Proyecto de Ley Num. 3026-04 de Senado, de 1 de Octubre de 2005 (Modernización y rediseño funcional del Ministerio de Educación.) - Proyectos de Ley - Iniciativas legislativas - VLEX 556811202

Proyecto de Ley Num. 3026-04 de Senado, de 1 de Octubre de 2005 (Modernización y rediseño funcional del Ministerio de Educación.)

Número de expediente:3026-04
Fecha de última tramitación:12 de Febrero de 2015
Fecha de apertura: 1 de Octubre de 2005
Situación actual:Tramitación terminada; Ley Nº 20.059 (Diario Oficial del 01/10/2005)
Cámara de origen:Senado
Etapa:Publicado
Tipo de proyecto:Proyecto de Ley
 
EXTRACTO GRATUITO

MENSAJE DE S.E. EL PRESIDENTE DE LA REPUBLICA CON EL QUE INICIA UN PROYECTO DE LEY DE MODERNIZACION Y REDISEÑO FUNCIONAL DEL MINISTERIO DE EDUCACIÓN.

_______________________________

SANTIAGO, 5 de agosto de 2002

MENSAJE Nº 142-347/

Honorable Senado:

A S.E. EL

PRESIDENTE

DEL H.

SENADO.

En uso de mis facultades constitucionales, vengo en proponer a esa H. Corporación un proyecto de ley que tiene por objeto modernizar y rediseñar funcionalmente al Ministerio de Educación.

I antecedentes.

El Gobierno que presido, dentro del programa emprendido de modernización del Estado, ha decidido dar un impulso decisivo para ello en el ámbito de la educación. Ésta es el medio privilegiado que permite garantizar a todos los ciudadanos la igualdad de oportunidades, como individuos y como integrantes de la sociedad, y también es el instrumento más importante para promover el desarrollo nacional.

Un país desarrollado requiere, por una parte, un sistema de educación sólido que permita a las personas un proceso de formación permanente y continuo a lo largo de toda la vida. Por otro lado, también requiere contar con una política educacional orientada a alcanzar objetivos de calidad, de acceso universal y de aseguramiento de la equidad en el sistema de enseñanza. Ese es el espíritu que inspira la Reforma Educacional en marcha.

En este contexto, es necesario abordar, también, la modernización de las instituciones encargadas de promover las políticas públicas.

A este respecto, cabe destacar que el Ministerio de Educación es un servicio constituido por personas, profesionales, técnicos, administrativos y auxiliares, de un gran valor y que merecen un reconocimiento por su abnegada y, a veces, incomprendida labor.

Sin embargo, la estructura de dicha Secretaría de Estado requiere de cambios que permitan lograr metas modernizadoras mediante un Ministerio más dinámico, más eficiente, más potente y seguro de sí mismo, que son los objetivos que perseguimos mediante este proyecto de ley, ya que éste es precisamente el gran objetivo de las tareas que nos demanda un proceso de rediseño y modernización.

Se trata de fortalecer el rol del Estado para garantizar el derecho a la educación, consagrado en la Constitución Política de la República, mejorando su calidad, tanto en el sector público como en el privado, y supervigilando el adecuado uso de los recursos que el Estado destina a ese fin, con el preciso objetivo de hacer plenamente vigente el cumplimiento de las garantías constitucionales tanto del derecho a la educación señalado, como el de la libertad de enseñanza.

Este fortalecimiento implica, por una parte, reformular la misión y las grandes funciones del Ministerio y, por otra, proponer el mejoramiento de la carrera funcionaria, la mejor formación y profesionalización de todo su personal, resguardando los derechos laborales, la estabilidad en el empleo, estimulando el retiro con una indemnización adecuada y protegiendo los actuales beneficios remuneratorios, sin detrimento de ninguna especie.

Con la misma fuerza, afirmamos que el rediseño propuesto busca mejorar la calidad y oportunidad de los servicios que presta el Ministerio de Educación a la sociedad en cada tarea que desarrolla. Más agilidad y eficiencia, más participación y descentralización, mejor y más oportuna atención al conjunto del sistema educacional, mayor tecnología, mayor integración programática y mayor pertinencia regional en las tareas ministeriales. Para ello se requiere revitalizar su estructura organizacional para, así, asumir con éxito el desarrollo de las tareas que emanan del gran objetivo de llevar adelante un proceso exitoso de reforma educacional.

Por otra parte, cabe destacar que el proceso que desemboca en la presente propuesta de Modernización y Rediseño Institucional de esta Secretaría de Estado, comenzó en 2000, con un intenso trabajo desarrollado en distintos niveles. Así, se creó una mesa sectorial entre el Ministerio de Educación y su Asociación de funcionarios (ANDIME); se formaron equipos técnicos del Ministerio; y se promovió la participación de todos sus funcionarios, desde Arica a Magallanes, con la realización de talleres de reflexión y discusión, que les permitió conocer y discutir la propuesta y, a su vez, elaborar sugerencias con el objetivo que sus aspiraciones fueran conocidas e insertadas en el proyecto definitivo, tal como ocurrió.

II FINALIDAD Y PROPÓSITOS DEL REDISEÑO INSTITUCIONAL.

El presente proyecto se ha elaborado y se basa en razones fundamentales, a fin de alcanzar los objetivos y resolver los problemas que hoy impiden o dificultan cumplir bien con la misión del Ministerio de Educación.

Lo primordial es conseguir que dicho Ministerio esté dotado de todos los elementos necesarios para que sea capaz de conducir exitosamente la Reforma Educacional.

Esta Reforma, que se ha venido desarrollado calladamente desde 1990 a través de la proyección y ejecución de diversos programas ministeriales, constituye el eje principal de la actual política educacional y del quehacer ministerial y, a la vez, es una de las palancas fundamentales para el desarrollo de nuestro país.

En tal sentido, la propuesta de rediseño busca crear una estructura y organización institucional capaz de sustentar y conducir dicho proceso. En otras palabras, un Ministerio de Educación más moderno y eficiente.

Los propósitos centrales que se persiguen con este rediseño, son:

  1. - Resguardar y garantizar el derecho a la educación de todos los chilenos.

  2. - Asegurar posibilidades de desarrollo y educación para las personas a lo largo de toda su vida.

  3. - Resguardar el buen uso de los recursos públicos que se destinan a la educación de todos los chilenos.

  4. - Fortalecer la profesión docente como factor clave en el aseguramiento de una enseñanza de calidad.

  5. - Profesionalizar la planta y promover la excelencia de todos los funcionarios que trabajan en el Ministerio para asegurar la calidad en el desempeño de nuestras tareas.

  6. - Asegurar la evaluación y el mejoramiento permanente del sistema educativo basado en estándares exigentes de calidad.

  7. - Incrementar la descentralización y desconcentración de las diferentes unidades del Ministerio y de su gestión ministerial.

    III CONTENIDO GENERAL DEL PROYECTO DE LEY.

    A Una nueva Misión para el Ministerio de Educación.

    En el presente proyecto, se dispone que el Ministerio de Educación es "la Secretaría de Estado encargada de fomentar el desarrollo de la educación en todos sus niveles y promover el progreso integral de todas las personas a través de un sistema educativo que asegure igualdad de oportunidades y aprendizajes de calidad para todos los niños, jóvenes y adultos durante toda su vida, con independencia de la edad y el sexo, otorgándoles una educación humanista, democrática, de excelencia y abierta al mundo en todos los niveles de enseñanza, cautelando el buen uso de los recursos públicos y contribuyendo activamente a la garantía del derecho a la educación y a la libertad de enseñanza. Asimismo, estimulará la investigación en las distintas áreas del conocimiento, contribuyendo específicamente al desarrollo de la ciencia y la tecnología".

    B La nueva estructura.

    El proyecto contempla la existencia de dos Subsecretarías. Una denominada de Educación y la otra de Educación Superior. Con ello, se espera asegurar calidad y equidad de la educación en sus respectivos niveles educativos.

    Cada una de ellas contará con sus respectivos gabinetes, divisiones y departamentos y se relacionará con los organismos descentralizados del sector.

    Con este cambio de la actual estructura, se pretende reconocer en la organización del Ministerio las diferencias que tienen estos dos sectores educativos en cuanto a los actores, a la manera como se vinculan con el Estado, a sus sistemas de financiamiento y normativas, entre otras materias, de modo de poder organizar, con mayor claridad y eficiencia, las tareas que le corresponden en el respectivo sector educativo.

    La Subsecretaría de Educación continuará enfrentando las tareas derivadas de la reforma Educacional, que viene desarrollándose desde 1990, como asimismo el control, entrega y fiscalización de los recursos que el Estado destina a los niveles de educación parvularia, básica y media, en todas sus modalidades y que comprende, asimismo, el diseño y aplicación de programas para la educación de adultos.

    Por otro lado, la relación y coordinación de la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos; de la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas; y la Junta Nacional de Jardines Infantiles con el Ejecutivo, será otra de las principales funciones de esta Subsecretaría, como asimismo la coordinación de todos los servicios ministeriales, exceptuados los que pasarán a serlo de la Subsecretaría de Educación Superior y, principalmente, la coordinación y relación con los organismos descentralizados, Secretarías Regionales Ministeriales y Departamentos Provinciales de Educación.

    A su vez, con la creación de la Subsecretaría de Educación Superior, se releva la importancia para el país de este nivel de enseñanza y se enfrenta su actual crecimiento.

    Dicha Subsecretaría será el nexo para las relaciones institucionales del CONICYT y del Consejo de Rectores y se coordinará con el nuevo Sistema de Acreditación Universitarias. Además, se proyectará regionalmente a través de las Secretarías Regionales Ministeriales.

    Junto con la creación de la mencionada Subsecretaría de Educación Superior, se sumarán otras iniciativas que también apuntan a fortalecer este nivel.

    Así, por una parte, se establecerá un Sistema Nacional de Aseguramiento de la Calidad que permitirá incentivar un sistema de educación superior de excelencia y resguardar que éste cumpla con los estándares de calidad, respondiendo a los requerimientos del desarrollo económico y cultural, de la competitividad internacional y de la vertiginosa acumulación y renovación del conocimiento.

    Para eso se propondrá, a través de un proyecto de ley especial, la creación...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA