Sentencia nº O-71-2017 de Juzgado de Letras de Casa Blanca, 21 de Noviembre de 2017 - Jurisprudencia - VLEX 698280261

Sentencia nº O-71-2017 de Juzgado de Letras de Casa Blanca, 21 de Noviembre de 2017

Fecha de Resolución21 de Noviembre de 2017
EmisorJuzgado de Letras de Casa Blanca

C., veintiuno de noviembre de dos mil diecisiete.

VISTOS Y OIDOS:

PRIMERO: Que ante este tribunal de Letras del Trabajo de Casablanca, con fecha 20 de noviembre de 2017 se llevó a cabo la audiencia de juicio fijada en causa O-71-2017, la que tenía por objeto conocer y fallar la acción ordinaria de indemnización por accidentes del trabajo, de despido injustificado y prestaciones laborales deducida por don J.G.A., cesante, domiciliado en Lo Ovalle, Parcela 5 R2, Casablanca, cédula nacional de identidad 11.807.431-9, en contra de AGRICOLA, GANADERA Y FORESTAL LLANCAY DE SAN PEDRO LTDA., R.U.T. N° 79.527.650-5, representada por don L.F.D.S., ignoro profesión, ambos con domicilio en Fundo Loma Larga, KM 2,8 Camino Lo Ovalle, C..

La acción tuvo como fundamento la siguiente relación de hechos:

Indicó el actor que el día 1 de octubre de 2013 celebró un contrato de trabajo con la demandada, para desempeñarme como "arreglador de caballos corraleros". En dicha función me desempeñé hasta el día 27 de junio de 2017, fecha en la se le impidió el acceso a mi lugar de trabajo, de manera completamente injustificada y arbitraria. La duración del contrato de trabajo era indefinida, y la jornada laboral acordada era de lunes a viernes de 8:00 a 12:00 horas y de 13:00 a 18:00 horas, ascendiendo su remuneración a un sueldo bruto mensual de $445.832, más gratificaciones y comisiones.

Sostuvo que el día 2 de junio de 2017 en el ejercicio de sus funciones, sufrió un grave accidente laboral, como consecuencia de la caída de uno de los caballos a mi cargo, siendo trasladado al IST, donde se le practicaron diversos exámenes, y se le diagnosticó un "Adenoma Hipofisiario", recetándome diversos medicamentos para controlar la inflamación y el dolor. Además se dispuso que guardara reposo, cuestión que se extendió hasta el 21 de junio de 2017.

Dicho accidente le ha causado un gran dolor físico, aún después del alta médica, viéndose impedido de realizar sus actividades propias de jinete, tanto para su ex empleador como para terceras personas que contratan mis servicios en dicha calidad.

Añadió que al término del período de reposo se presentó a trabajar y exhibió un certificado médico extendido el 21 de junio de 2017, que indicaba que me encontraba en condición de retomar actividades laborales, "con restricción de andar a caballos hasta nueva indicación médica", y que su empleador, haciendo caso omiso de dicho documento le ordenó montar caballos, a lo que se negó fundado en la restricción médica antes dicha. Ante ello su empleador pretendió asignarme funciones de limpieza de pesebreras, lo que le producía un grave menoscabo, pues fue contratado para desarrollar otras tareas.

El viernes 23 de junio de 2017, enojado por su negativa a efectuar labores de limpieza de establos el administrador del F.L.L. le increpó en duros términos y me expulsó del lugar donde desarrollaba mis funciones, hechos que presenciaron todos los demás trabajadores de la empresa. Esa es la razón por la que no consta su salida en el sistema de registro de asistencia. Producto de lo anterior se dirigió a la Inspección del Trabajo de Casablanca, donde le recomendaron presentarse nuevamente ante su empleador el martes 27, pues el lunes 26 era feriado, ocasión en que se le impidió el acceso. Así, el mismo 27 de junio le llegó una carta de despido en la que se invoca el artículo 160 N° 4 del Código de Trabajo, haciendo alusión a una supuesta salida intempestiva de su lugar de trabajo, afirmación que es completamente falsa.

La forma en que mi empleador puso término a la relación laboral solo obedece a que producto del accidente sufrido debía evitar montar caballos hasta mi completa recuperación, situación que molestó al administrador del Fundo Loma Larga.

Indicó que, habida cuenta de lo anterior y teniendo presente que mi remuneración ascendía a $445.832 mensuales, procede el pago de indemnización por lucro cesante ascendente a $10.699.968, suma que demando por el concepto referido, solicitando que se condene a la demandada a pagar dicha suma, o la suma que el tribunal estime en justicia.

Asimismo, indicó que en este caso hay una lesión a los intereses extra patrimoniales, lo que genera un daño moral con toda lesión, menoscabo, detrimento, molestia o perturbación a un simple interés del que sea titular una persona, como lo es la diferencia perjudicial entre su condición antes de sufrir el accidente, encontrándose sano física y psicológicamente y la condición en que ha quedado con posterioridad al mismo, lo que ha significado que, además del despido injustificado del que fue víctima, no pueda retomar bajo ninguna circunstancia y por un largo tiempo su trabajo como jinete, amansador y arreglador de caballos. Todo lo dicho con anterioridad, sumado a los constantes y fuertes dolores que sufre desde el accidente y a los problemas económicos generados con su injusto despido.

Fundó jurídicamente su pretensión indemnizatoria en el incumplimiento de la obligación legal establecida en el artículo 184 del código del trabajo y responsabilidad contractual, ya que el accidente se debió a que la demandada infringió la obligación de seguridad que le corresponde cumplir para con sus trabajadores en su calidad de empleador, ya que éste debe adoptar todas las medidas necesarias para proteger eficazmente la vida y salud de sus trabajadores.

En relación con la obligación de prevención y seguridad que pesa sobre el empleador, aluden a ella los artículos 66, 67 y 68 de la Ley N°16.744, cuyo reglamento fue aprobado por el Decreto Supremo N°40, de 1969, del Ministerio del Trabajo y Previsión Social, conocido como el Reglamento de Prevención de Riesgos.

Por consiguiente, siendo la obligación de protección establecida en el inciso 1° del artículo 184 del Código del Trabajo una obligación de la naturaleza del contrato, la que además emana de la ley, esta obliga a la demandada de autos, además, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 1556 del Código Civil. Atendido lo anterior, y dada la circunstancia de que la Ley N°16.744, específicamente su artículo 69, no determina el grado de culpa por el que debe responder el empleador, sostiene que la Excelentísima Corte Suprema ha concluido que el grado de culpa es el propio de la culpa levísima, es decir, la falta de aquella esmerada diligencia que un hombre juicioso emplea en la administración de sus negocios importantes (artículo 44 del Código Civil).

Sostuvo que, en su caso, la demandada no tomó las medidas eficaces de protección y seguridad, porque el accidente se debió a la falta de medidas básicas para prevenir la ocurrencia de accidentes como el que sufrió.

Por último, atendido que el despido del que fue víctimaes completamente injustificado, solicitar que así se declare y, en consecuencia se condene a pagar a su ex empleador:

Indemnización por años de servicio, ascendente a $1.783.328, o la suma que el tribunal determine en justicia, correspondientes a tres años y nueve meses de trabajo para la demandada.

Indemnización sustitutiva del aviso previo, ascendente a $445.832, o la suma que el tribunal determine en justicia.

Recargo de 80% (de $1.783.828), ascendente a $1.426.662 o el monto que se liquide por el tribunal en base a lo señalado en la letra c) del artículo 168 del Código del Trabajo.

Gratificaciones legales de todo el período, cuyo monto deberá liquidarse de conformidad a lo dispuesto por el artículo 47 y siguientes del Código del Trabajo. Señalando que si se aplica la regla del artículo 50 del citado Código no será inferior a $3.657.500, suma que resulta de multiplicar el monto máximo de la gratificación por la cantidad de meses de vigencia de la relación laboral.

Comisiones por venta de caballos, ascendente a $3.000.000. la que fundó en el hechoque durante los últimos 12 meses tramité la venta de caballos para mi empleador, generando comisiones por dicho servicio.

Concluyó su presentación solicitando al Tribunal tener por interpuesta demanda ordinaria laboral de indemnización por accidente del trabajo y de despido injustificado en contra de Agrícola, Ganadera y Forestal Llancay de S.P.L., y condenarla a pagar, indemnización por accidente laboral, por conceptos de daño moral y lucro cesante; indemnización por años de servicio, indemnización sustitutiva del aviso previo, recargo legal, gratificaciones legales adeudadas, comisiones por venta de caballos pendientes, los intereses correspondientes hasta el pago efectivo y las costas de la causa.

SEGUNDO: Que evacuando el traslado conferido, la demandada en forma y dentro de plazo opuso la excepción de prescripción respecto de las prestaciones laborales consistentes en gratificaciones respecto de aquellas devengadas del periodo entre octubre de 2013 a septiembre de 2015. En el caso de marras los rubros cuya prescripción se alega, solo pueden solicitarse hasta seis meses contados desde la fecha en que debieron ser pagadas de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 510 del Código del Trabajo, por lo que todas las supuestas gratificaciones demandadas por el actor entre el periodo antes indicadose encuentran prescritas.

Sin perjuicio de lo anterior, y contestando derechamente la demanda, solicitó que esta sea rechaza en todas sus partes, con expresa condenación en costas.

De manera preliminar indicó controvertir el monto indicado como última remuneración mensual para los efectos del cálculo de las diversas indemnizaciones que el actor reclama en su demanda, como también la formula en que se componía ésta, todo ello por cuanto el actor no tenía derecho a gratificación legal ni comisiones por venta de caballos, funciones que nada tenían que ver con la naturaleza de los servicios para los que fue contratado.

En cuanto al accidente sufrido, hace presente que en la realidad de los hechos, las causas que rodearon la caída por parte del actor desde el caballo fueron a consecuencia de la imprudencia con la que este actuó siendo que...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR