Introducción - Derecho penal. Parte especial - Cuarta Edición, 2023 - Libros y Revistas - VLEX 918123066

Introducción

AutorEric Andrés Chávez Chávez
Cargo del AutorAbogado
Páginas9-21

INTRODUCCIÓN:

En el Derecho Penal I, se estudia la Parte General del Derecho Penal, respecto del delito y la pena en abstracto, abarcando:

- La Teoría del Sujeto Responsable;

- La Teoría de la Pena y, especialmente; y

- La Teoría del Delito.-

1.- NOCIONES DE LA PARTE ESPECIAL.

Aquí estudiaremos cada delito y la pena que en concreto le corresponde, determinando las características específicas de cada hecho delictivo y su marco penal.

Por tanto, su contenido fundamental lo constituirán los TIPOS LEGALES (Violación, hurto, robo, homicidio, etc.), dándole así aplicación práctica a la TIPICIDAD estudiada en la Parte General.-

El alcance y desarrollo que se da a la Tipicidad de cada delito, repercutirá directamente en su análisis y sistematización. Por ello, si aumenta la tipicidad de cada una de las figuras de la Parte Especial, tenderá a quedar agotado el respectivo tipo legal. Por eso, cuando el art.396 inciso 1 del Código Penal, agrega a los elementos objetivos de la tipicidad la expresión "hecha también con malicia", junto a los elementos objetivos del TIPO está comprendiendo elementos subjetivos.-

La Escuela Causalista Naturalista, postula la restricción del tipo legal y estima que no pertenecen a la tipicidad las consideraciones valorativas (ajenidad, en el Hurto, art.432 del Código Penal) o subjetivas en venganza de las determinaciones de la autoridad, causar daños que excedan de 40 Unidades Tributarias Mensuales (Art.485 Nº1 del Código Penal).

El criterio o Escuela Causalista Valorativo es un poco más amplio e incluye dentro del tipo legal los llamados elementos normativos del TIPO y los elementos subjetivos. Sólo excluye de él las expresiones que aluden al DOLO: con malicia (Art.396 inciso 1 del Código Penal), de propósito, etc.-

El punto de vista de la Escuela Finalista representa la mayor amplitud del tipo legal al aceptar también el DOLO dentro de su contenido.

De modo que el TIPO LEGAL es el eje principal de la Parte Especial y el encargado de cumplir las funciones garantizadoras, indiciarias y motivadoras que la teoría del delito le asigna.

La Función Garantizadora se cumple a través de cada TIPO LEGAL PARTICULAR, porque su examen permite saber si el ciudadano está realmente protegido frente a la intervención del Estado, pues, le da a conocer con precisión la conducta o acción penada.

Un Tipo Legal vago o indeterminado destruye el efecto cognoscitivo y permite la arbitrariedad del poder. Esta precisión del TIPO constituye el PRINCIPIO DE DETERMINACIÓN que emana del PRINCIPIO DE LEGALIDAD o de vigencia de un ESTADO DE DERECHO y que expresa la función de garantía y de instrucción o conocimiento (a mayor garantismo, mayor instrucción; y a contrario sensu...). Por ello es muy importante la máxima precisión en la configuración de los Tipos Legales.

La Función Indiciaria emana del PRINCIPIO DE DETERMINACIÓN que se expresa en el Tipo Legal porque él es INDICIO DE ANTIJURIDICIDAD y con ello de injusto, en la medida que señala claramente porque constituye un injusto.

La Función Motivadora se cumple en cuanto induce a las personas a respetar el fin de la ley que no se ejecuten las conductas descritas.-

EN RESUMEN: El Principio de Determinación que surge del PRINCIPIO DE LEGALIDAD consagrado en la Constitución Política de la República (art.19 Nº3, incisos 6, 7 y 8), sólo tiene sentido en cuanto se concreta en Tipos Legales determinados, precisos, que se contienen en la Parte Especial del Derecho Penal. O sea, el PRINCIPIO DE LEGALIDAD se cumple realmente cuando existen tipos legales determinados, que son los únicos que pueden ejecutar las funciones de garantía e instrucción, indiciaria y motivadora.

Por esto, se puede concebir un Código Penal, sin Parte General pero nunca sin Parte Especial, que histórica y teóricamente precedió a la Parte General y especialmente a la Teoría del Delito, pues el estudio del Sujeto Responsable y de la Pena ha sido siempre coetáneo con toda intervención punitiva del Estado.-

Por otra parte hay que dejar establecido que el TIPO LEGAL corresponde a la descripción de un ÁMBITO SITUACIONAL y no sólo de una acción (Prof. Juan Bustos Ramírez).

2.- LOS BIENES JURÍDICOS.-

a) Bien Jurídico y Garantías Específicas. Un BIEN, en general, es todo aquello que sirve para satisfacer necesidades humanas (individuales o colectivas). Y será JURÍDICO cuando es objeto de protección por el sistema jurídico.-

El DELITO O INJUSTO, se construye sobre los bienes jurídicos, de manera que la determinación material de los tipos legales sólo puede surgir a partir del bien jurídico. Lo anterior implica:

1) Que los tipos legales se configuran para la protección de los bienes jurídicos y no de ideologías políticas, religiosas, éticas o culturales.-

El BIEN JURÍDICO, en cuanto es una síntesis jurídica concreta de una relación determinada y dialéctica, está basado en un condicionamiento participativo y pluralista de la sociedad. Lo que excluye toda unilateralidad en la protección, la que contravendría la función fundamental del Derecho Penal, que es la PROTECCIÓN GENERAL DE LOS BIENES JURÍDICOS.

Sólo de este modo el Tipo Legal será GARANTISTA dentro de un Estado Social y Democrático de Derecho.-

El tipo legal como mera descripción de un comportamiento o, aún, de un ámbito situacional, no alcanza a dar completo contenido al PRINCIPIO GARANTISTA. Por eso es que los Tipos no pueden configurarse para proteger sentimientos (especialmente el de Seguridad), sino para proteger relaciones sociales y NUNCA posiciones subjetivas de los sujetos.-

2) El Ámbito Situacional descrito en el tipo debe afectar realmente el bien jurídico (o sea, afectar la relación social), lo que sólo sucede cuando se lesiona o pone en peligro concreto el bien jurídico. Una simple consideración formal del tipo llevará a castigar meras presunciones de afección del bien jurídico, como ocurre en los delitos de peligro abstracto o de sospecha. En los de Sospecha, el legislador supone que un determinado comportamiento del sujeto está en conexión con un hecho específicamente prohibido. Ej. El mero fingimiento de Autoridad, Empleado Público (EE.PP.) o Titular de una Profesión, en relación con el ejercicio de actos propios de ellos (art.213 C.P.); etc. En los de Peligro Abstracto el legislador supone que el comportamiento que describe, POR SI pone en peligro el bien jurídico; ej.: conducir vehículo en estado de ebriedad.

Por tanto, para que haya un delito o injusto, no basta el cumplimiento de un tipo legal sino que es necesario además un resultado que se traduzca en lesión o puesta en peligro concreto de un bien jurídico. Sólo así se garantiza suficientemente al ciudadano.-

b) Bien Jurídico y Ámbito del Injusto; Sistematización y Jerarquización de los delitos.

En la Parte Especial del Derecho Penal, el bien jurídico especifica las garantías del ciudadano en relación con cada delito y también permite su ordenación en grupos, dándole una graduación jerárquica a los delitos dentro de cada grupo, como lo veremos:

b-1) ÁMBITO DEL INJUSTO:

El tipo legal por sí no permite precisar su alcance, salvo que se recurra al presunto espíritu del legislador (una razón meta jurídica), lo que nos conduciría al Derecho Natural; o bien, entregando la determinación de su alcance exclusivamente al criterio o arbitrio del Juez, lo que nos llevaría a un Derecho Penal de los Juristas y no de la ley.-

En ambos casos la LEY, como vía democrática de legitimación, pierde toda su validez.-

Por eso el ámbito situacional que describe el tipo legal debe quedar fijado, determinado, por la naturaleza de lo que se protege, o sea: EL BIEN JURÍDICO.

Sólo así se cumple con la exigencia de la C.P.R. (art.19 Nº3 inciso 6 a 8), sobre la determinación que deben tener los delitos. Ej.: si lo que se protege es la vida humana, el TIPO HOMICIDIO sólo puede comprender en su ámbito situacional la vinculación entre dos personas vivas y nunca podrá darse si: "EL OTRO" ya estaba muerto; y en la Bigamia (art.382), si lo que se protege es el Estado Civil de las personas, contraer el 2º o ulterior matrimonio sin estar legalmente disuelto el anterior, no implica necesariamente cumplir el tipo legal si quienes contraen el 2º matrimonio son los mismos que celebraron...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR