Consignación. Pago por consignación. Acreedor. Deuda de dinero - Obligaciones - Jurisprudencias esenciales. Derecho Civil. Tomo I - Jurisprudencias Esenciales. Derecho Civil - Libros y Revistas - VLEX 253346358

Consignación. Pago por consignación. Acreedor. Deuda de dinero

AutorRaúl Tavolari Oliveros
Cargo del AutorDirector
Páginas1081-1086

Page 1082

Cas. fondo. 28 de mayo de 1935.

Considerando:

  1. Que verificada en estos autos la oferta de pago por el deudor don Eduardo Hott y la consignación correspondiente de la cantidad debida en arcas fiscales, con notificación del acreedor don Luis Robert, dicho acreedor se presentó oponiéndose a la consignación y la sentencia recurrida aceptó esta oposición, fundándose en que el pago por consignación lo autoriza la ley solamente para el caso de que sea aceptado por el acreedor o no haya oposición de éste;

  2. Que, a virtud de lo que disponen los artículos 1598, 1599 y 1601 del Código Civil no es menester, para que el pago sea válido, del consentimiento del acreedor y lo es aún contra su voluntad mediante la consignación, que es el depósito de la cosa que se debe, ocasionado por la repugnancia o no comparecencia del acreedor a recibirla, depósito que, si es de dinero y se consigna en arcas públicas, no necesita de autorización judicial;

  3. Que, en consecuencia, efectuada la consignación de la cosa debida que en este caso consiste en una cantidad de dinero por cuanto ofrecido el pago, mediante la oferta, el acreedor se negó a recibirla, quedaron de esa manera terminadas las gestiones en que la ley ha requerido la intervención del Juez para dar solemnidad y garantía al acto, en atención a la importancia de los efectos jurídicos que posteriormente pueda tener, ya sea para cuando el deudor solicite que se declare suficiente el pago o para que pueda excepcionarse con haberlo verificado cuando el acreedor reclame lo que se le debe;

  4. Que confirma la doctrina precedentemente expuesta lo que prescribe el artículo 1606 del Código Civil que dice: "mientras la consignación no haya sido aceptada por el acreedor o el pago declarado suficiente por sentencia que tenga la fuerza de cosa juzgada, puede el deudor retirar la consignación", situación que no llegaría a producirse desde el momento que se consintiera al acreedor, en estas gestiones, de una naturaleza especial, formular instancia sobre la validez o eficacia de la consignación;

  5. Que al disponer el artículo 1602 del Código Civil que la consignación se hará con citación del acreedor o de su legítimo representante, no puede atribuírsele el alcance que a ese vocablo da el artículo 72 del Código de Procedimiento Civil, o sea, prevenir al contendor que tiene el derecho de oponerse o deducir observaciones, dentro del plazo de tres días, a lo ordenado o autorizado por el Juez, y, como consecuencia, creerse autorizado para abrir controversia sobre la eficacia o valor de la consignación. La citación en la presente gestión no tiene otro alcance, que noticiar al, acreedor que está hecha la consignación del

    Page 1083

    dinero que se le debe o el sitio dónde se hará entrega material de la cosa adeudada, significado que guarda la debida correspondencia con las demás disposiciones del título que reglamenta el pago por consignación y con el hecho de haberse empleado en un precepto legal muy anterior a la vigencia del Código de Procedimiento;

  6. Que, por consiguiente, la sentencia recurrida ha infringido los artículos 1598 y 1602 del Código Civil al aceptar la intromisión del acreedor en las gestiones a que se concretan estos autos, con influencia sustancial en lo dispositivo del fallo, puesto que si les da correcta aplicación debió desechar su oposición y no aceptarla, dando como razón primordial que el pago por consignación sólo lo autoriza la ley para el caso de que sea aceptado por el acreedor o no haya oposición de su parte, lo que como ya se ha visto, está en pugna con las referidas prescripciones...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba