Proyecto de Ley Num. 9170-23 de C. Diputados, de 27 de Noviembre de 2013 (Modifica la ley N° 20.423, del Sistema Institucional para el Desarrollo del Turismo.) - Proyectos de Ley - Iniciativas legislativas - VLEX 556785150

Proyecto de Ley Num. 9170-23 de C. Diputados, de 27 de Noviembre de 2013 (Modifica la ley N° 20.423, del Sistema Institucional para el Desarrollo del Turismo.)

Número de expediente9170-23
Fecha de última tramitación12 de Febrero de 2015
Fecha de apertura27 de Noviembre de 2013
Situación actualSegundo trámite constitucional (Senado)
Cámara de origenC. Diputados
EtapaEn tramitación
Tipo de proyectoProyecto de Ley

MENSAJE DE S.E. EL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA CON EL QUE SE INICIA UN PROYECTO DE LEY QUE MODIFICA LA LEY N° 20.423, DEL SISTEMA INSTITUCIONAL PARA EL DESARROLLO DEL TURISMO.

___________________________________

SANTIAGO, 22 de noviembre de 2013.-

MENSAJE Nº 080-361/

Honorable Cámara de Diputados:

A S.E. EL

PRESIDENTE

DE LA H.

CÁMARA DE

DIPUTADOS.

Tengo el honor de someter a vuestra consideración el siguiente proyecto de ley que modifica la ley N° 20.423, del Sistema Institucional para el Desarrollo del Turismo, cuyos fundamentos paso a exponer.

  1. ANTECEDENTES.

    1) Turismo en el mundo.

    El turismo es una de las industrias de más rápido crecimiento en los últimos tiempos, que ha contribuido significativamente a la economía mundial y es un importante motor del progreso socioeconómico, a través de la creación de empleos, empresas, emprendimientos e infraestructura, tanto para las economías avanzadas como las emergentes.

    Durante el transcurso del año 2012, los arribos internacionales ascendieron a 1.035 millones de turistas, lo que significó un aumento de un 3,8% en relación al 2011. Igualmente el año 2010 ya había tenido una fuerte recuperación (+7%) respecto del 2009, periodo en que la demanda por turismo presentara caídas en prácticamente todas las regiones del mundo, por razones relacionadas con las crisis financiera y sanitaria (influenza humana A H1N1) vividas durante el referido año. A pesar de presentar crecimientos, el 2011 no fue un año de buenas noticias para el turismo en el mundo, marcado principalmente por el estancamiento de la recuperación económica, la catástrofe del terremoto en Japón y las implicancias políticas de la revuelta en los países árabes. Esto último, puso freno al protagonismo que venían exhibiendo las economías emergentes, no obstante, la región sudamericana obtuvo un gran crecimiento (10%), alcanzando el primer lugar en comparación con el resto del mundo.

    De acuerdo a los datos disponibles sobre ingresos generados por la actividad turística internacional para el año 2012, estos estarían en concordancia con la tendencia positiva en el aumento de las llegadas internacionales, alcanzando USD$ 1.075 miles de millones. Durante el 2010, estos ingresos, si bien mostraron una importante recuperación de la crisis, alcanzando USD$ 919 miles de millones, con un crecimiento del 8% respecto del 2009, no se logró alcanzar los niveles previos a la crisis, en lo que incidió el significativo fortalecimiento del dólar.

    En la actualidad, el turismo constituye un 3% del PIB mundial y genera el 3% del empleo en forma directa. Estas cifras aumentan sustancialmente si consideramos los efectos indirectos que produce esta industria sobre otras, alcanzando de esta manera, un 9% del total del PIB mundial y similar cifra en relación al empleo, lo cual corrobora que esta industria es uno de los mayores empleadores del mundo, dando trabajo a 1 de cada 12 personas.

    Dado el crecimiento que han mostrado diversas economías emergentes en los últimos años, es que se ha vuelto como uno de los principales desafíos de la actividad turística, captar nuevos mercados como los son Brasil, China, India y Rusia. China se ha transformado en el caso más emblemático de los países emergentes, logrando posicionarse el 2011 como el tercer destino más visitado en el mundo superando a países como España e Italia, y también, a nivel emisivo, como el tercer país con mayor nivel de gastos por turismo internacional, lo que le ha valido posicionarse sobre países como Francia y el Reino Unido.

    2) El Turismo en Chile

    Tal como se mencionó, el turismo es una de las actividades económicas de más rápido crecimiento en el mundo, y Chile no es la excepción en esta materia. Actualmente, la industria turística nacional ha pasado a ser una actividad de alta relevancia, contribuyendo con un 3,23% al PIB y constituyendo una importante fuente laboral. A su vez, se ha transformado en el cuarto sector exportador de Chile (después de las industrias de la minería, frutícola y de celulosa y papel) y representa el 5% de sus ganancias (equivalentes a USD$ 2.559 millones sólo por concepto del turismo receptivo para el año 2012). De este modo, el sector turístico se sitúa por sobre la industria vitivinícola, forestal y salmonera.

    Durante el transcurso del 2012, un total de 3.554.279 turistas internacionales arribaron a Chile, lo que corresponde a un incremento de un 13,3% respecto del año 2011, crecimiento debido, principalmente, al gran aumento en la llegada de turistas brasileños y regionales, entre otros factores. Sin embargo, uno de los principales problemas de Chile es la dificultad de captar a los segmentos de turistas de mayor gasto, llevándolo a presentar el menor gasto promedio diario entre los países competidores. Esta situación se explicaría por el bajo posicionamiento internacional de Chile en relación a sus competidores y por la escasa adaptación de la oferta chilena a los requerimientos de este segmento turístico.

    Por otra parte, el turismo interno nacional es parte vital de la industria turística, toda vez que ayuda a sostener los negocios turísticos durante la temporada media y baja, le da mayor dinamismo a la industria y genera una plataforma para el desarrollo de oferta turística exportable.

    Considerando todas las actividades ligadas al turismo interno, receptivo y emisivo, se estima que esta industria genera aproximadamente USD$ 11 mil millones de ingresos para Chile al año.

    Por otro lado, el ranking de competitividad económica 2012 del Foro Económico Mundial (WEF) sitúa a Chile en el lugar 33 de 140 países, superando a la mayoría de sus competidores directos. Sin embargo, en el ranking de competitividad turística, Chile desciende al puesto 56. Si bien, el país está bien posicionado en aspectos estructurales tales como seguridad o reglas de política y regulación, falta avanzar en factores directamente relacionados con la industria turística, como lo es la priorización por el desarrollo del turismo, la infraestructura turística y la sustentabilidad del desarrollo del sector.

    Pero el turismo no solo es un motor económico, también es uno de los principales promotores de la conservación del medio ambiente, del patrimonio histórico y de la identidad cultural de las comunidades, elementos que constituyen su materia prima y fundamentan su enorme atractivo. Es por esto que, a través del turismo, se pueden llevar a la práctica valores que inspiran la sustentabilidad, transmitiendo estos al resto de la sociedad.

    II.OBJETIVO DEL PROYECTO DE LEY.

    Chile tiene una enorme responsabilidad en el desarrollo del sector turístico, debiendo alcanzar una posición de liderazgo y convertirse en un destino de clase mundial.

    Los factores en que Chile está mal evaluado son todos mejorables mediante una correcta política pública, voluntad y coordinación con el sector privado, y esto, lejos de ser una dificultad, se transforma en una gran oportunidad de crecimiento para el turismo.

    Para alcanzar estas metas, se debe dar paso a la consolidación de un proceso de cambios y transformaciones, proceso que comenzó en febrero 2010 con la publicación de la primera Ley de Turismo, la ley N° 20.423 del Sistema Institucional para el Desarrollo del Turismo, la cual entre otros, creó el Comité de Ministros para el Turismo y una Subsecretaría para el sector, estableció una Sistema de Clasificación, Calidad y Seguridad, y en general tuvo por objeto el desarrollo y promoción de la actividad turística por medio de mecanismos destinados a la creación, conservación y aprovechamiento de los recursos y atractivos turísticos nacionales.

    No obstante lo anterior, y ya transcurridos casi 3 años de vigencia de la referida ley N°20.423, se han detectado algunas falencias, omisiones y problemas interpretativos que dificultan su aplicación, y que por tanto, aconsejan un perfeccionamiento de la misma, con el objeto de poder seguir avanzando en situar a Chile como un reconocido destino turístico, logrando a su vez mejores políticas de conservación y sustentabilidad de los recursos nacionales los cuales son de interés turístico.

  2. CONTENIDO DEL PROYECTO DE LEY.

    1. Mejora ciertas definiciones y denominaciones legales, en concordancia con las Normas Técnicas Oficiales, dando así mayor coherencia interna a la ley y al sistema en general, facilitando su interpretación y aplicación.

    2. Perfecciona la institucionalidad en materia turística. Lo anterior, principalmente, a través de las modificaciones que se proponen a las atribuciones del Comité de Ministros del Turismo, del Ministerio de Economía, Fomento y Turismo, y de la Subsecretaría de Turismo. En cuanto al Comité de Ministros del Turismo, por su relevancia sectorial se incorpora al mismo, al Ministro de Transportes y Telecomunicaciones. Se reserva al Comité un núcleo de atribuciones compatibles con su carácter directivo y colegiado. Luego, se otorgan facultades de índole ejecutiva, al Ministerio de Economía, Fomento y Turismo, el que siendo el Ministerio sectorial, paradojalmente carece hoy de atribuciones legales en materia de Turismo. En ese mismo sentido, se perfeccionan las atribuciones de la Subsecretaría de Turismo.

    3. En lo referente a las Zonas de Interés Turístico (ZOIT), se integran numerosos vacíos de la normativa vigente.

      En primer término, se aclara y explicita que la finalidad esencial de las ZOIT, y por lo tanto aquello que define su naturaleza, consiste en ser un instrumento de fomento y desarrollo del turismo y no uno de protección ambiental, teniendo en especial consideración las distintas materias reguladas en la ley Nº 20.423, que se centran en el desarrollo y promoción del turismo. Este instrumento busca la armonización de las otras actividades que en ellas se desarrollan, con los requerimientos de la actividad turística.

      Luego, en cuanto al procedimiento de declaratoria, se explicitan los contenidos mínimos del acuerdo respectivo del Comité de Ministros, así como la obligación de...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR