Proyecto de Ley Num. 6265-14 de Senado, de 10 de Diciembre de 2008 (Modifica la ley N° 19.537, sobre Copropiedad Inmobiliaria, en materia de tenencia de animales domésticos.) - Proyectos de Ley - Iniciativas legislativas - VLEX 556802150

Proyecto de Ley Num. 6265-14 de Senado, de 10 de Diciembre de 2008 (Modifica la ley N° 19.537, sobre Copropiedad Inmobiliaria, en materia de tenencia de animales domésticos.)

Número de expediente:6265-14
Fecha de última tramitación:12 de Febrero de 2015
Fecha de apertura:10 de Diciembre de 2008
Situación actual:Tramitación terminada; Rechazado
Cámara de origen:Senado
Etapa:Rechazado
Tipo de proyecto:Proyecto de Ley
 
EXTRACTO GRATUITO

PROYECTO DE LEY QUE PERMITE CONVIVIR CON ANIMALES DOMÉSTICOS EN EDIFICIOS Y CONDOMINIOS REGULADOS POR LA LEY Nº 19.537, SOBRE COPROPIEDAD INMOBILIARIA Y REGULA SU TENENCIA

  1. INTRODUCCIÓN

    Nos hemos dado cuenta que la Ley de Copropiedad inmobiliaria permite diversas situaciones que no dejan de manifestar una grave falta a los derechos a la intimidad y a la libertad de las personas. Existen casos en que las administraciones de las comunidades de copropietarios han prohibido sin más la tenencia de animales domésticos en edificios y condominios.

    Esta prohibición absoluta es claramente arbitraria, pues en vez de regular la tenencia de animales domésticos, de ponerle condiciones en pos de la buena convivencia y de los derechos de todos, se opta por la salida más fácil, pero más desproporcionada, como es la de de prohibir sin más. Perfectamente podrían ponerse limitaciones a la tenencia de estos animales, motivadas por la salud, higiene, el orden y la seguridad de los residentes, muchas de ellas muy razonables y justificadas, pero a nuestro juicio, por el dictador que algunos aún cultivan y llevan dentro, se ha preferido la prohibición sin motivo razonable.

    Es por ello que venimos en corregir este defecto, que obliga a los vecinos afectados a acudir a los Juzgados de Policía Local para corregir tamaña arbitrariedad, arrojándolos al extraño mundo de la litigación, de los abogados, de los tribunales. Venimos en prohibir la prohibición, y por el contrario, a regular y regimentar las condiciones y limitaciones de la tenencia de mascotas en edificios y condominios regulados por la Ley de Copropiedad Inmobiliaria.

  2. HISTÓRICA CONVIVENCIA ENTRE HOMBRES Y ANIMALES

    Los seres humanos conviven con animales desde que han aparecido en la faz de la tierra. Esta relación se da en virtud de la misma biología del hombre, quien se ha separado de su existencia animal, y ha derivado en un ser que tiene y mantiene una primacía respecto del resto de los seres vivos.

    Muchos animales no sólo se han reaccionado con el hombre como miembros de la cadena trófica, sino que muchos de ellos han convivido con el hombre, y más aún, desde hace milenios han recibido su influencia a través de cruzas genéticas propiciadas principalmente para satisfacer necesidades de primer orden, como el alimento, la caza, la guerra o su seguridad (creemos que el perro es el ejemplo por excelencia de esta relación, sin perjuicio que animales como el ganado en general).

    El mismo Código Civil realiza una clasificación de los animales, como bienes semovientes.

    De acuerdo al Derecho Civil, los bienes son todos aquellos objetos materiales e inmateriales que pueden prestar una utilidad. A su vez, los bienes pueden ser muebles o inmuebles, de acuerdo a si pueden o no ser trasladados sin que se destruyan o desnaturalicen.

    Por su parte los animales son bienes muebles que se mueven por si mismos, es decir, bienes “semovientes”.

    Finalmente los animales se clasifican, de acuerdo al artículo 608 del Código Civil, en bravíos o salvajes, en domésticos y domesticados.

    “Se llaman animales bravíos o salvajes los que viven naturalmente libres e independientes del hombre, como las fieras y los peces; domésticos los que pertenecen a especies que viven ordinariamente bajo la dependencia del hombre, como las gallinas, las ovejas; y domesticados los que sin embargo de ser bravíos por su naturaleza se han acostumbrado a la domesticidad y reconocen en...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA