Dictamen nº 38116 de Contraloría General de la República, de 28 de Julio de 2004 - Doctrina Administrativa - VLEX 238926866

Dictamen nº 38116 de Contraloría General de la República, de 28 de Julio de 2004

N° 38.116 Fecha: 28-VII-2004

Mediante oficio 825/2004, el Director del Trabajo (S), solicita a esta Contraloría General que se reconsideren o precisen los alcances del dictamen N° 1.799, de 2004, en el sentido que se establezca si se ajusta a derecho la evaluación del perfil de fiscalizador que se efectuara en el concurso para empleos de Técnicos a contrata a que se refiere dicho pronunciamiento, atendido el análisis que sobre el caso se expresa en el Reservado N° 88 de 2004, de la Oficina de Contraloría de la Institución, que adjunta.

Luego, manifiesta que si se sostiene que dicha evaluación psicolaboral no es procedente, por no haberse establecido ponderación a su respecto, se hace inaplicable la posibilidad de los postulantes de optar por los destinos de su interés, correspondiendo a la autoridad, en su concepto, según la regla general, decidir los lugares de desempeño.

Asimismo, solicita se revise la jurisprudencia administrativa elaborada en materia de concursos para empleos a contrata, en razón del análisis realizado en el mismo Reservado N° 88, de 2004, o al menos que se precisen los alcances de la nulidad de tales certámenes, en el sentido que, en tal evento, la jefatura superior recupera la potestad de designar libremente a dicho personal.

Sobre el particular, y en primer término, cabe recordar que en el citado oficio N° 1.799, del presente año, este Órgano Fiscalizador, junto con acoger un reclamo interpuesto por el funcionario señor XX, quien obtuviera el mayor puntaje en un certamen convocado para proveer cargos a contrata, en el estamento de Técnicos, asimilados al grado 16° E.F., para ser desempeñados en distintas localidades del país, concluyó, en suma, que en la determinación del puntaje final de los participantes, no ha correspondido considerar ningún rubro o elemento de juicio respecto del cual no se haya fijado una ponderación en las bases del concurso, como ocurriera en el de la especie, en que se procedió a evaluar el perfil psicológico de fiscalizador que poseían los concursantes.

Por su parte, y a través del oficio Reservado N° 88, de 2004, de la Contraloría del Servicio recurrente, se plantean una serie de argumentaciones que, en síntesis, pretenden validar la evaluación psicológica que se efectuó en el concurso en comento, "y que se refirió nominalmente a cumplir o no con el perfil de fiscalizador", las que dejarían de manifiesto, en su concepto, que no existe ilegalidad alguna al realizarla, pues lo que correspondía evaluar era el perfil fijado para el cargo determinado en las bases, con el objeto de mejorar sus labores operativas y no de apoyo o técnicas, agregando que todo ello armoniza con los principios de eficiencia y de aprovechamiento de los medios disponibles, conforme a las disposiciones legales que cita.

A continuación, se señala en dicho reservado que si se estima que la falta de ponderación de la evaluación psicológica afecta la validez del proceso, como lo sostiene la Contraloría General en el oficio N° 1.799, de 2004, no concurriría el presupuesto que permitiría a los seleccionados optar, según su ubicación de acuerdo al puntaje...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR