Sentencia nº T-153-2014 de Juzgado de Letras del Trabajo de Concepción, 20 de Enero de 2015 - Jurisprudencia - VLEX 570146226

Sentencia nº T-153-2014 de Juzgado de Letras del Trabajo de Concepción, 20 de Enero de 2015

Fecha de Resolución20 de Enero de 2015
EmisorJuzgado de Letras del Trabajo de Concepción
ProcedimientoTutela

Concepción, veinte de enero de dos mil quince.

VISTO Y OÍDOS:

Que comparece en esta causa RIT T-153-2014 don C.A.L.V., trabajador, con domicilio en Arturo Prat n° 83, comuna de C. y don N.A.O.S., trabajador, con domicilio en Caupolicán N° 493, comuna de Quillón, quienes interponen denuncia de tutela por vulneración de derechos fundamentales con ocasión del despido y, conjuntamente, de despido injustificado y cobro de prestaciones y subsidiariamente de despido injustificado y cobro de prestaciones en contra de su ex empleador don A.R.M., empresario, domiciliado en Pasaje 2 A, N° 737, Las Salinas, Talcahuano, y solidariamente en contra de la empresa CELULOSA ARAUCO CONSTITUCIÓN S.A., sociedad anónima del giro de su denominación, representada para estos efectos por don FÉLIX HÁRTATE BIAU, ambos con domicilio en Autopista del Itata KM 21, comuna de Ranquil; fundada en los aspectos de hecho y de derecho que exponen:

Que don C.A.L.V. comenzó a prestar servicios para el demandado don Á.R.M., con fecha 13 de junio de 2006, bajo vínculo de subordinación o dependencia, desempeñando funciones de pañolero en el Paño Central de Herramientas de la Planta Celulosa Nueva Aldea de la empresa Celulosa Arauco y Constitución S.A., para quien prestaba servicios el empleador directo. De esta forma, sus labores se encontraban referidas a trabajos propios de la función señalada, como entrega de herramientas, cuidado de las mismas, realizarle mantenciones, etc. Su jomada de trabajo era de 45 horas semanales, distribuidas en turnos por uno, seis por dos y seis por tres y en el periodo que media entre junio de 2006 a marzo de 2014 trabajó los días domingos y festivos, modificándose esta situación en abril de 2014, donde no se trabajó los días domingos y festivos. Además, en lo que respecta a su remuneración mensual, ésta se encontraba constituida por sueldo base ascendente a la suma de $300.000.- más bonos, siendo el promedio de sus últimas tres remuneraciones la suma de $ 444.590 y su contrato de trabajo era de duración indefinida.

Con relación a don N.A.O.S., indica, que comenzó a prestar servicios para el mismo demandado principal el 24 de marzo de 2011, desempeñando también funciones de pañolero en el Paño Herramientas de la Planta Celulosa Nueva Aldea de la empresa Celulosa Arauco y Constitución S.A para quien prestaba servicios el empleador directo, con una jornada de trabajo de 45 horas semanales, distribuidas en turnos rotativos seis por uno, seis por dos y seis por tres. Añade que entre junio de 2006 y marzo de 2014 trabajó los días domingos y festivos, modificándose esta situación el abril de 2014, donde no se trabajó los días domingos y festivos. Su remuneración mensual se encontraba constituida por sueldo base ascendente a la suma de $300.000 más bonos, siendo el promedio de sus últimas tres remuneraciones la suma de $425.000 y su contrato de trabajo era de duración indefinida.

Ambos relatan que el día 30 de agosto de 2014 se puso término a sus funciones por la causal “necesidades de la empresa” a que alude el art. 161 del Código del Trabajo, sin mediar previo aviso, sin que jamás recibieran comunicación escrita de término de contrato que expresara alguna causal legal o los hechos en que se fundaba, al tenor de lo establecido en el artículo 172 (sic) del Código del Trabajo.

Agregan que desde hace un año a esta fecha fueron objeto de una serie de presiones indebidas de parte de su empleador directo y de la empresa Celulosa Arauco Constitución S.A, circulando diariamente el rumor de que tanto el Sr. L. como el Sr. O. sustraían constantemente herramientas del paño , repuestos, elementos de lubricación, etc., siendo objeto de malos comentarios de partes de otros funcionarios de la celulosa , miradas sospechosas, situación que derivó en el hecho de que la empresa instaló cámaras de vigilancia en el sector y contrató tres personas encargadas del inventario de los elementos existentes en el lugar, quienes ejercían una presión constante sobre los actores. Esta situación afectó su normal desenvolvimiento ya que durante el lapso que trabajaron en el pañol, jamás se perdió o extravió alguna herramienta u otro elemento y desembocó en que ambos salieron un lapso con licencia médica. Aclara que, sin embargo, la situación de don N.O. fue más grave, por cuanto en el mes julio consultó con un psicólogo en Chillan, ya que arrastraba una depresión y angustia por esta situación, siendo derivado a psiquiatra, quien le otorgó licencia por 20 días y tratamiento psicológico y por la situación antes descrita, el que se mantiene hasta el día de hoy, sin embargo, por falta de recursos no ha podido continuar. Además, O. hizo presente en la empresa el problema que le aquejaba no siendo oído por el personal de la Celulosa, por cuanto cualquier consulta al organismos de seguridad laboral implicaba un aumento de aranceles que debería pagar la mandante al mandatario, y una mala imagen para la empresa. Cuentan que el día 9 de septiembre de 2014 se acercaron a la Inspección Comunal del Concepción a estampar el pertinente reclamo y se citó a comparendo de conciliación el día 29 de septiembre no arribándose a conciliación alguna.

Hacen presente que según se desprende de la exposición de los hechos, el demandado manifiestamente violentó los derechos fundamentales de ambos actores, específicamente, el vida y a la integridad tísica y psíquica de la persona y el derecho al respeto y protección de la honra de la persona y su familia, expresamente reconocidos en la Constitución Política 19 N° 1 inciso 1° y N° 4 del Capítulo III de la Carta Fundamental. Los derechos fundamentales encuentran en los valores superiores de la dignidad humana, la libertad y la igualdad sus parámetros modeladores y conformadores, de forma tal, que los mismos deben necesariamente explicarse, interpretarse y aplicarse a partir de dicho reconocimiento. Los derechos fundamentales constituyen entonces, la expresión jurídica más tangible y manifiesta de la dignidad de la persona humana y de los valores de libertad e igualdad, siendo su categorización de "fundamentales" una manifestación del contenido axiológico y postura valorativa concreta respecto de la dignidad inherente a toda persona. Agrega que la finalidad genética de tales derechos es favorecer el desarrollo integral de la persona humana, potenciando todas las posibilidades derivadas de su condición y se constituyen así, en verdaderos derechos subjetivos, en tanto amparan y tutelan los espacios de libertad de los ciudadanos garantizando un "status jurídico" para los mismos irrenunciable e irreductible. De esta forma los derechos fundamentales han de regir plenamente en cualquier ámbito, siendo oponibles por tanto, no sólo a los poderes públicos sino también a los sociales, desarrollando así una eficacia horizontal o pluri direccional.

Aducen que en nuestro país, la denominada eficacia horizontal de los derechos fundamentales rige plenamente bajo el principio de vinculación directa de la Constitución, en los términos de su artículo inciso que señala "los preceptos de esto Constitución obligan tanto a los titulares o integrantes de dichos órganos como a toda persona, institución o grupo". A su vez, -continúa- encuentra su expresa consagración en el ámbito de las normas laborales en el artículo inciso del Código del Trabajo que reconoce la función limitadora de los derechos de los poderes empresariales, al disponer "el ejercicio de las facultades que la ley le otorga al empleador tiene como límite el respeto a las garantías constitucionales de los trabajadores, en especial cuando pudieran afectar la intimidad, la vida privada o la honra de estos". De esta forma, nuestra legislación contiene un reconocimiento de la plena vigencia de los derechos fundamentales de los trabajadores en la empresa, lo que se ha denominado por la doctrina como "ciudadanía en la empresa"; reconocimiento que está llamado a constituirse en la idea matriz que ha de conformar y determinar, de forma ineludible, la interpretación del conjunto de las normas que regulan las relaciones laborales. En el concreto ámbito de la vigencia de los derechos fundamentales del trabajador se manifiesta en el reconocimiento de los derechos fundamentales denominados "inespecíficos o de la personalidad" en las relaciones laborales, lo que implica una valoración ya no simplemente del trabajo sino que de la trabaja, y que a tal efecto en la Constitución está tratada no como trabajada ciudadano. Se produce así, una "impregnación laboral" de derechos de alcance circunscritos a la relación de trabajo. Se trata de derechos del "ciudadano trabajador como trabajador ciudadano" (M.P.L., Los derechos laborales en la española, CEC (Cuadernos y Debates), Madrid, 1991, p. 31).

Aseguran que el derecho a la integridad personal es aquel derecho humano fundamental y absoluto que tiene su origen en el respeto debido a la vida y sano desarrollo de ésta. Es el derecho al resguardo de la persona, en toda su extensión, bien sea en su aspecto físico como mental. El ser humano por el hecho de ser tal tiene derecho a mantener y conservar su integridad física, psíquica y moral. La Integridad física implica la preservación de todas las partes y tejidos del cuerpo, lo que conlleva al estado de salud de las personas. La integridad psíquica a, por su parte, es la conservación de todas las habilidades motrices, emocionales e intelectuales. La integridad moral hace referencia al derecho de cada ser humano a desarrollar su vida de acuerdo a sus convicciones. El reconocimiento de este derecho implica, que nadie puede ser lesionado o agredido físicamente, ni ser víctima de daños mentales o morales que le impidan conservar su estabilidad...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR