Sentencia nº T-266-2017 de 2º Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago, 16 de Agosto de 2017 - Jurisprudencia - VLEX 698197045

Sentencia nº T-266-2017 de 2º Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago, 16 de Agosto de 2017

Fecha de Resolución16 de Agosto de 2017
Emisor2º Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago

Santiago, dieciséis de agosto de dos mil diecisiete.

I.- ANTECEDENTES.

En este juicio don R.H.S.C., conductor, domiciliado en Ucun 2687, P.A.C., ha interpuesto denuncia por vulneración de derechos fundamentales en contra de TRANSPORTES SANTA CRISTINA LTDA, en contra de TRANSPORTES BELLO E HIJOS LTDA., ambas representadas por L.A.B.L. y domiciliadas en San Ignacio 0141, Quilicura; y solidariamente en contra ENAEX SERVICIOS S.A., representada por P.S., con domicilio en El Trovador 4253, Las Condes; ORICA CHILE S.A., representada por J.S.A., con domicilio en Presidente Riesco 5335, piso 16, Las Condes; y YAMANA GOLD MINERA MERIDIAN LTDA., representada por R.S.C., con domicilio en General V. 890, of.607, A..

Funda su acción en haber suscrito contrato de trabajo con Transportes Sta. C.L., con fecha 1 de octubre de 2013, en funciones de chofer, prestando servicios dentro y fuera del país con rutas entre Santiago y las diferentes sucursales de las demandadas solidarias, todas mandantes de Transportes Sta. C.. Alega que siempre se desempeñó con uniforme de Transportes Bello y los camiones tenían ese logo, ya que son una sola y misma empresa con Transportes Santa Cristina Ltda.

Respecto de su remuneración real promedio, declara que ésta ascendía a $1.900.000, sin perjuicio que, según sus liquidaciones, la empleadora declara una suma menor y fija. Explica que el sistema de remuneración es que cada chofer anota en una planilla sus vueltas y -al regresar a Santiago-se presentaba a la empleadora para el pago, haciendo presente que solo se le pagaba si estaba en Santiago, porque -aunque fuera día de pago- si estaba fuera, no se le pagaba hasta volver, pasando a veces 40 y hasta 60 días sin pago. Agrega que se le pagaba en efectivo para que no existiera registro de la irregularidad y que no se le pagaba semana corrida, por lo que, para efectos de base de cálculo, la remuneración debiese ascender a $2.173.016.

Alega también que no se respetaban las normas para la jornada de trabajo de los choferes de vehículos de carga terrestre interurbano y que era obligado a permanecer en jornadas contínuas de conducción por más de 21 días, e incluso hasta 90. Tampoco se respetaba el número de horas máximas de conducción ni las de descanso diario, trabajando diariamente en forma efectiva 16 horas y forzado a conducir periodos de más de 12 horas continuas, cuando había que trasladar cargas rápidas y también trabajar domingos y festivos, sin ningún tipo de compensación. Agrega que además se les instruía a alterar la realidad en la libreta de viaje, llenando tiempos menores.

Continúa señalando que el 26 de diciembre de 2016, tomó la decisión de poner término a su contrato de trabajo debido a que las condiciones laborales afectaban gravemente su integridad física y síquica, y ya no eran soportables. Imputa a las empresas demandadas principales, las causales del art. 160 N°5 y N°7 del código del trabajo (actos, omisiones o imprudencias temerarias que afecten la seguridad o funcionamiento del establecimiento e incumplimiento grave de las obligaciones contractuales), las que hace residir en la no confección de liquidaciones que reflejen su remuneración real, falta de elementos de protección, jornadas mensuales superiores a 21 días, exceso de jornada en cuanto al máximo de horas de conducción mensual y diariamente, no imputar los tiempos de descanso a bordo de acuerdo a la normativa vigente, no otorgamiento de descanso mínimo de dos horas luego de manejar 5 horas continuas, no compensar los tiempos de descanso a bordo o en tierra, ser obligado a llenar la libreta de viaje con menores tiempos que los que trabaja, no pago de cotizaciones por el monto real de su remuneración, no pago del total de la remuneración por los viajes realizados, ser obligado a conducir con cargas con documentación fraudulenta o que superan el peso máximo, sin autorización para ello y ser obligado a dormir en los camiones con cargas peligrosas. Alega que las situaciones descritas lo han llevado a un estado de depresión mayor angustia, ansiedad y estrés crónico.

Añade que soportó la situación por mucho tiempo “por necesidad” porque debía proveer a su familia, pero llegó un momento en que no pudo más y fue superado por la forma de trabajo, en especial las largas jornadas y la poca transparencia con las remuneraciones.

Solicita en definitiva que se declare que Transportes Santa C.L.. Y Transportes Bello e Hijos Ltda., constituyen un solo empleador para los efectos de este juicio y se declare que lesionaron gravemente sus derechos fundamentales al ejercer abusivamente sus facultades y se les condene solidariamente (o en subsidio subsidiariamente) al pago de la indemnización por despido vulneratorio del art. 489 del código del trabajo, la remuneración por 26 días de diciembre de 2016, la indemnización sustitutiva de aviso previo y por años de servicio, incrementada esta última en un 100%, además del feriado adeudado, semana corrida, 416 horas extraordinarias, 79 días de descanso y las remuneraciones desde el autodespido hasta la convalidación del mismo. Todo con reajustes intereses y costas.

Solicita además se declare la responsabilidad solidaria (o subsidiaria) de las restantes demandadas en base a un régimen de subcontratación con Transportes Santa C.L..

La demandada TRANSPORTES SANTA C.L.. , negó los presuntos hechos que constituyen supuesta vulneración a sus derechos fundamentales e incumplimientos laborales. Alega que éstos no son reales o se encuentran profundamente deformados. Opuso excepción de caducidad (rechazada en preparatoria), Falta de legitimación activa y pasiva, por cuanto la acción se ha impetrado a partir de un auto despido, en circunstancias que es una decisión que solamente puede entenderse en relación al empleador. También opuso excepción de prescripción, por las diferencias de remuneraciones, días de descanso, semana corrida, feriados y demás prestaciones pertinentes por el período comprendido entre el 01 de octubre de 2013 y 13 de marzo del 2015, y también por las horas extraordinarias que pudieran corresponderle por el período comprendido entre el 01 de octubre de 2013 y 13 octubre de 2016. También opuso excepción de compensación, por el saldo de un préstamo de dinero que asciende a $166.668. Por último opone excepción de finiquito y renuncia, fundado en que el actor, con fecha 05 de septiembre de 2016, suscribió nuevo anexo de contrato de trabajo, en donde en su cláusula segunda, letra a) y especialmente letra b), certifica que nada se adeuda por ningún estipendio remuneracional entre los periodos 01 de octubre de 2013 al mes de agosto 2016, especialmente tiempos de espera otorgando un finiquito con pleno poder liberatorio.

En cuanto al fondo señala que no procede el ejercicio de acción de tutela laboral en los casos de despido Indirecto o autodespido. Alega la improcedencia de la acción de nulidad del despido con la demanda de tutela y señala que la sanción por no pago de cotizaciones previsionales, no es aplicable a despido indirecto.

Continúa advirtiendo la ineficacia de la prueba fundante para dar indicios de una vulneración de derechos. Agrega que el actor “jamás” manifestó a la gerencia incumplimientos contractuales, disconformidad con el empleo, malestar o trastornos físicos y psicológicos, acompañando al efecto informes, tratamientos o licencias médicas de la Mutual de Seguridad, ni tampoco acudió a la psicóloga laboral que se encuentra a disposición de todos los trabajadores de la empresa ni realizó denuncia ante la Inspección del Trabajo, sumado a que -en mayo de 2015- negociaron colectivamente suscribiendo convenio colectivo de trabajo, sin incorporar materias relacionadas con la denuncia. Añade que el libelo sólo se limita a enumerar presuntas situaciones problemáticas con la empresa, pero el hecho básico, fundante de la acción no se encuentra determinado y claro en el libelo petitorio, incluso existiendo una clara falta de conexión al accionar por tutela con ocasión del despido fundado en conductas vulneratorias durante la relación aboral.

Por otro lado, alega que la carta de aviso no cumple los requisitos del art. 171 inciso 4, en relación al art. 162 del código del trabajo y agrega hechos no contenidos en la respectiva carta, tal como la vulneración de derechos fundamentales y demás prestaciones como semana corrida y horas extras . Niega los incumplimientos que se le imputan y alega que la remuneración que percibía el actor estaba constituida, según lo estipula el respectivo contrato de trabajo, por sueldo fijo mensual, hoy de $ 800.000 , gratificación legal garantizada de $101.927, t iempo de espera garantizado de $188.833 y viático por la suma de $160.000, lo que asciende a $1.090.760 , habiéndose pagado las remuneraciones conforme a la legislación vigente.

También niega los incumplimientos de jornada, alegando que resulta físicamente imposible que un ser humano pueda conducir las horas que supuestamente señala el actor. En cuanto a los tiempos de descanso, alega que el cumplimiento de ésta obligación corresponde directamente al conductor, toda vez que dada la naturaleza de los servicios prestados, generalmente se cumplen en la ruta en lugares habilitados. Afirma que el actor tomó sus respectivos descansos en tiempo y forma.

En cuanto a las horas extraordinarias, hace presente que el actor cuenta con tiempos de espera garantizados de 88 horas, por un valor fijo . Argumenta que no cuadra el tiempo y las horas de cada mes calendario para que el actor pueda haber realizado dichas horas extraordinarias, sumado al tiempo de espera garantizado de 88 horas mensuales.

En cuanto a la falta de seguridad, reitera que cada conductor hace efectivo sus descansos y paradas en áreas de descanso habilitadas y se han otorgado todos los elementos de protección, según norma legal vigente. Señala que los camiones cuentan con...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR