Sentencia Nº O-650-2019 de Juzgado de Letras del Trabajo de Rancagua, 18-03-2021 - Jurisprudencia - VLEX 868401307

Sentencia Nº O-650-2019 de Juzgado de Letras del Trabajo de Rancagua, 18-03-2021

EmisorJuzgado de Letras del Trabajo de Rancagua
MateriaReajustes e intereses



Rancagua, dieciocho de marzo de dos mil veintiuno.

VISTOS:

PRIMERO: Que, comparece don LUIS GERARDO CALDERON OVALLE, pensionado, domiciliado en Miraflores N°772, Rancagua Norte, comuna de Rancagua, interponiendo demanda en procedimiento de aplicación general, por indemnización de perjuicios por enfermedad profesional en contra de su ex empleador CODELCO CHILE DIVISION EL TENIENTE, RUT N°61.704.000-K, persona jurídica del giro de su denominación, representada por don NICOLAS RIVERA RODRIGUEZ, factor de comercio, ambos domiciliados, para estos efectos, en Avenida Capitán Antonio Millán N°1020, de la ciudad de Rancagua, por los antecedentes que expone.

CUESTIONES DE COMPETENCIA, PRESCRIPCION Y PROCEDIMIENTO APLICABLE.

Cita los artículos correspondientes que darían cuenta de que este Tribunal es competente, que la acción no se encuentra prescrita y que es aplicable el procedimiento de aplicación general.

I.- LOS HECHOS.

ANTECEDENTES GENERALES.

A.- DE LOS ANTECEDENTES LABORALES Y CONTRACTUALES.

Señala que, con fecha 02 de enero del año 1974, suscribió contrato de trabajo con la demandada con carácter de indefinido hasta el 04 de julio de 2005. El trabajo en el cual se desempeñaría en un principio era en calidad de "JORNALERO SUBTERRANEO” para el departamento mina de la División El Teniente.

Agrega que, con fecha 12 de febrero del 2019, la Comisión de Medicina Preventiva e Invalidez, Subcomisión de Rancagua, determinó en la Resolución Exenta N°29, que padece de la Enfermedad Profesional de Hipoacusia, señalando además que tiene una pérdida de capacidad de ganancia de un 7,6%.

Expone que con anterioridad se le diagnostico la Enfermedad Profesional de Silicosis Pulmonar por medio de la resolución Exenta N°332 de fecha 13 de septiembre 2017, con un 25% de pérdida de capacidad de ganancia, dictamen ratificado por La Comisión Médica de Reclamos (COMERE) por Resolución N°B101/20180115 de fecha 07 de marzo del año 2018, que rechazó la apelación de Codelco y confirmó el diagnostico que padece SILICOSIS PULMONAR con un 25% de pérdida de capacidad de ganancia. Por último, ante una nueva apelación realizada por la demandada Codelco Chile división El Teniente, esta vez ante la Superintendencia de Seguridad Social (SUSESO) respecto de la resolución de la COMERE, la Superintendencia mediante el Ordinario 28522 de 01 de junio del año 2018 rechazo la apelación y confirmo la resolución de la COMERE en el sentido que padece la Enfermedad Profesional de Silicosis Pulmonar con un 25% de pérdida de capacidad de ganancia.

Refiere que al efecto, la COMPIN tiene todo un procedimiento legal-administrativo enmarcado dentro de los artículos 6 y 7 de la Constitución Política del Estado, para determinar entre otras cosas, además de la existencia de la enfermedad profesional y el grado de pérdida de capacidad de ganancia, el empleador donde se contrajo la patología, en la especie, la demandada.

En este mismo orden de ideas, la negligencia de su ex empleador respecto a su enfermedad queda claramente establecida en el antedicho dictamen del COMPIN que reconoce que padece HIPOACUSIA, toda vez que sobre él pesa una doble responsabilidad, una como empleador y otra como administrador del seguro de accidentes y enfermedades profesionales, las primeras ya señaladas pretéritamente y las segundas como administrador delegado en una obligación.

Expresa que sin perjuicio de lo anterior, su trayectoria laboral en los cargos en los cuales ha estado expuesto a la enfermedad profesional que padece, quedan claramente establecidos en Certificado de Servicios emitido por su empleador "Corporación Nacional del Cobre de Chile, División El Teniente" con fecha 31 de octubre 2018 y que detalla.

DESDE HASTA OCUPACION

02.01.1974 31.01.1978 JORNALERO SUBTERRANEO

01.02.1978 31.08.1978 BUITRERO

01.09.1978 30.04.1992 OPERARIO EXTRACCION MINERAL

01.05.1992 31.10.1995 OPERARIO EXTRACCION MINERAL

01.11.1995 29.02.1996 OPERARIO EXTRACCION MINERAL

01.03.1996 31.12.1996 OPERARIO EQUIPO REDUCCION SECUNDARIA

01.01.1997 31.08.1997 OPERADOR PRODUCCION EQUIPOS MINEROS F

01.09.1997 31.12.2002 OPERADOR PRODUCCION EQUIPOS MINEROS F

01.01.2003 30.06.2004 OPERADOR PRODUCCION EQUIPOS MINEROS F

01.07.2004 04.07.2005 OPERADOR PRODUCCION EQUIPOS MINEROS C

Indica que desde su ingreso a la Cuprífera el 02 de enero del año 1974 hasta su retiro el 04 de julio 2005, se desempeñó como: Jornalero Subterráneo, Buitrero, Operario Extracción Mineral, Operario Equipos reducción Secundaria y Operador Producción Equipos Mineros, durante varios años en cada una de las áreas. En esas instalaciones subterráneas de la demandada, la polución saturaba completamente los espacios, afectándome no sólo a él, sino a la cuadrilla que trabajaban en cada uno de los sectores, incluso la visibilidad de éstos era casi nula, debido a la falta de contención que aplicaba la empresa al polvo en suspensión. Estaba expuesto a diferentes fuentes fijas de emisiones de ruidos, vibraciones, polvo en suspensión, lluvia acida entre otros agentes contaminantes. Las fuentes emisoras de ruido, vibraciones y polvo de nivel constante se desarrollaban en un lugar totalmente cerrado, lo que hacía que el ruido industrial, el polvo de sílice y otros agentes contaminantes se concentraran en decibeles y porcentajes muy altos, por sobre lo permitido por las normas legales.

B.- LAS FUNCIONES LABORALES REALIZADAS Y LAS CONDICIONES DE TRABAJO RELACIONADOS CON LAS ENFERMEDADES.

Reitera que el 02 de enero de 1974 ingresó a Codelco Chile, División El Teniente, como condición previa e indispensable para ser contratado tuvo que aprobar un examen médico realizado por el Departamento de Salud Ocupacional de la demandada, por el cual fue declarado sano y apto para las labores mineras, según las normas de contratación establecidas por Codelco Teniente, sin ningún problema de salud ni enfermedad auditiva, pulmonar ni esquelético muscular.

Detalla las funciones que realizó en cada uno de los cargos que ocupó como trabajador de la demandada.

C.- LA ENFERMEDAD: ANTECEDENTES GENERALES.

1.- Descripción General de las Enfermedades.

Expresa que, de acuerdo al inciso 1 del artículo 7 de la Ley 16.744 de 1968, se entiende por enfermedad profesional “La acusada de manera directa por el ejercicio de la profesión o en el trabajo que realice una persona y que le incapacidad o muerte”. Al respecto la doctrina nacional comparada ha señalado que las enfermedades a causa del trabajo deben tener su origen inmediato y directo en el trabajo mismo, en términos tales que se enmarquen en las labores que desempeña el trabajador, en el lugar y en las horas que deben ser ejecutadas, y también en aquellos casos acaecidos “con ocasión del trabajo”.

2.- La Hipoacusia:

Señala que la hipoacusia es un daño auditivo producido por los ruidos. La lesión se produce en el oído interno y puede ser causado por un ruido único y fuerte (ejemplo: estallido, explosión, ruido intenso o un traumatismo craneano, etc.), o por una prolongada y larga exposición a dicho agente contaminante (ruido industrial), como en su caso.

Añade que la lesión se produce en las células del órgano de Corti, que es una estructura del oído interno; a veces los ruidos producen la destrucción total del mismo. Si el ruido es muy intenso, a veces rompe la membrana timpánica. También el oído interno, en esta patología, incrementa su lesión por vasoconstricción.

Refiere que el deterioro auditivo afecta de preferencia las frecuencias altas (4.000 y 6.000 Hz) pero, tardíamente, las compromete a todas. En las etapas iníciales, después de la exposición, se produce un desplazamiento transitorio de los umbrales auditivos, es decir, una pérdida auditiva reversible.

Continúa diciendo que, cuando la exposición al ruido se prolonga en el tiempo como en su caso, el desplazamiento de umbrales se hace permanente y se genera una Hipoacusia irreversible.

Es este mismo orden de ideas señala que las hipoacusias presentan diferentes grados o niveles y su clasificación se realiza teniendo en cuenta cuánto hayan descendido los umbrales auditivos.

Hipoacusia leve: (umbrales entre los 20 y 40 dB)* La persona que la padece puede mantener una conversación frente a frente con una persona o un grupo pequeño en un ambiente tranquilo aunque presenta dificultades para escuchar en reuniones, en ambientes ruidosos y a distancia.

Hipoacusia moderada: (umbrales entre 40 y 70 dB)* Existen dificultades de audición frente a frente aunque el ambiente sea tranquilo.

Hipoacusia severa: (umbrales entre 70 y 90 dB)* No percibe la voz, salvo que ésta sea fuerte.

Hipoacusia profunda: (umbrales que superan los 90 dB)* No percibe la voz aunque esta sea fuerte.

Anacusia o cofosis: Pérdida total de la audición.

Asimismo, es importante señalar que las hipoacusias se clasifican de acuerdo a la parte del oído que esté afectada:

Hipoacusia conductiva o de transmisión: debido a una alteración del oído externo y/o medio.

Hipoacusia perceptiva o neurosensorial: a causa de una lesión en el oído interno y/o las vías nerviosas auditivas.

Hipoacusia mixta: debido a alteraciones simultáneas en la transmisión y percepción del sonido, es decir, por patología que afecta a estructuras del oído.

Siguiendo este mismo orden, se remite a la hipoacusia que le afecta, que es inducida por el ruido, la cual explica.

Expone que la Hipoacusia Neurosensorial inducida por ruido (HIR) es una enfermedad del oído interno y/o vías nerviosas auditivas, producida...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR