Sentencia nº I-20-2016 de Juzgado de Letras del Trabajo de Copiapó, 12 de Septiembre de 2016 - Jurisprudencia - VLEX 683914541

Sentencia nº I-20-2016 de Juzgado de Letras del Trabajo de Copiapó, 12 de Septiembre de 2016

Fecha de Resolución12 de Septiembre de 2016
EmisorJuzgado de Letras del Trabajo de Copiapó

MATERIA: RECLAMACION RECONSIDERACION DE MULTA.

PROCEDIMIENTO: APLICACIÓN GENERAL.

RECLAMANTE: SOCIEDAD DE TRANSPORTES REGIONALES Y CIA. LTDA.

ABOGADO RECLAMANTE: P.A.B.R. -M.A. CORTES

RECLAMADO: INSPECCION PROVINCIAL DEL TRABAJO DE COPIAPO.

ABOGADOS RECLAMADO: PABLO COLLARTE - CAROLINA POBLETE.

RIT: I-20-2016

RUC: 16-4-0020841-0

__________________________/

Copiapó, doce de septiembre de dos mil dieciséis.

VISTOS, OIDO Y CONSIDERANDO:

PRIMERO: Que se inició causa RIT I-20-2016, RUC 16-4-0020841-0, por presentación de don P.A.O.B.R., abogado, chileno, R. 14.591.703-4, con domicilio en calle Los Carrera N°380, oficina 326, La Serena, en nombre y representación judicial de SOC. SERVICIOS MONTAÑA Y CIA. LTDA., R. 77.523.880-1, representada legalmente por los señores M.D., E.N. y R.G., todos T.T., del mismo domicilio. Expone que conforme a los artículos 420 letra e), en relación con los artículos 503 y siguientes del Código del Trabajo, deduce reclamo judicial, en procedimiento de aplicación general, atendida la cuantía de la multa, en contra de la Inspección Provincial del Trabajo de Copiapó, representada por don C.P.M., funcionario público, en su calidad de Inspector Provincial del Trabajo de Copiapó, con domicilio en Atacama 443, Edificio IPS (ex IPS) 2° piso, comuna de Copiapó, respecto de la resolución 030116/115, de 18 de abril de 2016, el Inspector Provincial del Trabajo rechazó la reconsideración de la multa cursada por la señora F.N.O., multa 1250/16/8-1, del día 1 de febrero de 2016, por no otorgar el trabajo convenido en el contrato de trabajo que consiste en cargador, entre el 14 al 30 de enero de 2016, respecto del trabajador A.H.C.. Sostiene, en cuanto al fondo, que la empresa no debió ser sancionada y se debió dejar sin efecto la multa 1250/16/8-1, al menos rebajarse, alegando que la fiscalizadora incurrió en error de hecho, porque la empleadora nunca dejó de otorgarle el trabajo convenido, sino que el trabajador con su actuar, al haber agredido con insultos a una recepcionista de uno de los puntos de entrega de los productos que les encarga la mandante, provocó un serio problema con su mandante (Transporte CCU) quién como sanción disminuyó la carga que les encomendaba a repartir. Expone que por ello la empresa que representa no tuvo carga asignada por el mandante por ello no es que la empresa no haya otorgado el trabajo convenido sino que estaba sin carga para asignar por causa del propio trabajador (que a la fecha no ha demandado despido injustificado), precisa que su representada tiene como único mandante a Transportes CCU, por tanto si el mandante no otorga carga para su transporte, no hay otras cargas que transportar, que el verbo rector que da origen a la multa es no otorgar, lo que implica que la empresa por su voluntad no otorga y resulta claro que no existe un acto de voluntad para no otorgar el trabajo convenido, sino que una imposibilidad de otorgarlo, ajena a la voluntad de su representado, causada por el propio trabajador. No obstante lo anterior la empresa el día 26 de enero de 2015, luego de pedir explicaciones al mandante por la falta de carga, este señala que se privó de encargos por una situación grave con uno de sus clientes y les hizo un reclamo formal de los hechos provocados por el ex trabajador. Que los trabajadores que estuvieron “parados” por falta de carga asignada se les pagó los 30 días del Mes, no habiendo perjuicio económico, incluso para el trabajador causante del problema, que el trabajador no reclamó ni acudió a la justicia laboral reclamando su despido, lisa y llanamente aceptó los hechos por los cuales se les despidió. En lo que respecta a la decisión recurrida, que rechaza el recurso administrativo, expresa el reclamante que el reclamado decidió sin un argumento válido y contradiciendo sus propias directrices cita la Circular N°18 de la Dirección Nacional del Trabajo, anexo 10, señala “…el estudio y resolución de la solicitud de reconsideración administrativa configura propiamente un procedimiento administrativo, que comprende diversas actuaciones y diligencias, que deberá concluir con un acto administrativo terminal, que sea justo y racional, debiendo destacarse que tales actuaciones, en la medida que fundamentan dicho acto terminal, son indispensables para garantizar que los afectados no queden desprotegidos en la resolución del asunto”. “…En efecto, las actuaciones o diligencias esenciales o indispensables para concluir el acto administrativo terminal, que es la resolución de reconsideración, pueden ser de variada índole como son: informe complementario del fiscalizador actuante; requerimiento de antecedentes; necesidad de un pronunciamiento jurídico; nueva visita de fiscalización para mejor resolver, u otros trámites necesarios para un resultado óptimo, justo y Racional”. En el caso, nada de ello ocurrió, por una parte el fiscalizador fue del todo escueto y el Director Regional en su resolución de reconsideración lo fue más aún, alejándose de los hechos controvertidos de forma administrativa. Las resoluciones de multa y las de reconsideración, como actos administrativos que son deben contener motivos de hecho, es decir las circunstancias materiales, fácticas que antecedente o justifican la emisión del Acto (Deben existir). Deben estar jurídicamente calificadas. Al hablar de existir, quiere decir que sea real y efectiva, concretos y ciertos, si no cumple esto, solo sería de Hecho Falso, que no da sustento para hacer tan importante declaración de efectividad, en el caso de la resolución de multa. Sostiene que el hecho debe estar jurídicamente bien calificado, que las circunstancias fácticas que sirven de fundamento, tipifiquen la causal contemplada en la ley para hacer procedente la dictación del acto, que debe haber una armonía y concordancia entre la causal legal invocada y las circunstancias de hecho que lo motivan. Pide tener por deducido el reclamo, solicitando se sirva dejar sin efecto las resoluciones impugnadas en subsidio, para efectos de desestimar los argumentos, para efectos de dejar sin efecto, la resolución de reconsideración ya referida y las multas recurridas a través de ella, atendida la cuantía de la multa impuesta se rebaje al mínimo legal o a la que el Tribunal prudencialmente determine. Mediante escritos complementarios, presentados con fecha once y doce de mayo del año en curso, corrige su presentación señalado que comparece en representación de SOCIEDAD TRANSPORTES REGIONALES Y CIA LTDA.” y que la acción se dirige en contra de don C.P.M., funcionario público, en su calidad de Inspector Provincial del Trabajo de Copiapó, quien representa a INSPECCIÓN PROVINCIAL DEL TRABAJO DE COPIAPÓ.

SEGUNDO: Que por presentación de trece de junio del presente año, don C.P.M., Inspector Provincial del Trabajo de Copiapó, en lo principal, opone excepción de previo y especial pronunciamiento de caducidad, luego de señalar en qué consiste esta institución jurídica y principalmente el efecto extintivo de la acción que acarrea, ilustrando las posibilidades con que cuenta el administrado de reclamar contra una multa, en la especie, señala que el recurrente a través del O.. 305 de 10 de febrero de 2016 se le notificó la Resolución de multa 1350/16/8-1, siendo depositada en Correos de Chile el día 10 de febrero de 2016, recibiéndose la comunicación en el domicilio del recurrente el día 11 de enero de 2016, presentándose posteriormente la demanda de reclamación judicial con fecha 9 de mayo de 2016. Que en el caso, fluye del escrito de demanda, que la empresa ejerce la acción del artículo 503 inciso del Código del Trabajo, en el plazo de 73 días hábiles judiciales, y no según la acción del artículo 512, inciso 2° del código del ramo, como en Derecho corresponde. Que de una atenta lectura de la reclamación, destaca que su contraria tiene una confusión conceptual, por cuanto funda su solicitud de tutela jurisdiccional en la acción del artículo 503 del código del trabajo, la cual no es idéntica a la dispuesta en el artículo 512 inciso 2° del referido código, por cuanto en a primera se discute la procedencia o no de la sanción en sede judicial y en la segunda la legalidad de la resolución que resuelve la reconsideración administrativa dictada por el Director del Trabajo. Esgrime que el artículo 446 del Código del Trabajo, en su número cinco, señala la enunciación precisa y concreta de las peticiones que se someten a la resolución del tribunal, -que se verifica examinando la parte petitoria de la demanda-, que en definitiva son las que determinan la competencia del Tribunal, pues éste únicamente está habilitado a pronunciarse respecto de solicitudes específicas que le formulen las partes, so pena de nulidad de la sentencia, en el caso la petición es dejar sin efecto la multa, en virtud de la acción el artículo 503 del código del trabajo, que para refrendar su postura, cita un fallo del Segundo Juzgado de Letras de Vallenar, confirmado por la Iltma. Corte de Apelaciones de esta ciudad, Reitera que de lo expuesto la acción intentada por su contraria es la del artículo 503 inciso del Código del Trabajo, interponiéndose en plazo extemporáneo de 73 días hábiles judiciales, por cuanto la notificación de la multa 1250/16/8-1 se realizó el 11 de febrero de 2016. Pide que se tenga por interpuesta la excepción y en definitiva se acoja en todas sus partes, con costas.

TERCERO: Que en el primer otrosí, en forma subsidiaria, el reclamado contesta la reclamación deducida en su contra, pidiendo el rechazo total de la misma y la expresa condenación en costas. En el acápite antecedentes generales señala que por denuncia del trabajador señor M.E.R.V. y don A.H. se realiza fiscalización sobre materia contrato individual, no otorgar el trabajo convenido, revisando documentación consistente en contrato de trabajo, constancia N°0301.2016.64 del señor H., constancias N°0301.2016.64 y N°0301.2016.80 del señor Rojas Valdivia. Que en entrevista...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR