Proyecto de Ley Num. 945-07 de Senado, de 23 de Marzo de 1993 (Introduce un párrafo 8 bis en el Título IX del Libro Segundo del Código Penal, bajo la denominación de 'De la Receptación') - Proyectos de Ley - Iniciativas legislativas - VLEX 556826234

Proyecto de Ley Num. 945-07 de Senado, de 23 de Marzo de 1993 (Introduce un párrafo 8 bis en el Título IX del Libro Segundo del Código Penal, bajo la denominación de 'De la Receptación')

Número de expediente:945-07
Fecha de última tramitación:12 de Febrero de 2015
Fecha de apertura:23 de Marzo de 1993
Situación actual:Tramitación terminada; Rechazado
Cámara de origen:Senado
Etapa:Rechazado
Tipo de proyecto:Proyecto de Ley
 
EXTRACTO GRATUITO

Boletín Nº 945-07

Moción del H. Senador señor Hugo Ortiz De Filippi, con la que inicia un proyecto de ley que introduce un párrafo 8 bis en el Título IX del Libro Segundo del Código Penal, bajo la denominación de “De la receptación”.

La comisión de determinados delitos, especialmente contra la propiedad, significa a su vez generación de otros hechos delictivos autónomos, que se realizan con posterioridad al delito inicial

El propósito del presente Proyecto de Ley es romper una verdadera cadena delictiva que se establece como consecuencia de la comisión de delitos contra la propiedad. Específicamente se apunta a sancionar como delito autónomo, las actividades que realizan los denominados “reducidores”, quienes se han especializado en comercializar especies robadas o hurtadas.

Se persigue con este tratamiento jurídico, darle un carácter de delito autónomo y no como una figura de encubrimiento, con una pena asignada equivalente a la gravedad del delito, de manera de inhibir a quienes en forma reiterada, o incluso cotidiana realizan este tipo de actividades y como resultado anexo, se constituya en un poderoso obstáculo a los que viven del hurto o robo de especies. Nadie hurta o roba para coleccionar, de manera que estos reducidores son elementos que en gran medida, incentivan la comisión de hurtos y robos.

Es un hecho indiscutido en la doctrina, que el encubrimiento no es una forma de participación, se le considera un hecho delictivo autónomo pues se realiza con posterioridad al delito referido o inicial. De este modo un hecho posterior, aunque en referencia a un hecho anterior, requiere de un tratamiento legal como un delito propio y no continuar siendo considerado una simple forma de participación.

En los códigos y proyectos modernos, el encubrimiento tiende a desaparecer de las reglas generales y paulatinamente ha pasado a ser un delito especial, ya sea, cuando hay ánimo de lucro, entre los delitos contra el patrimonio, o bien, entre los delitos contra la administración de justicia, ya que significa obstaculizarla o impedirla.

Es urgente desde el punto de vista político criminal, reformar el tratamiento jurídico del encubrimiento, llamado delito de receptación, esto es, cuando hay ánimo de lucro. La razón reside tanto en la intensificación de la afección al patrimonio de la víctima como por el hecho que justamente la receptación es la causa directa o indirecta de delitos contra la propiedad, y de ahí que aparece como insuficiente sólo el...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA