Sentencia nº T-656-2018 de 2º Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago, 21 de Septiembre de 2018 - Jurisprudencia - VLEX 740201281

Sentencia nº T-656-2018 de 2º Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago, 21 de Septiembre de 2018

Fecha de Resolución21 de Septiembre de 2018
Emisor2º Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago

Santiago, a veintiuno de septiembre de dos mil dieciocho.

VISTO:

PRIMERO: Que ha comparecidoa este Segundo Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago, doña C.E.R.P., asistente social, domiciliada en calle V.N.° 2045, departamento 31 H, Q.N., Santiago, quien interpone denuncia de Tutela laboral por vulneración de derechos fundamentales acaecidas con ocasión del despido (autodespido) y demanda de cobro de prestaciones laborales, en contra de FUNDACIÓN TIERRA DE ESPERANZA, representada legalmente por doña S. DE LA B.C., de quien ignora profesión u oficio, ambas con domicilio en P.P. de Gales N°78, Santiago, solicitando se acoja su demanda y en definitiva se declare el pago de las prestaciones que solicita en virtud de los siguientes fundamentos de hecho y de derecho que expone:

Señala que ingresó a trabajar para la demandada el día 01 de febrero del año 2008, mediante un contrato a honorarios que duró un mes, para luego suscribió con fecha 01 de marzo de 2008 contrato de trabajo a plazo fijo, que luego pasó a tener el carácter de indefinido.

Dice que desde su ingreso, se desempeñé como asistente social en distintos Programas de SENDA. Posteriormente, fue ascendida a Directora de Proyecto del Programa PAI Ágora La Reina - Peñalolén (SENDA), permaneciendo en ese cargo desde septiembre de 2014 a junio de 2016.

Comenta que en julio de 2016, asumió la dirección del PAI Ágora Santiago Poniente (de SENDA). Desde esa fecha, comenzó a prestar servicios en dependencias de dicho Programa, ubicado en calle Libertad 85 A, Santiago, con una jornada laboral de 44 horas semanales, distribuidas de lunes a jueves de 8:30 a 18:00 hrs. y viernes de 8:30 a 17:00 hrs.

Explica que el cargo antes mencionado, lo desempeñó hasta el día 28 de febrero de 2018, cuando es separada de sus labores, sin asignarle funciones, lo que derivó en el término de su relación laboral con la Fundación a partir del 11 de abril de 2018, por despido indirecto o autodespido.

Dice que para efectos de lo dispuesto en el artículo 172 del Código del Trabajo, su remuneración mensual ascendía a la suma de $1.155.683.

Aduce que al asumir el cargo de Directora del Programa PAI Ágora Santiago Poniente, en julio de 2016, se le informa que el proyecto estaba con dificultades. Entre las características del equipo que conformaba el Programa, llama su atención la alta rotación de personal, lo que genera dificultades técnicas y de clima laboral. Represento esta situación a sus superiores del área técnica, Sra. L.M. y el Sr. R.M., por lo que se elabora un plan de apoyo para el equipo, que se inicia en diciembre de 2017 y que se terminaría en marzo 2018. Dicho plan contemplaba distintas áreas de trabajo, enfocadas a su rol de D. y al manejo del trabajo en equipo, además de acompañamiento en reuniones y orientaciones ante aspectos técnicos y clínicos.

Comenta que en ese contexto y mientras hacía uso de su feriado legal, cinco personas del equipo que dirigía envían una carta al Director Zonal, Sr. R.M., con una denuncia de acoso laboral en su contra.

Producto de la denuncia, se inicia una investigación interna, la cual es liderada por la Supervisora Zonal de la Dirección de Personas, Sra. L.M., que le es notificada el día 28 de febrero de 2018, señalando como fecha término de la investigación el día 27 de marzo del año en curso y se le informa que durante el transcurso de la misma, sería trasladada a las oficinas centrales de la Fundación, ubicadas en P.P. de Gales 78, Santiago y que ahí, el Sr. Mella sería el encargado de asignarme funciones.

Arguye que con fecha 28 de febrero de 2018, se le separa de sus funciones. A partir de esa fecha no sólo se le cambia el lugar físico en que debía desempeñarme, sino que además dejo de prestar servicios como Directora de PAI Ágora Santiago Poniente, pese a lo estipulado en el anexo de contrato que suscribió al momento de ser asignada a dicho Programa.

Refiere que el cambio al que fue sometida fue de tal magnitud, que ni siquiera contaba con el computador que usaba para su trabajo diario en la Fundación, pues éste quedó en las dependencias del PAI Ágora Santiago Poniente.

Dice que durante los 3 primeros días apoyó la elaboración del Plan Operativo Anual 2018, de la Dirección Zonal, pese a no ser una actividad propia de su cargo. Luego de esos tres días no realizó ninguna otra actividad.

Continúa señalando que con la investigación, el 09 de marzo del año en curso le hacen entrega de los cargos por los cuales se le acusa formalmente de acoso laboral, otorgándome plazo hasta el martes 13 de marzo para presentar sus descargos, con posterioridad, el día 26 de marzo de 2018, le entregan el informe de la investigación en donde se resuelve que no hubo hechos que constituyeran acoso laboral, desestimándose la denuncia.

Dice que, no obstante lo anterior, y contra todo pronóstico, la Fundación decide mantener un cargo de los que se habían formulado en su contra, relacionado con no mantener una conducta respetuosa con sus compañeros de trabajo, lo cual se menciona, aunque sea contradictorio, también en la penúltima página del informe de investigación, señalando que “sí se pudo determinar que los trabajadores recibieron malos tratos esporádicos, concordantes en las declaraciones de todos ellos, traducidos en palabras soeces, portazos y en comportamientos de “indiferencia” por parte de su directora lo cual no corresponde en virtud de un contenido ético esencial del contrato de trabajo, esto es, el respeto recíproco que debe existir entre compañeros de trabajo. Así las cosas, sí se ha acreditado que Ud. No habría mantenido, en ocasiones, una conducta respetuosa con quienes eran sus subordinados en el proyecto antes mencionados (sic)”.

Refiere que a raíz de este cargo, deciden aplicarle como sanción una amonestación verbal, la cual sería leída por el Sr. R.M., posteriormente, con fecha Con fecha 10 de abril de 2018, a raíz de la activación de fiscalización derivada de su denuncia por no otorgar el trabajo convenido, concurrió la Sra. M.A.G.V. a su lugar de trabajo, a fin de constatar en terreno su denuncia.

En dicho lugar, entrevistó justamente a la encargada de la investigación, S.. Millar, quien declara “En este periodo la trabajadora no ha tenido funciones asignadas en forma permanente, si no que se ha dado tareas esporádicas.” (sic).

La fiscalizadora tiene a la vista su contrato de trabajo y además anexo por el cual se le asigna el cargo de Director en el proyecto Ágora Peñalolén (hago presente que mi último anexo correspondía al PAI Ágora Santiago Poniente, no Peñalolén). Constatada la infracción, le cursan a la Fundación una multa de 60 UTM, la cual está contenida en el informe de fiscalización emitido con fecha 18 de abril de 2018.

Concluye señalando que al darse cuenta de que pese a que la denuncia intentada en su contra se había desestimado, la Fundación no “tenía claro” dónde ni cuándo se le ubicaría para que siguiera desempeñando su labor de Directora, siendo una situación demasiado incierta, considerando que ya llevaba seis semanas sin hacer nada, decide a poner término a la relación laboral que le unió durante más de 10 años a la Fundación, enviando con fecha 11 de abril de 2018, a través de correo certificado y además por correo electrónico, la carta por la cual notifica a su empleador su autodespido.

Por lo que expone y nomas legales que invoca, solicita se acoja su denuncia y se declare en definitiva:

a) Que la demandada ha incurrido en graves actos lesivos de sus derechos fundamentales, específicamente su honra, y consecuencialmente condenarla a pagar las indemnizaciones dispuestas en la ley para este tipo de conductas lesivas.

b) Que se ordene el pago por concepto de indemnización adicional de once remuneraciones mensuales, estos es, la suma de $12.712.513, de conformidad a lo dispuesto en el artículo 489 inciso del Código del Trabajo o la cantidad que se determine en relación a esta indemnización adicional.

c) Que se condene a la denunciada al pago de $11.556.830, por concepto de indemnización del daño moral sufrido, de acuerdo a lo expuesto en este libelo.

d) Que el contrato de trabajo que le vinculó con la demandada terminó con fecha 11 de abril de 2018, por aplicación de los artículos 171 del Código del Trabajo, en relación con el artículo 160 Nº 7 del mismo cuerpo legal, esto es, por autodespido y que dicho despido (indirecto) es justificado, ordenando consecuencialmente el pago de las siguientes prestaciones:

i. Indemnización por años de servicios, correspondiente a diez años (10), calculados sobre la base de la remuneración de $1.155.683, lo que da el equivalente a $11.556.830.

ii. R. legal contenido en el artículo 171 del Código del Trabajo del 50% sobre el monto de la Indemnización por años de servicios que asciende a $5.778.415, o la suma que US. determine por este concepto conforme a Derecho.

iii. Indemnización sustitutiva por falta de aviso previo por $1.155.683.

iv. Feriado legal correspondiente a 11 días, por la suma de $423.750, o la suma que se por este concepto.

v. Feriado proporcional año 2018, por la suma de $128.666, o la suma que se determine por este concepto.

e) Se ordene que todas estas sumas deberán pagarse con los reajustes e intereses legales que establecen los artículos 63 y 173 del Código del Trabajo, los que se determinarán en la etapa de ejecución de la sentencia.

f) Las costas de la causa, por la suma que el Tribunal determine.

En subsidio, interpone demanda por despido indirecto, señalando que dado que los hechos en que se funda la demanda subsidiaria por autodespido son los mismos que latamente se exponen en la demanda opuesta en lo principal de esta presentación, por razones de economía procesal, pide se tengan por reproducidos en esta parte los hechos ya descritos.

Agregando que los graves incumplimientos en que ha incurrido su ex empleadora, Fundación Tierra de Esperanza, son los que...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR