Acuerdo de unión civil - Competencia. Juzgados de Familia - Libros y Revistas - VLEX 852186763

Acuerdo de unión civil

AutorEric Andrés Chávez Chávez
Páginas43-80
COMPETENCIA JUZGADOS DE FAMILIA
43
Capítulo II
ACUERDO DE UNIÓN CIVIL
1.- ORIGEN DE LA INSTITUCIÓN Y CONCEPTO.
Este “Acuerdo de Unión Civil” se incorporó a nuestra
legislación de Derecho de Familia por la Ley 20.830, publicada en
el Diario Oficial de fecha 21 de abril de 2015, vigente seis meses
después (artículo 1 ° transitorio). La mencionada ley consta de un
total de 48 artículos y está dividida en siete títulos, a saber: Título I:
del acuerdo de unión civil y de los convivientes civiles; Título II: de la
celebración del acuerdo de unión civil, de sus requisitos de validez y
prohibiciones; Título III: de los acuerdos de unión civil celebrados en
el extranjero; Título IV: de los efectos del acuerdo de unión civil;
Título V: disposiciones generales; Título VI: del término del acuerdo
de unión civil; y Título VII: modificaciones a diversos cuerpos legales.
Conforme a la ley, se puede definir el acuerdo de unión civil
como el contrato solemne celebrado entre dos personas que
comparten un hogar, con el propósito de regular los efectos jurídicos
derivados de su vida afectiva en común, de carácter estable y
permanente (Art. 1 y 5).
2.- CARACTERÍSTICAS DEL ACUERDO DE UNIÓN CIVIL.
1.- Es un contrato. Así lo señala el art.1°. Es un contrato que
pertenece a la esfera del Derecho de Familia, cuyo contenido es
tanto extrapatrimonial como patrimonial, según veremos al tratar
de sus efectos. Por ello, es un contrato “de familia” y no puramente
patrimonial.
2.- Es un contrato solemne. Conforme al art.5, el contrato
debe celebrarse ante un Oficial del Registro Civil.
Se trata de una solemnidad propiamente tal exigida por la ley
para la existencia del contrato.
Cualquier Oficial del Registro Civil será competente para
intervenir en la celebración del Acuerdo.
3.- Es un contrato bilateral. El contrato, según veremos,
genera dos obligaciones para ambas partes: la de contribución a
solventar los gastos de la convivencia, y la obligación eventual de
COMPETENCIA JUZGADOS DE FAMILIA
44
compensación económica.
4.- Es un contrato oneroso. El contrato tiene por objeto la
utilidad de ambas partes, gravándose cada uno a beneficio del otro.
5.- Es un contrato principal. No requiere de ningún otro
contrato y su finalidad no es asegurar el cumplimiento de las
obligaciones derivadas de otro contrato.
6.- Es un contrato típico o nominado. La Ley N° 20.830 lo
regula en un total de 28 preceptos.
7.- Es un contrato que sólo pueden celebrar dos personas.
Tal exigencia, constituye una excepción a lo dispuesto en el art.1438
Dichos contratantes, además, han de ser plenamente capaces.
Excepcionalmente, podrá celebrarlo un disipador sujeto a interdicción
(art.7).
8.- Es un contrato puro y simple. Conforme al art.3, el
Acuerdo no admite modalidades: no podrá sujetarse a plazo,
condición, modo ni gravamen alguno.
9.- Es un contrato de duración indefinida. Recordemos que
son aquellos que nacen sin que las partes fijen un plazo expreso o
tácito de vigencia de los mismos (lo que la Ley, por lo demás, prohíbe
en este caso), teniendo éstas la pretensión de que se prolonguen en el
tiempo, por períodos extensos. La Ley señala que el contrato “es de
carácter estable y permanente”. Podrá durar, mientras no fallezca uno
de los contratantes, sin perjuicio de la facultad de los convivientes o de
uno de ellos de ponerle fin.
10.- Es un contrato que no admite promesa de celebrarlo.
De acuerdo al art. 3, no podrá prometerse su celebración. No cabe
aplicar a su respecto, por ende, lo dispuesto en el art.1554 del Código
11.- Es un contrato “intuito personae”. El contrato se celebra
en consideración a la persona del otro contratante. En consecuencia, el
error en la persona, permite anular el contrato.
12.- Es un contrato que origina un deber y dos
obligaciones. Se origina el deber de ayuda mutua y dos obligaciones:
la de contribuir a solventar los gastos generados por la vida en común
y la de pagar compensación económica (ésta última, sólo es una
obligación eventual).
COMPETENCIA JUZGADOS DE FAMILIA
45
Al igual que ocurre en el matrimonio, el “deber” tiene una
connotación ética, mientras que las “obligaciones” tienen un
contenido exclusivamente económico.
3.- REQUISITOS DEL ACUERDO DE UNIÓN CIVIL.
3.1. REQUISITOS DE EXISTENCIA.
Dos son los requisitos de existencia del Acuerdo:
1.- Que los contrayentes consientan en él. La ausencia de
consentimiento, supone que falta el primero y más importante de los
requisitos de existencia del acto jurídico. Pero dado que existe una
apariencia de contrato, la inexistencia muta en nulidad, siendo ésta la
que debe demandarse.
2.- Que se celebre ante un Oficial del Registro Civil.
3.- Que al momento de celebrar el contrato, los
contrayentes compartan un hogar. Aunque a nuestro juicio se trata
de un requisito de existencia, dados los términos del art.1° de la Ley, al
igual que lo expresado respecto del primer requisito de existencia, nos
encontramos aquí ante un acto jurídicamente inexistente, en el cual,
empero, opera lo que nuestra doctrina ha denominado “conversión” de
la inexistencia en nulidad. De esta forma, afirma el profesor Rodríguez
Grez, “No se comprende de qué otra manera podría resolverse la
situación que se presenta, tratándose, por ejemplo, de la
simulación absoluta. Es indudable que en ella no existe el acto
aparente, sin embargo de lo cual puede llegar a producir plenos
efectos entre las partes y respecto de terceros. La acción de nulidad
que pueden hacer valer las partes y los terceros cuando son afectados
por él, demuestra que es la nulidad virtual y no la inexistencia la
consecuencia que se sigue”.
3.2. REQUISITOS DE VALIDEZ.
Se deben reunir los siguientes requisitos copulativos, a su vez,
para que el Acuerdo sea válido:
1.- Quienes lo celebran, deben ser dos personas mayores
de edad y que tengan la libre administración de sus bienes.
Excepcionalmente, el disipador que se halle en interdicción de
administrar lo suyo, podrá celebrar por sí mismo este Acuerdo (Art.7).
El Acuerdo podrá celebrarse por mandatario facultado
especialmente para este efecto. El mandato deberá otorgarse por

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR