad haitiano, operario de planta, domiciliado en calle Nueva 1 N° 945 departamento 15, Michaihue, San Pedro de La Paz, quien interpone demanda laboral en procedimiento de aplicación general por accidente de trabajo, de acuerdo a las disposiciones contenidas en la Ley N°16.744 sobre accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, artículos contenidos en el título XII del Libro IV del Código Civil, y artículos 446 y siguientes del Código del Trabajo, en contra de AGAR DEL PACÍFICO S.A.”, Rut: 96.721.920-7, empresa del giro de su denominación, representada legalmente en virtud de lo dispuesto en el artículo 4° del Código del Trabajo, por don JUAN AGUSTIN GERMANY GERMANY, ignora profesión u oficio, cédula nacional de identidad número 6.582.648-8 o por quien haga las veces de tal, en virtud de dicho artículo, ambos con domicilio en Avenida Federico Schwager N°1112, Parque Industrial Coronel, fundada en los siguientes antecedentes de hecho y de derecho que expone:

ANTECEDENTES DE HECHO:

  1. Relación laboral; inicio; funciones; jornada; y remuneración.

Expresa que con fecha 03 de septiembre de 2019 suscribió contrato de trabajo a plazo, con la empresa “Agar del Pacífico S.A.”, con el objeto de que prestara servicios bajo el cargo de operario de planta en el establecimiento ubicado en Avenida Federico Schwager N° 1112, Parque Industrial Coronel.

Añade que la jornada laboral pactada era de 45 horas semanales, percibiendo como remuneración mensual para los efectos del artículo 172 del Código del Trabajo; sueldo base: $ 301.000; 25% gratificación con tope legal: $75.250; asignación de colación: $ 13.000; y asignación de movilización: $ 26.000.-

  1. Contexto en que el trabajador desempeñaba sus funciones a la época del accidente.

Menciona que se desempeñaba para la demandada de autos como operario de planta en el recinto ubicado en Federico Schwager N° 1112, Parque Industrial Coronel, en donde conforme su cargo de operario de planta debía realizar principalmente labores de operador de prensa número 6 de acuerdo a las instrucciones impartidas por su jefe directo don Eduardo Castro.

Hace presente que la labor para la que fue contratado, operador de planta, la ha desempeñado en total armonía y obediencia durante toda la relación laboral, haciendo su trabajo en total orden, cumpliendo con las expectativas de sus jefes en las tareas que se le encomendaban.

Arguye que la tarea que se le encomendó el día del accidente, carecía de las competencias mínimas para realizarla, por lo que tuvo que ejecutarlas en un contexto de absoluta improvisación, precariedad e inseguridad.

Sostiene que no existían procedimientos de trabajo predeterminados para operador de prensa, ni tampoco supervisión adecuada durante el desarrollo de la tarea, por lo tanto no se contaba con las medidas de seguridad necesarias para dicha faena.

Añade que debido a la inexistencia de una planificación en el desarrollo de la faena, la asignación de la tarea fue improvisada, antojadiza y sin entregarle un plan de trabajo, supervisión, requisitos mínimos de seguridad para cumplir con lo ordenado.

C) Accidente del trabajo sufrido por el señor Corllings Jeune.

Indica que el día sábado 28 de septiembre aproximadamente a las 13:00 horas, se encontraba en la planta de la empresa Agar del Pacífico S.A., ubicada en calle Federico Schwager 1112, con el compañero de trabajo Guyto Andre, realizando trabajos en la prensa número 6, que consistía en recoger el material del fondo de la máquina y colocarlo en el tubo de la máquina para que la prensa hiciera su trabajo.

Prosigue señalando que su compañero Guyto daba inicio a la prensa con un botón, una vez que la tapa estuviera colocada.

Refiere que el día del accidente, el sábado 28 de septiembre del año 2019, su compañero Guyto por causas que desconoce, no esperó su señal para operar la prensa, lo que generó que la prensa se activara con su mano aún colocando la tapa, provocándole la amputación de su falange del dedo anular de la mano izquierda.

Precisa que la forma de comunicación que tenían con su compañero Guyto con el que operaba la prensa ese día, era totalmente verbal o por señas, en cuanto a que el medio establecido para comunicarse eran señas con las manos (pulgar hacia arriba) o gritos (ejemplo: listo, tamos ok), para oprimir el botón que da arranque o inicio a la prensa.

Expresa, que eso varias veces le generó inseguridad, debido a que en la planta el ruido del resto de las máquinas es bastante, por lo que muchas veces se dificulta la comunicación, por ello el contacto visual era de suma importancia para dar el ok a su compañero para operar la prensa.

Señala que le consultó a su compañero Guyto si no había otra forma de hacerlo, dada la peligrosidad que implicaba, a lo que le respondió que el jefe Eduardo Castro se lo había explicado que lo hiciera así y esa fue la única explicación que se le dio.

Relata que la explicación anterior no lo dejó del todo conforme, por lo que solicitó hablar con el jefe Eduardo Castro para explicarle lo peligroso, respecto al procedimiento para realizar la labor encomendada, desgraciadamente para él, no hubo variantes, le explicó que ese era el procedimiento, que nada le iba a pasar y que lo hiciera despacio, que Guyto llevaba tiempo en la empresa y nunca había tenido problemas con la máquina.

Manifiesta que eso fue lo que terminó ocurriendo el fatídico día en comento, por cuanto al estar colocando la tapa en la prensa, su compañero por razones que desconoce, sin esperar señal o palabra, operó la prensa y provocó el atrapamiento de su mano, con la consecuencia de la amputación de la falange anular de la mano izquierda.

Prosigue relatando que cuando lo trasladan al hospital, le practicaron aseo quirúrgico y sutura, le dieron Cefadroxilo de 500mg, Paracetamol de 500 mg e Ibuprofeno 400 mg, analgésicos potentes para el dolor y antiinflamatorios y lo dejaron hospitalizado, diagnosticándosele en definitiva; amputación falange distal dedo anular mano izquierda.

Afirma que hasta el día de presentación de la demanda, el diagnóstico de los médicos, permanece incambiado, continuó con reposo laboral, con venda que le cubre los puntos de sutura en su dedo anular, incapacidad de utilizar su mano izquierda, manteniendo prescripción de medicamentos para la inflamación y los dolores.

Hace presente que los médicos tratantes, hablan que dicho tipo de lesiones puede variar el protocolo médico, ya que puede ir de tres meses de licencia médica, hasta el peor de los casos, en un grado de incapacidad por mala evolución de la lesión.

  1. Perjuicios laborales y extralaborales sufridos por el señor Corllings Jeune como consecuencia del accidente.

Sostiene que el accidente antes descrito le ha generado graves consecuencias, tanto en un plano laboral como extralaboral, que van más allá de la sola vivencia de un episodio físicamente doloroso en el cual casi pierde su mano.

Expresa que los médicos le indicaron que iba a tener que soportar un largo y complejo tratamiento médico que involucra una serie de intensas terapias médicas destinadas a recuperar su movilidad y funcionalidad en su mano izquierda. No obstante ello, y producto del severo daño generado en su mano posiblemente jamás recuperará su falange amputada, cuestión que se manifiesta tanto desde un punto de vista práctico e instrumental al verse impedido de poder tomar cosas con su mano izquierda, así como también psicológicamente por el sustancial cambio en sus condiciones de vida tras el accidente.

Señala que en lo que respecta al ámbito laboral, las graves lesiones sufridas le limitan drásticamente la posibilidad de que pueda continuar utilizando con normalidad su cuerpo para desempeñarse laboralmente, más aún considerando que en su corta carrera profesional siempre se ha dedicado a realizar trabajos en que predominan las habilidades manuales y el ejercicio de fuerza física, plano en que después de este accidente se encuentra manifiestamente disminuido.

En cuanto al ámbito extralaboral, hace presente que es un joven trabajador de 31 años de edad, que vino a este país a forjarse un mejor futuro, construir una familia y crecer como persona, sin embargo, su estado de salud y condición física ha cambiado drásticamente producto del accidente, cuestión que le ha repercutido incluso en sus relaciones interpersonales con sus amigos y afectivas con su grupo familiar compuesto por su pareja, de quien progresivamente se ha ido distanciando producto de sus constantes cambios de ánimo como consecuencia de sus lesiones y su incapacidad para realizar junto a ella cualquier actividad que implique el pleno uso de sus facultades.

Expresa que las lesiones que sufrió le impiden realizar con normalidad un sin número de actividades que previo al accidente le eran completamente habituales y cotidianas, no pudiendo vestirse, cocinar, hacer arreglos domésticos y ni siquiera atar los cordones de sus zapatos, necesitando ayuda de su pareja para todos estos menesteres tan cotidianos y básicos, lo que le ha ocasionado un profundo cuadro de angustia, ansiedad y un gran deterioro en sus relaciones interpersonales, viendo afectados de ese modo aspectos esenciales en su vida cotidiana de un hombre medio.

ANTECEDENTES DE DERECHO.

  1. Responsabilidad...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR