Proyecto de Ley Num. 13178-11 de C. Diputados, de 7 de Enero de 2020 (Reforma el Fondo Nacional de Salud y crea un Plan de Salud Universal) - Proyectos de Ley - Iniciativas legislativas - VLEX 834403685

Proyecto de Ley Num. 13178-11 de C. Diputados, de 7 de Enero de 2020 (Reforma el Fondo Nacional de Salud y crea un Plan de Salud Universal)

Número de expediente13178-11
Fecha de última tramitación 8 de Enero de 2020
Fecha de apertura 7 de Enero de 2020
Situación actualTramitación terminada
Cámara de origenC. Diputados
EtapaRetirado
Tipo de proyectoProyecto de Ley

--------------------------------------------------------------------------------

MENSAJE DE S.E. EL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA CON EL QUE INICIA UN PROYECTO DE LEY PARA REFORMAR EL FONDO NACIONAL DE SALUD Y CREAR UN PLAN DE SALUD UNIVERSAL.

Santiago, 05 de enero de 2020.

M E N S A J E Nº 580-367/

A S.E. EL

PRESIDENTE

DE LA H.

CÁMARA DE

DIPUTADOS.

Honorable Cámara de Diputados:

Tengo el honor de someter a vuestra consideración un proyecto de ley que tiene por objeto modificar las normas que regulan al Fondo Nacional de Salud, a fin de transformar su rol y funciones, gobernanza y atribuciones, transformándolo en el seguro nacional de salud y crear un Plan de Salud Universal, con el propósito de garantizar a todos los beneficiarios del Fondo Nacional de Salud una atención de salud de calidad, oportuna y económicamente accesible.

* ANTECEDENTES

* La Creación del Fondo Nacional de Salud

El decreto ley N° 2.763 de 1979, que "Reorganiza el Ministerio de Salud y crea los Servicios de Salud, el Fondo Nacional de Salud, el Instituto de Salud Pública de Chile y la Central de Abastecimiento del Sistema Nacional de Servicios de Salud" creó el Fondo Nacional de Salud ("Fonasa"), producto de la fusión entre el Servicio Nacional de Salud (SNS) y el Servicio Médico Nacional de Empleados (SERMENA).

En el primer considerando de dicho cuerpo legal, se señaló la existencia de una "necesidad de reorganizar el Ministerio de Salud y las instituciones que se relacionan con esta Secretaría de Estado, a fin de establecer las bases orgánicas de un Sistema Nacional de Servicios de Salud, que posibilite el efectivo acceso de la población a las acciones de salud".

Con esto en mente, se crearon instituciones al alero del Ministerio de Salud con roles específicos detallados en el propio decreto ley. La excepción a esto, fue el naciente Fondo Nacional de Salud, respecto del cual el citado decreto ley omitió definir su rol.

En efecto, en el caso del Fondo Nacional de Salud, el referido decreto ley, señala en su artículo 26:

"Créase el Fondo Nacional de Salud, en adelante el Fondo, que será un servicio público funcionalmente descentralizado, dotado de personalidad jurídica y patrimonio propio.

El Fondo dependerá del Ministerio de Salud para los efectos de someterse a la supervigilancia de éste en su funcionamiento y a cuyas políticas, normas y planes generales deberá someterse en el ejercicio de sus actividades, en la forma y condiciones que determina el presente Libro.

El Fondo Nacional de Salud será el continuador legal, con los mismos derechos y obligaciones, del Servicio Médico Nacional de Empleados y del Servicio Nacional de Salud [...].".

Así, puede apreciarse que, en su creación, la normativa de rango legal no entregó un rol específico al Fondo Nacional de Salud, sino que solamente especificó sus funciones.

Estas funciones, actualizadas, se describen en el artículo 50 del decreto con fuerza de ley N°1 de 2005 del Ministerio de Salud, y entre las más relevantes está la indicada en su letra b) que señala: "b) Financiar, en todo o en parte, de acuerdo a las políticas y prioridades de salud para el país que defina el Ministerio de Salud, y a lo dispuesto en el Régimen de Prestaciones de Salud del Libro II de esta Ley, a través de aportes, pagos directos, convenios u otros mecanismos que establezca mediante resolución, las prestaciones que se otorguen a los beneficiarios del Régimen del Libro II de esta Ley en cualquiera de sus modalidades, por organismos, entidades y personas que pertenezcan o no al Sistema o dependan de éste, sean públicos o privados. Asimismo, financiar en los mismos términos, la adquisición de los equipos, instrumental, implementos y otros elementos de infraestructura que requieran los establecimientos públicos que integran el Sistema. El financiamiento de las prestaciones podrá incluir el costo de reposición del capital.".

En consecuencia, Fonasa tiene actualmente la función primordial y esencial de "financiar", las prestaciones de salud.

* El cuidado y los índices de salud desde 1979

Desde el momento en que Fonasa fue creado, los desafíos que enfrentan el cuidado, promoción y acciones de salud en nuestro país han evolucionado fuertemente.

Así, por un lado, la longevidad de nuestros ciudadanos impone desafíos al cuidado y tratamiento de una población que envejece muy rápidamente. Mientras para el quinquenio 1975-1980 la esperanza de vida al nacer era promedio de 67,2 años, en el año 2016 llegó a 80,2.

Junto a esto, hemos visto desde los años sesenta una disminución relevante en el número de hijos por mujer, lo que hace que se espere que a 2035 existan más personas mayores de 65 años que menores de 15 años en nuestro país.

Del mismo modo, las causas de muerte de la población también han ido mutando con los cambios demográficos. La principal causa de muerte en 1980 eran las enfermedades del sistema circulatorio, con un 27% del total, y el cáncer representaba solo un 15%. A 2016 el cáncer ya pasaba a ser un 25% del total.

Por otro lado, enfermedades crónicas como la diabetes y condiciones de salud como la obesidad, han aumentado su prevalencia de tal forma que han requerido políticas públicas específicas para abordar estas situaciones, que implican un reto sanitario muy distinto al que tenía el sistema público de salud cuando Fonasa fue creado.

Una población que envejece, con enfermedades crónicas que implican una presión de gastos al sistema y cuidados de largo plazo, modifican la acción y conducta que debe sostener un sistema de salud.

Así, la situación epidemiológica descrita genera desafíos que requieren una nueva institucionalidad para ser abordados de manera adecuada.

* Las reformas a Fonasa

Desde su creación, Fonasa ha tenido algunas modificaciones legales. La que implicó mayores cambios, fue la denominada Reforma a la Salud contenida en la ley N° 19.966 que establece un régimen de Garantías en Salud.

En el Mensaje de dicha ley el ex Presidente de la República Sr. Ricardo Lagos Escobar, menciona como una de las materias que debía abordar dicha reforma a la salud, el establecimiento de un conjunto sistemático de acciones de salud, las cuales se materializarían a través de la determinación de un conjunto de enfermedades y condiciones de salud priorizadas. Para ello, en el mismo punto se dice que "Este componente debe ser obligatoriamente asegurado a los beneficiarios, tanto del Fondo Nacional de Salud como de las Instituciones de Salud Previsional, instituciones que deben ser responsables del cumplimiento de las garantías explicitadas", y agrega "En el caso del Fondo Nacional de Salud, si la oferta pública no fuera suficiente para satisfacer las necesidades de los pacientes, dicha institución deberá comprar aquellas prestaciones necesarias en el sector privado.".

Entrega esta ley, por tanto, un mandato a Fonasa: asegurar a sus beneficiarios el acceso a un conjunto de atenciones de salud. Fonasa, para estas prestaciones, deja de ser un mero financiador como le fue mandatado por el decreto ley N° 2.763, y pasa a "asegurar" ciertas atenciones a sus beneficiarios.

Desde entonces, distintas administraciones de Fonasa han incluido la palabra "asegurar" en las políticas de desarrollo institucional e incluso la han incorporado como "Misión" comenzando a utilizarse el término "Seguro Público" para hacer referencia a un rol distinto y con la intención de que Fonasa dejara de ser "una mera caja pagadora" y pasara a ser un verdadero asegurador.

Sin embargo, a pesar del aumento de problemas de salud garantizados a través de las Garantías Explícitas en Salud, que a la fecha suman 85, ellas están aún lejos de representar la totalidad de acciones prioritarias de salud que los tiempos actuales requieren.

En el resto de las acciones de salud que realiza tanto la atención primaria como la secundaria y terciaria, Fonasa sigue actuando como mero financiador de prestaciones.

* FUNDAMENTOS DEL PROYECTO

* Los desafíos de la salud pública

De acuerdo al estudio de la OCDE sobre salud pública en Chile, "Hacia un futuro más sano, evaluación y recomendaciones", "Chile tiene un sistema de salud y arquitectura de salud pública en buen funcionamiento, bien organizado y gobernado en forma efectiva".

A pesar de ello hay deficiencias y desafíos importantes que se vienen evidenciando desde hace años, y se reflejan, por ejemplo, en listas de espera de intervenciones quirúrgicas no contempladas en el Régimen de Garantías Explícitas en Salud, o listas de espera para consultas de especialistas o exámenes, así como el alto gasto de bolsillo en salud.

Estos problemas de acceso y, oportunidad, y protección financiera también se ven reflejados en las demandas ciudadanas.

De acuerdo a las cifras reportadas por la OCDE, mientras el tiempo de espera promedio para una cirugía de cataratas en Chile es de 121 días, el promedio de los países OCDE es de 129 días, levemente superior, sin embargo, en cirugías de prótesis de cadera o de rodilla, Chile tiene los tiempos de espera más largos de los países OCDE, con 433 y 861 días promedio respectivamente, en circunstancias que el promedio de la OCDE está en 161 y 227 días respectivamente.

Por otro lado, al observar las cifras de gasto de bolsillo en Chile, éste representa un 35,1% del total del gasto en salud, mientras que en el promedio de países OCDE es de 20%. Este gasto de bolsillo es principalmente en medicamentos (36% en el promedio OCDE y 35,8% en Chile).

En efecto, la encuesta de la Superintendencia de Salud, "Estudio de Opinión sobre el Sistema de Salud 2017",refleja algún grado de disconformidad de los beneficiarios del Fondo Nacional de Salud. Este descontento se concentra mayormente respecto al acceso a atención hospitalaria y los tiempos de espera en las urgencias y hospitales, la ausencia de especialistas, las esperas para la atención en oficinas de Fonasa y el que no sea posible comprar bonos (reembolso previo a la atención) en todos los centros de salud, así como el temor de no saber si se...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR