Octavo grupo. Delitos contra el estado - Derecho penal. Parte especial - Cuarta Edición, 2023 - Libros y Revistas - VLEX 918123076

Octavo grupo. Delitos contra el estado

AutorEric Andrés Chávez Chávez
Cargo del AutorAbogado
Páginas560-589

DELITOS CONTRA LA ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA Y OTROS VALORES ESPIRITUALES DEL ESTADO

1.- PREVARICACIÓN (ART.222 AL 232 DEL C.P.).-

Concepto y clases de prevaricación.

El Código Penal, NO las define sino que hace una larga enumeración de hechos que la constituyen.-

En doctrina es: Faltar dolosa o culposamente a los deberes que imponen el ejercicio de un cargo o profesión.-

El C.O.T., en el art.324: entiende por prevaricación la grave infracción de cualquiera de los deberes que las leyes imponen a los jueces.

El concepto jurídico que emana de la casuística del Código Penal, es más restringido que el doctrinario y más amplio que el Constitucional que refleja el C.O.T.

Atendiendo al sujeto activo del delito, el Código distingue tres clases de prevaricaciones: I) Las cometidos por los funcionarios judiciales; II) La de los empleados públicos del orden político o administrativo; y III) La de los Abogados y Procuradores. Las legislaciones modernas sostienen que estos últimos NO prevarican, sino que incurren en delito de infidelidad profesional.

I.- Prevaricación de los funcionarios judiciales : (Art.223, 224, 225 y 227 Nº1 y 3 del Código Penal).-

Es la forma básica de la prevaricación y puede incidir en causas civiles o criminales, y cometerse con dolo o culpa, considerando en ésta sólo los matices de negligencia e ignorancia inexcusable.-

El art.223 trata de la prevaricación en causa civil o criminal, el art.224, a la que incide en causas civiles o criminales, salvo el Nº1 que alude sólo a las criminales, el art.225: también a ambas clases de juicio, salvo el N°1 que alude sólo a causas civiles. Los art.223 y 224 Nº2 y 7 tratan de la prevaricación dolosa; y los art.224 Nº1 y 225, la forma culpable del delito.-

El Código al penar la prevaricación, sólo hace efectiva la responsabilidad que por su conducta ministerial, afecta a los jueces, conforme al art.79 de la Constitución Política de la República y art.324 del C.O.T.; pero para deducir la correspondiente acción penal es preciso un antejuicio: la QUERELLA DE CAPÍTULOS (Título V, Libro IV del Código Procesal Penal, art.424 a 430).-

No toda conducta que objetivamente se ajuste a las modalidades de la prevaricación, da origen a este delito, porque según Soler: “El prevaricato no consiste en que una resolución sea contraria a la ley, o en que el juez aplique equivocadamente el derecho. Si así fuera, efectivamente, toda sentencia debería dar lugar a proceso por prevaricación”. A la incorrección jurídica de lo resuelto debe unirse, la incorrección moral del juez, porque la simple mala aplicación de ley se remedia con los recursos que ella otorga. El juez puede violar la ley sin ser prevaricador y para que lo sea, el Código exige que obre a sabiendas, maliciosamente, con negligencia, o ignorancia inexcusable.-

Los casos más graves de prevaricación están en el art.223, que castiga a los miembros de los tribunales de justicia (colegiados o unipersonales) y a fiscales judiciales, cuando:

a) A sabiendas fallaren contra ley expresa y vigente en causa civil o criminal;

b) Por sí u otra persona admitan o convengan en admitir dádiva o regalo por hacer o dejar de hacer algún acto de su cargo; y

c) Ejerciendo funciones de su cargo o valiéndose del poder que este les da, seduzcan o soliciten a persona imputada o que litiguen ante ellos.

La expresión Tribunales de Justicia: Comprende a los ordinarios y especiales: Corte Suprema, Corte de Apelaciones, Marcial del Ejército, Aviación y Carabineros; de la Marina de Guerra, Consejos de Guerra, Tribunal Constitucional; Unipersonales: Presidente de la Corte Suprema, Ministros de la Corte Suprema; Presidente de la Corte de Apelaciones de Santiago, Ministros de Cortes, Jueces Letrados Civiles, del Trabajo, de Cobranza Previsional, Garantía, Tribunal Oral en lo Penal, de Familia, de Policía Local, Jueces Militares, etc.; Fiscales Judiciales, de las Cortes de Apelaciones, Fiscales Especiales.

El artículo en análisis, Nº1, constituye el caso más típico de prevaricación; en el Nº2: un caso de cohecho; y en el Nº3: un abuso contra particulares. Los dos artículos son especiales respecto de los art.249 y 258.

El art.224 Nº1 exige obrar “a sabiendas” y conciliándolo con el art.225, se concluye que la prevaricación verdadera o propia consiste en fallar causas civiles o criminales contra ley expresa y vigente, a conciencia que se está infringiendo la ley, o hacerlo en forma manifiestamente injusta, por negligencia o ignorancia inexcusable.-

Fallar: Es sentenciar y las sentencias, según el art.158 del C.P.C., pueden ser definitivas o interlocutorias, pero entre éstas sólo deben considerarse las que resuelvan una cuestión accesoria al juicio, estableciendo derechos permanentes para las partes. Toda otra resolución queda exenta (interlocutoria de 2º grado, autos y decretos).-

El fallo debe ser “contra ley expresa y vigente”, es decir, contra aquella que determinadamente resuelve el caso de que se trata y que a la fecha de dictación NO se ha derogado, expresa o tácitamente.

El fallo debe dictarse a sabiendas, o sea, con la intención deliberada de faltar a la justicia. El móvil es indiferente.1

El delito es formal, se consuma con la sola dictación del fallo, independiente del resultado final (regla general, en este Párrafo).-

Las dádivas o regalos, a que alude el Nº2, se refieren al dinero y a las especies o efectos que pueden ser donados. Se pena aquí el vender la justicia o negociar con ella. La comisión estableció: que en él se castiga NO sólo el hecho de recibir o consentir en recibir dádivas el juez, por practicar un acto injusto, sino también el caso en que el acto sea perfectamente legal (Sesión 35).

El Nº3 que contiene un caso de abuso contra particulares, transforma este hecho en prevaricación cuando lo comete un juez, aprovechándose del poder e influencia que le da su empleo.-

Seducir, es deshonrar carnalmente a una mujer, pero hoy el tipo dice persona, con lo cual puede darse indistintamente a varón o mujer; solicitar es requerir de amores insistentemente a una mujer. "Pero el magistrado que sin mediar las circunstancias apuntadas tenga relaciones con una persona imputada o que litigue ante él, NO prevarica, porque la ley no ha pretendido ni podido pretender establecer una prohibición absoluta de relaciones entre un magistrado y una persona imputada o litigante, sino simplemente evitar los abusos que pudieran cometerse por aquel en contra de una persona (Del Río).-

Los mismos funcionarios cometen prevaricación dolosa, en los casos 2 al 7 del art. 224:

A) Nº2: Cuando a sabiendas contravienen las leyes que reglan la substanciación de los juicios, en términos de producir nulidad en todo o parte substancial. Aquí, se protege la ritualidad procesal por la importancia que ella reviste. Así, se ha fallado que alteraciones introducidas por el juez de la causa en una sentencia firmada y notificada a las partes, No es falsificación de instrumento público, sino es prevaricación;

B) Nº3: Cuando maliciosamente nieguen o retarden la administración de justicia y el auxilio o protección que legalmente se les pida. Es un caso de denegación o retardo de justicia, los hechos a que se refieren deben ser materia de su competencia, y situaciones definidas y concretas. No es suficiente faltar a la diligencia o actividad que exige y requiere el cumplimiento de un deber;

C) Nº4: Al que maliciosamente omita decretar la prisión, de alguna persona, habiendo motivo legal, o no lleven a efecto la decretada, pudiendo hacerlo. Esta es sólo una modalidad de la figura de denegación de justicia;

D) Nº5: Maliciosamente retengan en calidad de preso (por más de 48 horas, art.225 Nº5) a un individuo que debiera ser puesto en libertad. Es el caso inverso al anterior y constituye un atentado contra la libertad personal, que sólo pueden cometer los jueces porque sólo a ellos les faculta la ley para decretar la libertad de un detenido o preso;

E) Nº6: Si revelan los secretos de un juicio, o dan auxilio o consejo a cualquiera de los interesados en él, en perjuicio de la parte contraria. Esta hipótesis contempla dos delitos: la violación de secretos (tratada en el Párrafo 8 de este Tít. V) y el auxilio o consejo a una parte en perjuicio de la otra, que viola el art.320 del C.O.T., que prohíbe a los jueces expresar y aún insinuar privadamente, su juicio respecto de negocios que por la ley son llamados a fallar;

F) Nº7: con manifiesta implicancia, que les sea conocida y sin haberla hecho saber previamente a las partes, fallaren en causa civil o criminal. Las implicancias son ciertos motivos legales que imponen al juez, competente en principio, la prohibición absoluta para intervenir en el negocio y son irrenunciables por las partes (Art.195 del C.O.T: tener interés personal, ser pariente cercano o consorte, tutor o curador de una parte, padre o hijo del abogado de una de las partes, tener él, su consorte o parientes causa pendiente que deba fallar una de las partes o verse sobre el mismo asunto; haber manifestado su dictamen con conocimiento de los antecedentes; ser él, consorte o parientes heredero testamentario de alguna de las partes, etc.).-

Los funcionarios aludidos cometen prevaricación culpable, en los casos del art.224 Nº1 y 225, que son substancialmente los mismos antes señalados, pero cuando se obra por negligencia o ignorancia inexcusable y así:

A) Dictar sentencia manifiestamente injusta, civil o criminal (art.224 Nº1 y 225 Nº1, suspensión del cargo en cualquiera de sus grados y multa, inhabilitación absoluta temporal en cualquiera de sus grados y pres. o reclus. injusticia manifiesta supone violación notoria, clara e indiscutible de los preceptos legales, pero NO ocurre cuando ella puede explicarse por una interpretación razonable de la ley;

B) Art.225 Nº2: Contravenir leyes procesales y provocar nulidad en todo o parte sustancial del juicio;

C) Art.225 Nº3: Negar o retardar la administración de justicia y el auxilio que legalmente se les pida;

D)...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR