La antijuridicidad - Parte segunda. Teoría del Delito - Derecho Penal. Parte General. Tomo I - Libros y Revistas - VLEX 326615635

La antijuridicidad

AutorFernando Velásquez V.
Páginas811-913
811
* Bibliografía: AA. VV.: Justificación y exculpación en derecho penal (Coloquio Hispano-Alemán
de Derecho penal), Madrid, Universidad Complutense, Centro de Estudios Judiciales, 1995,
editado por Albin Eser/Enrique Gimbernat Ordeig/Walter Perron; A
GUADO
C
ORREA
,
TERESA: Inexigibilidad de otra conducta en derecho penal, Granada, Comares, 2004; AGUDELO
BETANCUR, NÓDIER: Defensa putativa. Teoría y práctica. Aspectos jurídicos y sicológicos, doctrina,
jurisprudencia, preguntas, casos y problemas, Medellín, Colección Nuevo Foro Penal, 1990;
A
RCILA
A
RENAS
, D
ARÍO
: “Las nuevas causales de justificación del hecho y los derechos civiles
y las garantías sociales”, en NFP, núm. 17, Bogotá, Temis, 1983, págs. 19 y ss.; B
ACIGALUPO
,
ENRIQUE: “Una sentencia trascendente sobre la cuestión del exceso (art. 35, Cód. Penal)
y la conciencia de la antijuricidad”, en NPP, Buenos Aires, Depalma, 1975, págs. 47 y ss.;
el mismo: “Sobre la protección penal del honor y la intimidad y el conflicto de derechos
fundamentales”, en Estudios sobre la parte especial del derecho penal, Madrid, Akal, 1991,
págs. 101 y ss.; BALDÓ LAVILLA, FRANCISCO: Estado de necesidad y legítima defensa, Barcelona,
Bosch, 1994; B
ERDUGO
G
ÓMEZ
DE
LA
T
ORRE
, I
GNACIO
: Honor y libertad de expresión, Madrid,
Tecnos, 1987; C
ARACCIOLI
, I
VO
: L’esercizio del diritto, Milano, Dott. A. Giuffrè Editore, 1965;
CARBONELL MATEU, JUAN CARLOS: La justificación penal. Fundamento, naturaleza y fuentes,
Madrid, Edersa, 1982; C
ASTILLO
G
ONZÁLEZ
, F
RANCISCO
: La legítima defensa, San José,
Editorial Jurídica Continental, 2004; DÍAZ PALOS, FERNANDO: “Antijuricidad”, en Nueva
Enciclopedia Jurídica, t. II. Barcelona, Seix Editor, 1950, págs. 703 y ss.; el mismo: La legítima
defensa, Barcelona, Bosch Casa Editorial, 1971; D
ÍEZ
R
IPOLLÉS
, J
OSÉ
L
UIS
: “La categoría de la
antijuricidad en derecho penal”, en ADPCP, t. XLIV, Madrid, Publicaciones del Ministerio
de Justicia, 1991, págs. 715 y ss.; F
ISCHER
, H
ANS
A
LBRECHT
: Die Rechtswidrigkeit mit besonderer
Berücksichtigung des Privatrechts, Frankfurt am Main, Sauer & Auvermann, 1966/edición
original: München, C. Beckschen Verlagsbuchhandlung, 1911; GIMBERNAT ORDEIG: “El
estado de necesidad: un problema de antijuridicidad”, en Estudios de derecho penal, Madrid,
Tecnos, 1990, págs. 218 y ss.; GÓMEZ BENÍTEZ, JOSÉ MANUEL: El ejercicio legítimo del cargo,
Madrid, Universidad Complutense, Sección de Publicaciones, 1980; G
ÓMEZ
L
ÓPEZ
, J
ESÚS
ORLANDO: “El exceso en la defensa”, en RCAPV, vol. XII, núm. 20, sin l/e y s/f, págs. 87
y ss.; el mismo: Legítima defensa, Bogotá, Temis, 1991; HEINITZ, ERNST: “Die Entwicklung
der Lehre von materiellen Rechtswidrigkeit”, en Festschrift für Eberhard Schmidt, Göttingen,
Vandenhoeck-Ruprecht, 1961, págs. 266 y ss.; HUERTA TOCILDO, SUSANA: Sobre el contenido
de la antijuricidad, Madrid, Tecnos, 1984; JHERING, RUDOLF VON: “Das Schuldmoment im
Römischen Privatrecht”, en Festschrift für J.M.F. Birnbaum, Giessen, Roth, 1867, págs. 4 y
ss.; JUNGCLAUSSEN, EGBERT UWE: Die subjektiven Rechtfertigungselemente beim Fahrlässigkeits-
delikt zugleich ein Beitrag zur Dogmengeschichte der personalen Unrechtslehre, Göttingen, Otto
Schwartz & Co., 1987; L
ANZI
, A
LESSIO
: La scriminante dell’art. 51 C. P. e le libertà costituzionali,
Milano, Dott. A. Giuffrè Editore, 1983; LEONE, MAURO: L’esimente dell’esercizio di un diritto,
CAPÍTULO DEC IMOSEGUNDO
LA ANTIJURIDICIDAD*
DERECHO PE NAL. PARTE GE NERAL
812
Napoli, Casa Editrice Jovene, 1970; LUZÓN PEÑA, DIEGO MANUEL: Aspectos esenciales de la
legítima defensa, Barcelona, Bosch Casa Editorial, 1978; el mismo: “El doble fundamento
de la legítima defensa”, en CPC, núm. 3, Madrid, Edersa, 1977, págs. 101 y ss.; MERKEL,
ADOLF: “Zur Lehre von den Grundeintheilungen des Unrechts und seiner Rechtsfolgen”,
en Kriminalistische Abhandlungen, Leipzig, Breitkopf und Härtel, 1867; MEZGER, EDMUND:
“Die subjektiven Unrechtselemente”, en GS, t. LXXXIX (89), Stuttgart, Ferdinand Enke,
1924, págs. 207 y ss.; MOCCIA, SERGIO: El Derecho penal entre ser y valor. Fundamentación de la
pena y sistemática teleológica, trad. de Antonio Bonanno, Montevideo/Buenos Aires, Julio
César Faria-Editor, 2003; M
OLINA
F
ERNÁNDEZ
, F
ERNANDO
: Antijuridicidad penal y sistema del
delito, Barcelona, Bosch, 2001; MORILLAS CUEVA, LORENZO: La obediencia debida. Aspectos
legales y político-criminales, Madrid, Civitas, 1984; N
INO
, C
ARLOS
S
ANTIAGO
: La legítima defensa.
Fundamentación y régimen jurídico, Buenos Aires, Astrea, 1982; NOWAKOWSKI, FRIEDRICH:
“Zur Lehre von der Rechtswidrigkeit”, en ZStW, t. 63, Berlin, Walter de Gruyter, 1951,
págs. 287 y ss.; O
EHLER
, D
IETRICH
: Das objektive Zweckmoment in der rechtswidrigen Handlung,
Berlin, Duncker & Humblot, 1959; O
NTIVEROS
A
LONSO
, M
IGUEL
: Legítima defensa e imputa-
ción objetiva, México, Inacipe, 2004; P
ERRON
, W
ALTER
: Rechtfertigung und Entschuldigung im
deutschen und spanischen Recht, Baden-Baden, Nomos Verlagsgesellschaft, 1988; el mismo:
“Justificación y exculpación en Derecho penal alemán en la exención de la responsa-
bilidad por situaciones especiales de necesidad: legítima defensa, estado de necesidad,
colisión de deberes”, en CDJP, año III, núm. 7, Buenos Aires, Ad-Hoc, 1997, págs. 167
y ss.; POLAINO NAVARRETE, MIGUEL: Los elementos subjetivos del injusto en el Código Penal
español, Sevilla, Publicaciones de la Universidad de Sevilla, 1972; PORTILLA CONTRERAS,
GUILLERMO: “El ejercicio legítimo del cargo como manifestación del cumplimiento del
deber”, en Revista de la Facultad de Derecho de la Universidad de Granada, Homenaje al Profesor
José Antonio Sáinz Cantero, vol. II, núm. 13, Granada, Universidad de Granada, 1989, págs.
147 y ss.; R
EYES
E
CHANDÍA
, A
LFONSO
: La antijuridicidad, Bogotá, Universidad Externado de
Colombia, 3ª ed. 1981/1ª ed. 1974; ROLDÁN BARBERO, HORACIO: La naturaleza jurídica del
estado de necesidad en el CódigoPenal español. Crítica a la teoría de la exigibilidad de la conducta
adecuada a la norma, Madrid, Fundación Juan March, 1980; R
OMERO
S
OTO
, L
UIS
E
NRIQUE
:
“Apuntes sobre el estado de necesidad”, en RCAPV, vol. I, núm. 2, Cali, Feriva, s/f, págs.
53 y ss.; el mismo: “El ejercicio legítimo de un derecho”, en NFP, núm. 12, Bogotá, Temis,
1982, págs. 381 y ss.; ROXIN, CLAUS: “Otras causas de justificación y exculpación”, trad. de
Manuel Cancio Meliá, en CDJP, año IV, núm. 8A, Buenos Aires, Ad-Hoc, 1998, págs.15 y
ss.; el mismo: La teoría del delito en la discusión actual, trad. de Manuel A. Abanto Vásquez,
Lima, Editora Jurídica GRIJLEY, 2007; SÁNCHEZ GARCÍA, MARÍA ISABEL: Ejercicio legítimo
del cargo y uso de armas por la autoridad, José María Bosch Editor, Barcelona, 1995; SANDO-
VAL FERNÁNDEZ, JAIME: “Anotaciones críticas al fundamento y naturaleza de la legítima
defensa en Colombia”, en NFP, núm. 37, Bogotá, Temis, 1987, págs. 287 y ss.; el mismo:
“Reflexiones sobre la legítima defensa”, en NFP, núm. 48, Bogotá, Temis, 1990, págs. 215
y ss.; el mismo: Legítima defensa. Los derechos defendibles. Estudio comparativo en los derechos
español y colombiano, Santa Fe de Bogotá, Temis, 1994; SANTORO, ARTURO: L ordine del su-
periore nel diritto penale, Torino, Unione Tipográfico-Editrice Torinese, 1957; SANZ MORÁN,
ÁNGEL JOSÉ: Los elementos subjetivos de justificación, Barcelona, Bosch, 1993; SCHAFFSTEIN,
FEDERICO: La ciencia europea del derecho penal en la época del humanismo, trad. de José María
Rodríguez Devesa, Madrid, Instituto de Estudios Jurídicos, 1957; SCHÜNEMANN, BERND:
Aspectos puntuales de la Dogmática Jurídico-penal, Bogotá, Grupo Editorial Ibañez/Universi-
dad de Santo Tomás, 2007; SISCO, LUIS PABLO: La defensa justa, Buenos Aires, El Ateneo,
1949; WELZEL, HANS: El nuevo sistema del derecho penal, trad. y notas de José Cerezo Mir,
Barcelona, Ariel, 1964; Z
IELINSKI
, D
IETHART
: Handlungs und Erfolgsunwert im Unrechtsbegriff,
Berlin, Duncker & Humblot, 1973.
TEORÍ A DEL DELITO
813
I. INTRODUCCIÓN
Cuando al estudiar un caso concreto el analista ha emitido positivamente
los juicios de conducta y de tipicidad, el paso siguiente es determinar si el
actuar humano ubicable en dichas categorías contradice el ordenamien-
to jurídico en su conjunto o pugna con él, y si lesiona o amenaza el bien
jurídico. Sin duda, cuando el agente realiza un comportamiento típico ha
actuado en forma antinormativa (de forma contraria a la norma), pero ello
no significa que su hacer sea antijurídico, pues –a más de las prohibiciones
y de los mandatos– existen normas permisivas (causales de justificación
de la conducta típica) [confróntese, C. C., art. 4º: el sentido de la ley es
mandar, prohibir, o permitir acciones; C. P., art. 11: “Para que una conducta
típica sea punible se requiere que lesione o ponga efectivamente en peligro,
sin justa causa, el bien jurídicamente tutelado por la ley”] que posibilitan
la realización conforme a derecho de la conducta expresada en el plexo
normativo –lo que impide confundir la tipicidad con la antijuridicidad for-
mal–; incluso, puede suceder que la conducta típica no esté amparada
por un permiso para actuar y que, sin embargo, tampoco sea antijurídica,
porque no alcance a amenazar o a lesionar el bien jurídico amparado en
cada caso concreto por la ley. Naturalmente, las conductas que son social-
mente adecuadas no alcanzan ni siquiera a ser típicas no sólo por no ser
imputables objetivamente sino porque, dado el caso, habría ausencia de
amenaza o de dañosidad para el bien jurídico; ello demuestra, una vez más,
que la tipicidad también debe ser entendida en sentido material, porque
el problema del bien jurídico no se circunscribe solo a la antijuridicidad
sino que concierne a todo el injusto.
Por ello, quien da muerte a otro en legítima defensa realiza una con-
ducta típica de homicidio (C. P., art. 103), pero no antijurídica, porque
ella está amparada con una norma permisiva (C. P., art. 32, num. 6),
aunque es evidente que lesiona el bien jurídico vida (C. P., tít. I de la
Parte especial). Ahora bien, quien –con el ánimo de alejar a un ladrón–
porta un revólver viejo sin salvoconducto, que difícilmente puede ser
accionado, realiza una conducta típica (C. P., art. 365) y formalmente
antijurídica, pues no está amparado por ninguna causal de justificación;
sin embargo, ese comportamiento no alcanza a ser materialmente an-
tijurídico, pues no logra menoscabar el bien jurídico protegido (C. P.,
tít. XII, que tutela la seguridad pública), pues se está ante una conducta
que –si bien no está regida por el principio de la insignificancia, que
la tornaría en atípica pues no le sería imputable objetivamente–, no es
antijurídica por ausencia de afectación al bien jurídico1. Por supuesto,
1
Cfr. Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia, sent. de quince
septiembre 2004, radicado: 21064, por medio de la que se absolvió a una persona que
portaba un revólver sin gatillo y que no se podía disparar.

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR