Sentencia Nº O-242-2019 de Juzgado de Letras del Trabajo de Copiapó, 24-02-2020 - Jurisprudencia - VLEX 845525567

Sentencia Nº O-242-2019 de Juzgado de Letras del Trabajo de Copiapó, 24-02-2020

EmisorJuzgado de Letras del Trabajo de Copiapó
MateriaReajustes e intereses

Copiapó a veinticuatro de febrero de dos mil veinte.



VISTOS Y OIDOS LOS INTERVINIENTES.



PRIMERO: PATRICIO RODRIGO PINTO CASTRO, Abogado, con domicilio en calle Atacama 519, 2º piso de la ciudad de Copiapó, en representación de don SERGIO HERNÁN ESCOBAR MERIÑO, chileno, Ingeniero en administración de empresas, cédula nacional de identidad Nº11.934.058-6, con domicilio para estos efectos en calle Atacama 519 2º piso de la ciudad de Copiapó, señala al tribunal:

Que, en virtud de lo dispuesto en el artículo 184 del Código del Trabajo en relación con lo dispuesto en el artículo 69 de la Ley de Accidentes del Trabajo y Enfermedades Profesionales, N° 16.744, viene en interponer demanda de indemnización de perjuicios en procedimiento de aplicación general, en contra del ex empleador de su Representado, ORICA CHILE S.A RUT: 95.467.000-7, persona jurídica de derecho privado del giro de su denominación, representada para efectos legales y laborales, en virtud de lo dispuesto en el artículo 4°del Código del Trabajo por don PATRICIO PICERO ESPINOZA RUT: 9.909.747-7 o quien en el momento de la notificación represente a la empresa, ambos con domicilio en Panamericana Norte N°3604, Módulo 2, Oficina 2, Megacentro, ciudad y comuna de Copiapó, además conjunta y solidariamente en virtud de lo dispuesto en el artículo 183-B en relación al 183-E ambos del Código del Trabajo, deduce demanda en contra de la SOCIEDAD PUNTA DEL COBRE S.A o también llamada “Pucobre”, RUT: 95.561.560-1, persona jurídica de derecho privado del giro de su denominación, representada para efectos legales y previsionales, en virtud de lo dispuesto en el artículo 4°del Código del Trabajo por don SEBASTÍAN ALFREDO RÍOS RIVAS, RUT: 9.868.551-0 o quien en el momento de la notificación, represente a la empresa, ambos con domicilio en calle Rancagua Nº 200 de la ciudad y comuna de Copiapó, según lo dispuesto en el artículo 4° del Código del Trabajo., en virtud de los argumentos de hecho y fundamentos de derecho, que expone.


SEGUNDO: En cuanto a los hechos señala que con fecha 29 de diciembre de 2014, su representado ingresó a trabajar para ORICA CHILE S.A, bajo vínculo de subordinación y dependencia, para desempeñarse como Magazine Keeper en la práctica él actuaba como chofer del polvorín y asimismo, le correspondía llevar el control de alineación de polvorines y reparto de productos explosivos al frente del carguío, principalmente en áreas mineras, cuyos servicios se desarrollaron preferentemente en la faena CHUQUICAMATA UG ubicada en la comuna de Calama, pactándose para dichas funciones un sueldo base por la suma de $580.000.

Posteriormente con fecha 02 de marzo de 2015, ORICA CHILE S.A, modifica cláusula segunda del contrato de trabajo, en lo relativo al lugar de prestación de servicios, pasando a desarrollar las mismas funciones ya indicadas, pero esta vez en las obras y/o faenas de la empresa SOCIEDAD PUNTA DEL COBRE S.A o también llamada “Pucobre”, en este lugar la empresa dispuso una re instrucción del empleado donde además, sería certificado como operario técnico bajo el nombre: “I-KON II” (encargado de amarre de los detonadores, programar la secuencia en (segundos / 1.000) y la seguridad de hacer la detonación).


EL ACCIDENTE DEL TRABAJO.



Al llegar a las faenas de PUCOBRE, se inició el proceso de (homologación) re instrucción o re certificación, el cuál comprendía la realización de una prueba teórica y a lo menos la realización de 10 tronaduras prácticas.

Es así, que con fecha 8 de abril de 2015, su representado comenzó su jornada laboral y junto con ello, lo que sería su primera instrucción práctica de tronadura. En este episodio, a Sergio Escobar Meriño no se le advirtió de los peligros asociados, tampoco se le indicó el lugar a tronar, llegando a la faena a eso de las 11:30 horas, en donde personal de la empresa ORICA CHILE S.A, bajo cuya responsabilidad se dispuso la realización de una tronadura en superficie, ordenando que se efectuara en el Sector “El Gitano”, que es hasta la fecha, parte de la Faena de la empresa Pucobre, empresa a la cual ORICA Chile, le prestaba servicios. Es preciso indicar, que esa zona que no contaba con plan o programa de tronaduras en superficie, siendo de responsabilidad de la empresa PUCOBRE la gestión de tales permisos, por así ordenarlo el reglamento de Seguridad Minera, menos aún contaba con autorización de parte de del Servicio Nacional de Geología y Minería (en adelante-SERNAGEOMIN).

Las personas participantes en este proceso fueron don Silvio Ramos Fredes, (Jefe de Turno para Tronaduras Especiales, Empresa El Minero), el Supervisor de Pucobre don Rodrigo Olivos Vicencio, y don Carlos Rodríguez Carrizo (Técnico I- Kon, ORICA CHILE S.A) éste último, era el jefe e instructor de su representado, quién además se hizo cargo de la planificación, ubicación y posterior activación, de los dispositivos eléctricos que detonan los explosivos.

Terminado el amarre de los detonadores de los explosivos, don Carlos Rodríguez, ordenó subir a los cuatro trabajadores involucrados en la tronadura programada, a la camioneta de ORICA CHILE S.A, alejándose del sitio, en este hecho tampoco se respetó la distancia mínima con el punto de quema, que corresponde a 500 mts, el móvil fue fijado según el propio informe de la empresa Orica Chile y además por el Informe del SERNAGEOMIN, a una distancia de 260 mts, en claro incumplimiento de la normativa de seguridad en la materia.

Una vez llegado al punto de quema don Carlos Rodríguez Carrizo entrega la recomendación a los trabajadores de ubicarse junto al pick up de la camioneta, mirando hacia la tronadura, fue ahí que el trabajador Carlos Rodríguez colocó los equipos y comienza a programar, posicionándose su representado a su lado derecho, para a grabar la detonación, según se oye en el video que se acompañará en la etapa procesal correspondiente, su supervisor –Carlos Rodríguez— pide autorización por teléfono al jefe de turno de PUCOBRE para la quema (detonación), quién le señaló “dele no más”. Así se dio la orden de quema y activación de los explosivos, dando inició a la tronadura, en fracción de segundos se oye la explosión y de inmediato, se proyectan las rocas hacia el lugar donde se encontraban todos los trabajadores y su representado.

La explosión proyectó material rocoso por el aire, hacia el lugar donde estaban los trabajadores, en lo que se denomina FlyingRock. El único afectado fue don Sergio Hernán Escobar Meriño, quien recibió el impacto de una roca en el rostro, quedando tendido en el piso inconsciente hasta ser atendido por personal de la SOCIEDAD PUNTA DEL COBRE S.A y derivado al centro asistencial, producto del impacto resultó él con fracturas en distintas partes del cráneo y otras lesiones de diversa consideración, según más adelante se detallan, siendo trasladado de urgencia al centro asistencial de Copiapó, Clínica Atacama con fecha de fecha 08 de abril de 2015.

El accidente señalado se produce de modo exclusivo por falta de cumplimiento de los deberes de resguardo y cuidado que le corresponden al empleador ORICA Chile S.Ay además a la SOCIEDAD PUNTA DEL COBRE S.A, por disposición expresa del artículo 184 del Código del Trabajo, se les imputa responsabilidad a ambas empresas, ya que no tomaron las medidas de prevención de riesgos, ni tampoco las medidas de seguridad adecuadas para evitar que sucediera el accidente, advertidas por su representado, confluyendo un conjunto de errores, a modo de síntesis estos fueron:


  1. Se lleva a cabo un proceso de tronadura en superficie, dentro de una faena Minera que no contaba con programa de tronaduras en superficie, sino únicamente subterránea. (PUCOBRE)

  2. Falta de instrucción de parte de la empresa respecto de los riesgos asociados al sector de quema, trabajador accidentado.

  3. Efectuar la quema en un sector que no contaba con autorización por la autoridad competente para tronadura.

  4. Protocolos inadecuados al tiempo de autorización de quema, es decir, no contaba con sistema de radios a fin de verificar procedimiento y procesos de evacuación en caso de emergencia, muy por el contrario se usaron teléfonos celulares para comunicarse.

  5. No contar con mallas perforación de tronadura adecuada en virtud del área a tronar, las cuales varían según el burden y espaciamiento, sea en superficie o en subterránea, tomando en consideración que la faena de la empresa Pucobre es una mina subterránea, por tanto, malamente podría contar con las mallas adecuadas para tronar en superficie.

  6. No haber puesto tacos (tapados) en las aéreas de explosivos.

  7. No haber respetado el radio mínimo de evacuación de tronadura de 500 metros, tal como se expone en el informe de SERNAGEOMIN, que evidenció que los partícipes de la Tronadura se encontraban a 239 metros de la explosión, esto a partir de la medición que hizo la propia empresa en el informe de análisis del accidente.

Hacemos presente a SS, que el Servicio de Nacional de Geología y Minería, inició la investigación de accidente sólo con...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR