Reforma Constitucional Num. 9216-07 de Senado, de 18 de Diciembre de 2013 (Incorpora inciso final,al Art. 48 de la Carta Constitucional, para limitar a tres, los períodos consecutivos en que un ciudadano puede ser elegido diputado.) - Proyectos de Ley - Iniciativas legislativas - VLEX 556809338

Reforma Constitucional Num. 9216-07 de Senado, de 18 de Diciembre de 2013 (Incorpora inciso final,al Art. 48 de la Carta Constitucional, para limitar a tres, los períodos consecutivos en que un ciudadano puede ser elegido diputado.)

Número de expediente:9216-07
Fecha de última tramitación:12 de Febrero de 2015
Fecha de apertura:18 de Diciembre de 2013
Situación actual:Primer trámite constitucional (Senado)
Cámara de origen:Senado
Etapa:En tramitación
Tipo de proyecto:Reforma Constitucional
 
EXTRACTO GRATUITO

Boletín N° 9.216-07

Proyecto de reforma constitucional, iniciado en moción del Honorable Senador señor Navarro, que incorpora un inciso final al artículo 48 de la Carta Constitucional para limitar a tres los periodos consecutivos en que un ciudadano puede ser elegido como diputado.

El Congreso Nacional es quien teóricamente representa la “voluntad popular”. No obstante, hemos visto que existen enclaves que impiden que el Congreso tenga tan alta característica. Uno de ellos es el mentado sistema binominal, en contra del cual hay cada vez mayor acuerdo. Pero hay otros que no pueden pasar desapercibidos, y que atentan con igual o mayor medida contra una democracia verdadera. La salud del sistema democrático está en juego.

Una de las perversiones de nuestra democracia es la eternización de ciertas figuras políticas. Sin el ánimo de polemizar con personas o autoridades en particular, parece aconsejable que existan mecanismos institucionales para evitar que ciertos cargos políticos sean monopolizados.

Separar la función pública de quien la desempeña, es un imperativo democrático. Claramente existen atributos personales que permiten ser electo, así como atributos personales para realizar una labor eficazmente. Pero si no existe una sana distancia entre persona y cargo, como todo monopolio, la seguridad que provoca el mantener un cargo cautivo, es un desincentivo a la eficacia en el desempeño en la función pública.

Las “barreras de entrada” que impiden que exista competencia y que refuerzan los monopolios, no se dan sólo en los mercados, sino que también en la política. Pero somos testigos de un silencio en nuestra Constitución, que desregula la posibilidad de relección de los diputados.

Tal como señala el artículo 47 de la Constitución Política de la República:

“La Cámara de Diputados está integrada por 120 miembros elegidos en votación directa por los distritos electorales que establezca la ley orgánica constitucional respectiva.

La Cámara de Diputados se renovará en su único totalidad cada cuatro años”.

Luego, el artículo 48 del mismo cuerpo legal dispone:

“Para ser elegido diputado se requiere ser ciudadano con derecho a sufragio, tener cumplidos veintiún años de edad, haber cursado la enseñanza media o equivalente, y tener residencia en la región a que pertenezca el distrito electoral correspondiente durante un plazo no inferior a dos años, contado hacia atrás desde el día de la elección”.

...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA