Proyecto de Ley Num. 4817-05 de C. Diputados, de 10 de Enero de 2007 (Perfecciona al Sistema de Alta Dirección Pública y modifica el Estatuto Administrativo en materia de concursabilidad del Tercer Nivel.) - Proyectos de Ley - Iniciativas legislativas - VLEX 556835598

Proyecto de Ley Num. 4817-05 de C. Diputados, de 10 de Enero de 2007 (Perfecciona al Sistema de Alta Dirección Pública y modifica el Estatuto Administrativo en materia de concursabilidad del Tercer Nivel.)

Número de expediente4817-05
Fecha de última tramitación12 de Febrero de 2015
Fecha de apertura10 de Enero de 2007
Situación actualPrimer trámite constitucional; Primer informe de comisión de Hacienda
Cámara de origenC. Diputados
EtapaConsulta Archivo
Tipo de proyectoProyecto de Ley

MENSAJE DE S.E. LA PRESIDENTA DE LA REPUBLICA CON EL QUE SE INICIA UN PROYECTO DE LEY QUE PERFECCIONA EL SISTEMA DE ALTA DIRECCIÓN PÚBLICA Y MODIFICA EL ESTATUTO ADMINISTRATIVO EN MATERIA DE CONCURSABILIDAD DEL TERCER NIVEL.

_______________________________

SANTIAGO, diciembre 20 de 2006

MENSAJE Nº 577-354/

Honorable Cámara de Diputados:

A S.E. EL

PRESIDENTE

DE LA H.

CAMARA DE

DIPUTADOS.

En uso de mis facultades constitucionales, tengo el honor de someter a vuestra consideración un proyecto de ley que tiene por objeto ampliar la cobertura y fortalecer el Sistema de Alta Dirección Pública a que hace referencia la ley Nº 19.882 y modificar el Estatuto Administrativo en materia de concursabilidad de los cargos de tercer nivel jerárquico.

antecedentes.

A finales de noviembre, con ocasión de la promulgación de la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción, anuncié al país una agenda de probidad, modernización y mejoramiento de la calidad de la política.

Dicha agenda tiene un importante componente de cambios legislativos. El 6 de diciembre envié el primer conjunto de proyectos de ley, indicaciones a proyectos en trámite y una reforma constitucional.

El presente proyecto es parte de una segunda oleada de proyectos anunciados. Asociados a éste, estamos enviando al Senado una indicación al proyecto de transparencia fiscal que realiza perfeccionamientos a la Auditoría Interna General de Gobierno, y a la Ley de Compras.

El proyecto materializa el anuncio de hacer extensivo el sistema de Alta Dirección Pública a los servicios que no fueron incluidos en la ley del 2003, distinguiendo dos tipos de servicios. También el compromiso para reforzar el Consejo de la Alta Dirección Pública.

A mediados de enero se enviará otro conjunto de iniciativas de estas agenda. El saldo de las medidas legislativas será enviado a más tardar en abril del año 2007.

Con ello, este Gobierno cumplirá sus anuncios en materia de agenda de transparencia, modernización del Estado y mejoramiento de la calidad de la política.

la alta dirección pública.

El 23 de junio del 2003, fue publicada en el Diario Oficial la ley Nº 19.882, que regula una nueva política de personal para los funcionarios públicos. A esta ley se le conoció como la “Ley del Nuevo Trato”.

Dicha ley tuvo tras antecedentes que la explican. En primer lugar, el acuerdo celebrado entre la ANEF y el Gobierno de la época para modernizar la carrera funcionaria, reforzar los incentivos económicos y crear la Dirección Nacional del Servicio Civil. El segundo antecedente fue el acuerdo logrado entre los partidos políticos y el Gobierno, denominado “acuerdos políticos y legislativos para la modernización del Estado, la transparencia y la promoción del crecimiento. Ahí se acordó impulsar la Alta Dirección Pública. En tercer lugar, esta ley tiene como antecedente un conjunto de leyes dictadas a partir de 1991, que fueron estableciendo mecanismos que la Ley del Nuevo Trato generalizó o perfeccionó.

Esta “Ley del Nuevo Trato” tuvo cuatro principios estructurales. Por de pronto, la profesionalización. Se buscó potenciar la calidad e idoneidad técnica de su personal sobre la confianza política. En este sentido, se disminuyó el personal de exclusiva confianza; se creó la Alta Dirección Pública; se creó un premio anual por excelencia institucional.

El segundo eje fue la transparencia. Se buscó que todas las decisiones vinculadas a la carrera funcionaria pudieran ser vistas por los afectados.

El tercer eje fue la participación. Así se obligó a que los comités de selección del personal pudieran tener representantes del personal; también se obligó a que los programas de gestión fueran consultados e informados a los funcionarios.

Finalmente, la ley buscó potenciar las remuneraciones de los funcionarios de un modo estable y distinto al del reajuste anual.

Como ya se indicó, una de las medidas de esta Ley del Nuevo Trato fue incorporar a nuestro sistema la Alta Dirección Pública.

La Alta Dirección Pública es un sistema de reclutamiento y gestión para los jefes de servicio y para el segundo nivel jerárquico de dichos órganos. La selección es efectuada por un órgano externo y plural, que asegura la idoneidad, la integridad y capacidad de éstos; y la gestión se materializa en convenios de desempeño, estabilidad por tres años y en el pago de una asignación especial.

El sistema de Alta Dirección Pública es un mecanismo competitivo, abierto y de amplia difusión, de selección de profesionales para asumir las jefaturas o las subdirecciones de los servicios.

El funcionario seleccionado es nombrado por el plazo de tres años, renovable por otros tres. También debe celebrar un convenio de desempeño, que comprenda metas estratégicas y medios de verificación. Los funcionarios nombrados en este sistema tienen derecho a una asignación especial, fijada por el Ministerio de Hacienda. Además, debe desempeñar el cargo con dedicación exclusiva.

El sistema de Alta Dirección Pública opera a través de la Dirección Nacional del Servicio Civil.

Este es un servicio público descentralizado, que se relaciona con el Gobierno a través del Ministerio de Hacienda.

Tiene dos grandes tareas. Por una parte, preocuparse de todas las políticas de personal del sector público. Por la otra, administrar y conducir la Alta Dirección Pública.

El Servicio tiene dos órganos fundamentales. En primer lugar, se encuentra el Director del Servicio. Este es un funcionario de la exclusiva confianza del Presidente de la República, a quien le corresponde dirigir y administrar el Servicio.

En segundo lugar, se encuentra el Consejo de la Alta Dirección Pública. Este es un órgano colegiado compuesto de cinco consejeros, cuatro de los cuales son nombrados por el Presidente de la República con acuerdo del Senado por mayoría de 4/7, y por pares, alternadamente cada tres años; el otro es el Director del Servicio, quien lo preside.

FUNDAMENTOS DE LA INICIATIVA.

Conforme a lo señalado, es un objetivo de este gobierno perfeccionar y transparentar hacia la ciudadanía la gestión y los resultados de aquellas instituciones públicas cuyas funciones son predominantemente de ejecución de políticas públicas y de provisión directa de servicios a la comunidad.

Para ello, se requiere un esfuerzo modernizador del aparato público y mejorar su imagen ante la...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR