Sentencia nº T-53-2014 de Juzgado de Letras del Trabajo de Concepción, 27 de Junio de 2014 - Jurisprudencia - VLEX 570548910

Sentencia nº T-53-2014 de Juzgado de Letras del Trabajo de Concepción, 27 de Junio de 2014

Fecha de Resolución27 de Junio de 2014
EmisorJuzgado de Letras del Trabajo de Concepción
ProcedimientoTutela

Concepción, veintisiete de junio de dos mil catorce.

VISTO Y OÍDOS:

Que comparece en esta causa RIT T-53-2014, don I.E.M.E., técnico electrónico, domiciliado en calle P.N.N.° 8727, V.C.. Lomas Coloradas, S.P. de la Paz, quien interpone conjuntamente denuncia de Tutela por vulneración de Derechos Fundamentales con ocasión del despido y cobro de indemnizaciones y prestaciones adeudadas en contra de su ex empleador, la empresa FOSTER WHEELER TALCAHUANO LIMITADA, del giro comercial, representada por don STEVEN MARK SMITH, Gerente General, cédula nacional de identidad N° 24.179.896-8, ambos con domicilio en Camino a R. 3230, Sector Cuatro esquinas, Hualpén, y en contra de ENAP REFINERÍAS BÍA BÍO S.A., representada por don PATRICIO ESTAY PELUCCHI, Ingeniero Químico, ambos domiciliados en calle camino a Lenga 2001, Hualpén, en calidad de demandado solidario, subsidiario, o simplemente conjunto, solicitando desde ya que sea acogida a tramitación y se dé lugar a ella en todas y cada una de sus partes, con expresa condenación en costas, en base a las consideraciones de hecho y de derecho que pasa a expresar y que se reproducen:

En virtud de contrato de trabajo, de fecha 15 de noviembre de 2004, ingresé a prestar servicios en calidad de ayudante de compra y bodeguero, a la empresa FOSTER WHEELER TALCAHUANO LIMITADA. En los hechos, comencé a trabajar ese día para la demandada siendo el contrato de trabajo suscrito entre don V.T.F.C., en representación de la empresa, y el suscrito, específicamente para desempeñar la función de antes referida, es decir ayudante de compra y bodeguero. En lo que respecta a la jornada de trabajo, la cláusula tercera del contrato, se estipuló que sería de 48 horas, las que se distribuían de lunes a viernes de 08:00 a 12:00 AM, y de 12:30 a 18:06 PM. La remuneración bruta pactada en la cláusula sexta del contrato de trabajo, consistía en $308.985 (trescientos ocho mil novecientos ochenta y cinco pesos) mensuales. Lo anterior incluye la proporcionalidad de la gratificación anual de acuerdo al sistema establecido en el artículo 50 del Código del Trabajo, esto es, con un tope de 4,75 ingresos mínimos mensuales. En la cláusula décima se pactó que la duración del contrato duraría hasta el día 15 de mayo de 2005 y que cualquiera de las partes podría ponerle término de conformidad a la legislación vigente, o a la que se dicte en el futuro.

Luego con fecha 1 de enero del año 2005, se modificó el contrato de trabajo en lo referente a la cláusula tercera del contrato de trabajo, en lo que dice relación con la jornada de trabajo, siendo esta entonces de 45 horas semanales, distribuidas de la siguiente forma:

Lunes a Jueves

Mañana : 08:00 horas. a.m. _ 12:00 horas. p.m.

Tarde : 12,30min horas. p.m. _ 17:51 horas. p.m.

Viernes

Mañana : 08:00 horas. a.m. _ 12:00 horas. p.m.

Tarde : 12:30 horas. p.m. _ 16:06 horas. p.m.

De la misma manera se modificó el punto sexto del contrato de trabajo en el sentido que a contar del °1 de enero del año 2005, en relación a las remuneraciones, quedando estas de la siguiente forma:

Remuneración base : $274.559

Gratificación legal : $47.500

Remuneración bruta : $322.059

Luego el día 16 de mayo de 2005, mi ex empleadora modificó el contrato de trabajo, referente a la duración del mismo, el cual se pactó en dejarlo indefinido.

Más tarde, con fecha 1 de enero de 2006, nuevamente se modifica el citado contrato de trabajo, en el punto sexto del mismo referido a las remuneraciones, quedando entonces en el valor de $362.643 pesos, cantidad que incluye la proporcionalidad de la gratificación anual de acuerdo al sistema establecido en el artículo 50 del Código del Trabajo, esto es, con un tope de 4/75 ingresos mínimos mensuales y así sucesivamente los años 2007, 2011, 2012 y 2013 se modificó el contrato de trabajo en el sentido de ir aumentando las remuneraciones quedando definitivamente en la suma de $1.300.000 (un millón trescientos mil pesos) mensuales, cifra la que no incluye la proporcionalidad de la gratificación legal anual de acuerdo al sistema establecido en el artículo 50 del Código del Trabajo, esto es, con un tope de 4,75 ingresos mínimos mensuales.

Por otra parte, esta empresa demandada principal, le presta servicios bajo la figura de la sub contratación a ENAP, a fin de operar PETROPOWER ENERGÍA LIMITADA.

Por último, durante todo el desarrollo de la relación laboral registré un excelente desempeño, acorde al contenido ético jurídico de todo contrato de trabajo, cumpliendo de forma responsable y eficiente cada una de las tareas que demandaba mi función. En efecto, por más de casi 10 años, existió una relación laboral ejemplar entre las partes, siendo el suscrito un trabajador responsable, altamente productivo y honesto; prueba de ello lo fueron las sucesivas modificaciones al contrato de trabajo en el cual se me aumenta progresivamente el sueldo alcanzando el cargo de operador en terreno el que desempeñaba hasta antes de ser injustificadamente despedido.-

Con fecha 25 de febrero de 2014, la demandada procedió a poner término a la relación laboral, mediante carta de despido invocando como causal la del artículo 161 inciso primero del Código del Trabajo, esto es, "necesidades de la empresa", y dicha desvinculación se haría efectiva a contar del mismo día. La demandada para fundamentar la causal referida señalada en su carta de despido, arguye lo siguiente:

Por medio de la presente lamentamos comunicar a usted que nuestra empresa, F.W.T.L., ha., ha decidido poner término a su contrato de trabajo, a contar del día de hoy, por la causal de Necesidades de la Empresa (artículo 161 inciso primero del Código del Trabajo) producto de la reestructuración del área a la cual Ud. Pertenece, derivado de necesidad de racionalización de los servicios y reorganización de la empresa. Le informamos que sus cotizaciones previsionales se encuentran al día hasta el 31 de enero de 2014, según consta de los comprobantes de pago y certificados de cotizaciones previsionales por toda la vigencia de la relación laboral en conformidad a la Ley. Además, le comunicamos que a contar del día de hoy estarán a su disposición en una Notaría a convenir, el finiquito a su contrato de trabajo, junto con el pago de la indemnización legal por años de servicio ascendente o $13.755.179.- y una indemnización por convenio colectivo ascendente a $3.056.706.-y una indemnización sustitutiva de aviso previo de acuerdo a la Ley, ascendente a $1.528.353.- más los haberes y menas los descuentos que por ley correspondan, según liquidación adjunta.

Sin embargo, como se probará en estos autos, el ejercicio de la potestad de dirección y mando de parte del empleador, manifestada en el acto del despido, ha vulnerado mis derechos fundamentales y constituye un acto lesivo de dichas garantías, particularmente, se ha vulnerado mi GARANTÍA DE INDEMNIDAD, pues, el acto del despido no es sino, el acto vulneratorio de dichas garantías que mi ex empleadora ha ejecutado en mi contra. Por otra parte, y como se acreditará, mi ex empleadora, realmente quería poner término a mi relación laboral como represalia por mi apoyo incondicional a una colega despedida y por formar parte de la lista de la primera Directiva del Sindicato de Trabajadores que se encontraba en formación.

  1. - Primer hecho por el cual sufro represalia: Sucede que con fecha 9 de abril de 2013 mi compañera de trabajo X.Q. fue despedida injustamente ya que había denunciado acoso sexual de parte de su jefe directo don J.C.E.. En dicha oportunidad me presenté como testigo de mi ex compañera despedida, situación la cual provocó un gran disgusto en la Gerencia de mi ex empleadora, a tal punto que fui observado en varias oportunidades en mis labores de trabajo y por palabras de mi ex gerente de operaciones, el Sr. J.B., "debía ser despedido en Abril del año 2013", lo cual no sucedió ya que no había nada ninguna causa o motivo por que hacerlo, y menos yo había dado algún motivo para proceder a una desvinculación. Si bien no fue necesario que yo declara en el juicio toda vez que aquel pleito finalizó por un avenimiento ante el Tribunal, si fui presentado en esa calidad, por lo que mi imagen ante mi ex empleadora fue de "un traidor". Desde ahí en adelante, tal como lo he relatado el trato afable de parte de mis ex empleadores a mi persona cambió radicalmente.

  2. - Segundo hecho por el cual sufrí las represalias que llevaron a mi despido: Decidí, a petición de varios de mis compañeros de trabajo, ser incluido en la lista postulante a formar parte del Directorio del Sindicato de Trabajadores de la empresa. En efecto, dado mi carácter firme y con principios muy claros y rectos, es que fui propuesto por varios de mis compañeros para formar parte de la Directiva que sería electa en el proceso de votaciones para el cargo, por lo cual mantuvimos varias reuniones entre los compañeros que decidimos formar parte de este proyecto. Las reuniones se realizaban en casa del Sr. R.L., mecánico de planta, quien también fue despedido el 25 de febrero del 2014, misma fecha de mi desvinculación y justo un día después de haber enviado la nómina de postulantes al Sindicato a la Inspección del Trabajo, como explicaré más adelante, levantándose acta de todo lo obrado, tal como acreditaré oportunamente. Es así como con fecha viernes 3 de enero de 2014, a las 17:00...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR